Compartir
Publicidad
Publicidad

"Hay barrios en Francia en los que una mujer ya no puede llevar falda", afirma la filósofa Elisabeth Badinter

"Hay barrios en Francia en los que una mujer ya no puede llevar falda", afirma la filósofa Elisabeth Badinter
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace tan sólo dos semanas 20.000 mujeres que viven o trabajan (o pasean) por Chapelle, un barrio de mayoría musulmana en Francia, han denunciado el continuo acoso y los insultos que sufren en la calle de esta zona, bien por pasear solas, bien por llevar tacones y faldas. Una denuncia a la que se ha unido la inconfundible voz de Elisabeth Badinter.

Considerada como una de las grandes intelectuales con mayor influencia en su país, Bandinter ha hablado alto y claro en la publicación Le Point sobre el retroceso en las libertades de la mujer.

Filósofa, feminista, dueña del gigante de la publicidad Publicis y polémica en muchas ocasiones. Badinter lleva más de cuatro décadas publicando ensayos sobre la búsqueda de la igualdad plena, el amor materno o la diferencia sexual, alguno de los cuales han creado bastante polémica en su país de origen, como cuando afirmó que "la maternidad es la nueva forma de esclavitud".

Con sus últimas declaraciones en Le Point puede que también vuelva a provocar una polémica, pero nada nuevo, nada de lo que no hayamos hablado antes sobre el retroceso de las libertades de las mujeres en algunos barrios con una población mayoritariamente musulmana de Francia. Hace un tiempo os hablamos en este artículo de la segregación que sufrían las mujeres en cafeterías y bares de algunas poblaciones.

En el caso de la vestimenta, ya Badinter advirtió en el año 2014 que le había sorprendido la ropa que llevaban muchas adolescentes cuando acudió a ver una película en una escuela en un distrito 18º de París, un barrio con mucha población inmigrante, y la falta de faldas cortas, en general, cómo le había impactado. Como en la película La journée de la jupe (“Skirt Day”) lo achacó a la presión que sufrían las jóvenes de vestir modestamente.

En esta ocasión, Badinter, desde Le Point, habla sobre su sensación de que tras años de conquista y de conseguir superar fronteras como el divorcio, la contracepción o la libertad social, tiene la impresión de que hay una gran regresión en los derechos de la mujer. En Le Point habla de la situación de las mujeres en algunos barrios de París, lugares en los que no se puede caminar por algunas aceras debido a la aglomeración de hombres y donde una mujer no puede caminar sola sin que la insultan o la agredan. Una situación que ella misma confiesa haber vivido in situ, también en el metro, no es sólo en París, en toda Francia.

Durante la entrevista Badinter también replica al candidato Benoit Hamon, que durante la campaña política explicó que si en muchos bares no había mujeres era por tradición obrera. Ella está segura de que algo está cambiando y que si ahora violan a una mujer es culpa suya, por ir provocando. E incluso habla de lo sorprendida que está de que muchos partidos políticos se hayan pronunciado a favor de restricciones en los abortos.

Elisabeth Badinter también lleva dos décadas oponiéndose al velo integral, incluso pidiendo el boicot de las marcas que vende moda islámica desde el periódico Le Monde. En 1989 lo tildó de “signo de sumisión” de la mujer. Veinte años más tarde, lo consideró más bien “un estandarte de una ofensiva integrista”. En opinión de esta filósofa hace apenas dos décadas no había ni una mujer con velo en Francia y en su opinión se ha producido un trabajo de proselitismo en las banlieues, que empieza en los imanes pero va más allá en una lucha contra el modelo laico francés que ella con tanta pasión defiende.

Foto| Pixabay.com

En Trendencias|El mejor cartel contra el acoso sexual a trabajadoras lo hemos encontrado en un pub del Reino Unido (y Twitter lo confirma)

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos