Compartir
Publicidad
Publicidad

Michelle Obama está harta del doble rasero que hay en la Casa Blanca (y en el resto del mundo)

Michelle Obama está harta del doble rasero que hay en la Casa Blanca (y en el resto del mundo)
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¡Cómo nos gusta Michelle Obama! Especialmente porque dice cosas muy lógicas y casi siempre tiene toda la razón. Como en una de sus últimas declaraciones en las que ha protestado por el doble rasero que hay a la hora de juzgar a los dos inquilinos de la Casa Blanca, las expectativas respecto a look y apariencia que se les exige a las mujeres frente a las que se les exige a los hombres. Y, más razón que una santa, cómo esa disparidad no sólo es injusta y superficial sino que además infantiliza a las mujeres.

Quizá ahora Michelle Obama no lo sufra en persona, pero tanto ella como los demás estamos viendo que Melania Trump está pasando por lo mismo. De la nueva Primera Dama de Estados Unidos nos importa todo... lo relativo a sus looks. Cómo viste, cómo lleva el pelo, qué complementos ha elegido, etc. Y por supuesto que nos encanta la moda y todo lo que la rodea, pero es inevitable no pensar también que es injusto y que a su marido, el Presidente Donald Trump, no le juzgamos por los mismos estándares ni le exigimos estar siempre en perfecto estado de revista.

De eso precisamente habló Michelle Obama hace unos días en una entrevista que le hicieron, cuando explicó lo injusto que le parecía que se le juzgara a ella diferente que a su marido en cualquier evento al que acudían: "la gente fotografía los zapatos que llevo, los brazaletes, el collar. Pero no comentan que durante ocho años él ha llevado el mismo el esmoquin o los mismos zapatos", explicó. "El además está orgulloso de ello. En plan: ‘¡Mmm! Estoy listo. Estoy listo en diez minutos. Mmmm, mmmm. ¿Cuánto te ha llevado a ti?’".

michelle obama

La tremenda diferencia que hay entre el esfuerzo que se espera de un hombre que acude a un acto público frente al que se le exige a una mujer es escandaloso, especialmente en casos como el de Michelle Obama, una mujer profesional de carrera que ha llegado tremendamente lejos y no precisamente basándose en la ropa que llevaba.

Es cierto que Michelle Obama ha conseguido convertirse en todo un icono de la moda mientras ocupó el puesto de Primera Dama de Estados Unidos y que sus looks han acaparado páginas y portadas, nos han enamorado y los esperábamos con ansiedad. Ah, y que en este capítulo siempre ha conseguido ensombrecer a su marido (algo que no nos extraña. Si llevó el mismo esmoquin durante ocho años, ¿qué esperaba?). La moda es divertida y actúa en beneficio de los que disfrutan con ella. Pero también tiene ese punto más oscuro si todo, absolutamente todo se reduce a qué lleva puesto ella o cualquier otra mujer relevante de la vida pública.

Fotos| Gtres

En Trendencias|Michelle Obama tiene un buen consejo que darte, testado por ella misma, para cuidar a tus amigas toda la vida

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos