Compartir
Publicidad
Publicidad
Si te encuentras estas camisetas y chapas en los sanfermines, puedes denunciar (simplemente yendo a comisaría)
Feminismo

Si te encuentras estas camisetas y chapas en los sanfermines, puedes denunciar (simplemente yendo a comisaría)

Publicidad
Publicidad

Las noticias que nos llegan desde Pamplona en relación al acoso y la humillación a las mujeres no dejan de darnos una de cal y una de arena. Si un día nos encontramos con vídeos que muestran actitudes intolerables de acoso, al siguiente nos confirman desde Pamplona que la mayoría de asistentes a la fiesta demuestran su oposición a estas actitudes públicamente. Por desgracia, hoy nos toca leer de nuevo malas noticias, esta vez en forma de materiales que circulan a la venta por el rastrillo del Parque de la Taconera y en otros puntos en la capital navarra, y de camisetas lucidas por grupos de hombres por las calles de la ciudad. Las imágenes, distribuidas a través de Twitter, hablan por sí solas sobre el tipo de material al que nos referimos.

Las redes sociales han ardido de indignación contra la presencia de este tipo de materiales en las calles de Pamplona, especialmente cuando las autoridades se han esforzado por fomentar unos sanfermines libres de delitos sexuales, tras la supuesta violación en grupo del año pasado, que marcó en cierta manera un antes y un después.

Hemos hablado con José L. Prieto, abogado especializado en violencia de género, para que nos respondiera a una pregunta muy simple: «¿Se pueden denunciar estos materiales?». Y no hablamos de denuncias a través de las redes sociales, sino de presentar una denuncia real, ante la policía. Y su respuesta ha sido contundente: «A todas luces, es denunciable».

El artículo 510 del Código Penal especifica que cometen un delito de odio «quienes públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia por razones de género. También cometen delito de odio quienes produzcan, elaboren, posean con la finalidad de distribuir, faciliten a terceras personas el acceso, distribuyan, difundan o vendan escritos o cualquier otra clase de material o soportes que por su contenido sean idóneos para fomentar, promover, o incitar directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia por razones de género».

Lo amplía diciendo que también lo cometen «quienes lesionen la dignidad de las personas mediante acciones que entrañen humillación, menosprecio o descrédito por razones de género, o produzcan, elaboren, posean con la finalidad de distribuir, faciliten a terceras personas el acceso, distribuyan, difundan o vendan escritos o cualquier otra clase de material o soportes que por su contenido sean idóneos para lesionar la dignidad de las personas por representar una grave humillación, menosprecio o descrédito por razón de género».

Leídos esos apartados del Código Penal, quedan pocas dudas de que no todo vale en aras de la libertad de expresión. Se puede denunciar y serán los jueces quienes determinen si lo consideran delito contra estos artículos del Código Penal o lo dejan pasar «como una chiquillada». Pero la posibilidad de denunciarlo existe, y ni siquiera es tan complicada como podamos imaginar: basta con ir con las pruebas a una comisaría y será el propio el propio Ministerio Fiscal quien forme parte de la instrucción judicial en defensa de la víctima, que en ese caso es víctima "colectiva".

Actualización: la Policía Municipal de Pamplona ha decomisado 219 de estas chapas con mensajes ofensivos y se está investigando ya la posible comisión del delito de odio mencionado.

Imágenes | Twitter LilithFeminista.

En Trendencias | Hablamos con mujeres asistentes a los sanfermines y tenemos buenas noticias: confirman que hay más sensibilidad hacia el acoso

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos