Compartir
Publicidad
Las camisetas feministas no son solo moda, también solidaridad. Y este grupo de diseñadoras lo demuestran
Feminismo

Las camisetas feministas no son solo moda, también solidaridad. Y este grupo de diseñadoras lo demuestran

Publicidad
Publicidad

Si hay una tendencia que ha arrasado en los últimos meses es la de las camisetas con mensaje feminista. El rebrote del sentimiento girl power a raíz de la victoria de Donald Trump y de la Marcha de las mujeres en Washington y otras ciudades del mundo, sumado a hitos de las pasarelas como la camiseta We should all be feminists de Dior han hecho que las prendas con mensaje feminista se conviertan en un must de esta temporada.

Precisamente ese hecho, la posible utilización de la lucha feminista como objeto de consumo, se ha convertido en blanco de las críticas por parte de algunos sectores del feminismo. De hecho, Dior reaccionó a ellas iniciando una colaboración con la Fundación Clara Lionel, fundada por Rihanna, para que parte de lo recaudado con la venta de su ya mítica camiseta se utilice para fines sociales.

I ❤️️@dior

Una publicación compartida de badgalriri (@badgalriri) el

Y ese leitmotiv, que lo recaudado por las ventas de camisetas con mensaje feminista sirva para financiar diferentes causas sociales, es también el que subyace tras el trabajo de un grupo de diseñadoras de Minnesota (Estados Unidos), que se han puesto manos a la obra para trabajar por el feminismo por una doble vía: difundiendo el mensaje a través de camisetas reivindicativas y utilizando parte de los beneficios para financiar causas sociales.

Maddy Nye es una de esas diseñadoras. La camiseta estrella de su colección es el modelo Matriarch, cuyo precio de venta al público es de 30 dólares (27,60 euros). El 50% de los beneficios que obtiene por ella van destinados a ONGs que trabajan por la igualdad de las mujeres y los colectivos LGTBQ. Cada mes selecciona una diferente, entre las que se cuenta, por ejemplo, la International Women's Health Coalition, que trabaja por la salud reproductiva y sexual de mujeres y niñas en países en vías de desarrollo.

the Matriarch tee! 50% of proceeds to women's + LGBTQ + human rights. link in profile → yoursmadly.com/matriarch

Una publicación compartida de Maddy Nye (@maddynye) el

Michelle LeBlanc, por su parte, reconoce que reaccionó a raíz de la victoria de Donald Trump y la misoginia de algunas de sus posturas. Diseñó la camiseta Solidarité féminine, en color melocotón, que se ha convertido en un éxito de ventas en su tienda. Con un precio de venta de 42 dólares (38,64 euros), la mitad de su recaudación va destinada a Planned Parenthood, una de las asociaciones más afectadas por las políticas del nuevo presidente americano. De momento, han recaudado más de 2.000 dólares (unos 1.840 euros) para la causa.

Mille

Chelsea Brink es otra de las diseñadoras que forman parte del grupo. Ella decidió convertir el ya mítico tatuaje Nevertheless, she persisted (os contamos su historia hace algunas semanas) en una camiseta, y destinar los beneficios íntegros por su venta a asociaciones que luchan por los derechos de las mujeres, como la Fundación Malala, She Should Run o el National Women’s Law Center.

Imágenes | Mille, Crystal Quinn.

En Trendencias | La ya mítica camiseta feminista de Dior financiará la ONG de Rihanna

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos