Compartir
Publicidad
Publicidad

Esta es la increíble historia que hay detrás del tatuaje feminista que todas quieren hacerse

Esta es la increíble historia que hay detrás del tatuaje feminista que todas quieren hacerse
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un evento en Facebook que se convirtió en público por error, un mensaje feminista que va camino de convertirse en histórico y un estudio de tatuajes colapsado. Esos son los tres ingredientes de una historia un poco surrealista pero llena de mensaje girl power. Todo empieza con una cita, que sin ninguna intención por parte de su emisor, va camino de convertirse en un icono del feminismo: «Nevertheless, she persisted» (Sin embargo, ella persistió). Esta es la historia completa.

El origen del mensaje

El pasado día 8 de febrero, durante un debate parlamentario, la senadora demócrata Elizabeth Warren leyó una carta escrita en 1986 por Coretta Scott King, la viuda de Martin Luther King Jr. Fue entonces cuando su oponente republicano, el senador Mitch McConnell, la interrumpió y la amonestó públicamente por incumplir las normas de la cámara. Utilizó la siguiente frase: «She was warned. She was given an explanation. Nevertheless, she persisted» (Fue advertida. Se le dio una explicación. Sin embargo, ella persistió).

En el contexto político americano actual, el mensaje fue tomado como un grito de guerra y, pronto, las redes sociales se llenaron de mujeres que aplaudieron el mensaje de persistencia de Warren. Ya entonces se empezaba a hablar de tatuajes con esa frase, e incluso #NeverthelessShePersisted se convirtió en tendencia en las redes sociales.

El evento en Facebook

Nora McInerny es una blogger y escritora de Minnesota que se sintió inspirada por el mensaje. Decidió tatuarse ese «Nevertheless, she persisted» y creó un evento en Facebook para invitar a unos pocos amigos a que se unieran a ella en el estudio de tatuajes. Solo que se equivocó al configurar la privacidad del evento y este acabó siendo público. Pocas horas después, casi 2.000 personas habían confirmado su asistencia.

Evento

El estudio de tatuajes colapsado

Por suerte o por desgracia, no aparecieron esas 1.965 personas en el estudio de tatuajes elegido, el Brass Knuckle Tattoo de Minnesapolis. Pero sí unas 150 mujeres, todas ellas decididas a tatuarse el mensaje de lucha sobre su piel. Finalmente, el estudio se quedó sin materiales tras tatuar a unas 70, y el resto tuvieron que esperar.

Cada tatuaje costó unos 75 dólares, de los que 55 fueron donados a Woman Wining, una ONG feminista. En total, se recaudaron unos 4.000 dólares. Una historia que comenzó como un evento privado, provocado por una frase que nunca pretendió ser un mensaje feminista, y que acabó convertido en cientos de tatuajes a lo largo de Estados Unidos.

Imágenes | Facebook.

En Trendencias | Estos 7 tatuajes feministas tan molones te inspirarán para sacar tu lado más girl power

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos