Compartir
Publicidad

En plena Francia, en el siglo XXI, un vídeo muestra que se ha vuelto a segregar a mujeres en los bares y calles

En plena Francia, en el siglo XXI, un vídeo muestra que se ha vuelto a segregar a mujeres en los bares y calles
6 Comentarios
Publicidad

Podría parecer que sucede en algún lugar de Oriente Medio donde es habitual que las mujeres y los hombres hagan vidas separadas, pero no, se trata de Francia y estamos en el siglo XXI. Este vídeo se está convirtiendo en viral por la sorpresa de encontrarnos esa segregación a apenas media hora del centro de París. En el vídeo, las mujeres que entran en una cafetería en la que solo hay hombres, son invitadas a salir y a esperar fuera. Sucede en un suburbio de Francia y es mucho más habitual de lo que pensamos.

En los barrios con una población mayoritaria musulmana de Francia apenas se ven mujeres por la calle, y ellas no entran en las cafeterías ni en las tiendas, están totalmente excluidas de la vida pública. Como vemos en el vídeo, la vida del barrio transcurre con normalidad hasta que observas la ausencia de mujeres.

Para comprobarlo, unas mujeres con una cámara, pertenecientes a la asociación Brigade des Meres, se adentran en un café a plena luz del día y su presencia parece "molestar" a los clientes. Les dicen que "solo hay hombres en ese lugar y que deberían esperar fuera. Que en ese suburbio tiene diferente mentalidad que en Francia y que hacen lo mismo que en sus países". Es una cuestión de mentalidad, tradición y religión.

Las mujeres musulmanas que viven en esos suburbios se sienten amenazadas porque todo son prohibiciones. Como comenta en el vídeo una mujer que vive en Lyon, las mujeres "deben pasar desapercibidas", no destacar con el maquillaje ni los peinados, llevar ropa oscura y pantalones. Parece una vuelta atrás en los derechos de la mujeres, pretendiendo borrar la presencia femenina, que resulta inaceptable en una sociedad abierta, moderna e igualitaria.

En Trendencias | La violación en el mundo musulmán acaba castigando a la mujer. Para occidente, el mundo al revés

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio