Compartir
Publicidad

Buscando un padre para mi bebé: ¿cómo se decide quién será tu donante si quieres ser mamá a solas?

Buscando un padre para mi bebé: ¿cómo se decide quién será tu donante si quieres ser mamá a solas?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las madres solteras por reproducción asistida son una realidad muy común, que crece sin parar hasta llegar al 44,5% de madres en 2015. ¿Cómo funciona este proceso?, hasta qué punto pueden las mujeres "elegir" al que será el padre "desconocido" de su bebé. Para conocer de cerca esta realidad hemos entrevistado a una clínica de reproducción asistida y a dos madres, Diana y Raquel, que han pasado por la experiencia.

En general, estas madres están muy contentas, a pesar de las dificultades con las que se encuentran. Las técnicas de reproducción asistida se realizan solamente cuando hay posibilidades de éxito, no supone un riesgo grave para su salud, física o psíquica, están debidamente informadas sobre los aspectos biológicos, jurídicos y éticos y ha habido con aceptación libre y consciente de la madre y del donante de esperma. Por lo que son muy comunes sus buenas palabras acerca del proceso. "Si lo sé, lo hago antes", Diana, madre de una niña de tres meses.

¿Mi hijo se parecerá a mí?

La regulación de la Ley española de Reproducción Asistida deja poca capacidad de elección sobre las características del padre y la selección del donante la hace el equipo médico, no la madre, tratando de buscar que se parezca lo máximo a la madre. Según la ley actualmente en vigor, no se pueden seleccionar las características del donante a petición de la receptora.

El equipo médico elige, y la madre tiene derecho a conocerlo, la raza, el color de pelo, de piel y ojos, así como la altura y el peso, y si tiene el pelo liso o rizado. Aunque lo más importante de todas las características que se controlan y eligen es el grupo sanguíneo, para que sea más compatible y fácil el embarazo. No conoces nada de sus estudios, trabajo, personalidad, etc. Solo sabes que se trata de una persona sana.

El cuestionario que se le hace a la madre es muy sencillo, como nos han enviado de la Clínica Mar & Gen, aparte de sus datos personales, se indican algunos datos médicos y las características físicas de la paciente receptora.

Cuestionario

Como especifica el artículo 6.5 de la Ley de Reproducción Asistida:

En la aplicación de las técnicas de reproducción asistida, la elección del donante de semen sólo podrá realizarse por el equipo médico que aplica la técnica, que deberá preservar las condiciones de anonimato de la donación. En ningún caso podrá seleccionarse personalmente el donante a petición de la receptora. En todo caso, el equipo médico correspondiente deberá procurar garantizar la mayor similitud fenotípica e inmunológica posible de las muestras disponibles con la mujer receptora.

Lo que tratan de buscar es que el niño sea lo más parecido a ti, así que los ojos azules de tu bebé si tú no los tienes así, serían cuestión de un capricho de la genética. Tampoco aconsejan que tengas un bebé mestizo por mucha ilusión que te pueda hacer.

Madres Solteras 1

El doctor Jan Tesarik, Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad de Praga, de la Clínica Mar & Gen, nos explica lo que dice la Ley de Reproducción Asistida al respecto. "Según la ley, 'para las mujeres solteras el equipo debe garantizar la máxima similitud con las características físicas de la mujer receptora'. Esta exigencia legal parece por lo menos poco justificada, ya que no se supone que la mayoría de mujeres en esta condición deseen que su descendencia parezca su propio clon".

"Sería razonable una revisión correspondiente de la Ley, dando a las mujeres solteras una opción de elegir las características del donante. Por otro lado, parece justificado asimilar al máximo posible las características biológicas del donante de esperma, tales como el grupo sanguíneo o el haplotipo HLA, con las de la receptora para minimizar el riesgo de cualquier tipo de incompatibilidad"

No eliges las características físicas, como nos cuenta Raquel, madre de dos niños a través de reproducción asistida: "no elegí las características físicas de los padres, y tampoco lo hicieron en la clínica, sino que fue directamente el laboratorio quien eligió un donante de semen para mí según mis características personales y posteriormente me informaron de cómo era el padre del bebé al realizar la inseminación".

Raquel no pudo escoger ninguna característica de los padres para sus hijos, pero que tampoco buscaba nada en especial. De hecho, no la informaron de cómo era el padre hasta que se produzco la concepción. Incluso, sobre el papel, vio que las características tampoco eran demasiado parecidas a las suyas, algo que en teoría deben buscar con la inseminación.

Todo cambia si decides acudir a la empresa Cryos International, que vende esperma criogenizado desde Dinamarca para que te puedas hacer la inseminación en tu propia casa. Ahí disponen de todo tipo de informes, estudios y detalles de los posible padres. Diana, que estuvo informándose en la web de Cryos, dice que se volvió loca mirando perfiles psicológicos, fotos de los donantes, y completísimos informes de más de 30 hojas. "No tiene sentido obsesionarte con conocer todos los detalles del padre, al fin y al cabo, tampoco sabes tanto de tus parejas", así que descarté elegir el padre a través de la web.

¿Quién puede ser donante de esperma para la reproducción asistida?

Los donantes suelen ser muy jóvenes, y como máximo, según la ley pueden tener un máximo de seis hijos por reproducción asistida. Su anonimato está garantizado, se les aclara que jamás llegarán a conocer a sus hijos, y aunque hay compensación económica por someterse al proceso, se busca que sea más una decisión de carácter altruista que económica.

En la clínica de reproducción asistida a la que acudió Diana buscaban donantes entre estudiantes universitarios de primeros años de carrera, y en Quirón, donde se inseminó Raquel, a veces buscan donantes entre estudiantes de Erasmus, para asegurar la diversidad genética.

El doctor Jan Tesarik nos explica que: "Los donantes tienen que cumplir una serie de características para poder ser seleccionados. "Los donantes deberán tener entre 18 y 50 años, aunque la mayoría de las clínicas limitan la edad máxima de los donantes a 35 años, buen estado de salud psicofísica (pasan test psicológico y visita con urólogo), calidad seminal excelente y plena capacidad de obrar. Se comprueba que los donantes no padecen enfermedades genéticas, hereditarias o infecciosas transmisibles a la descendencia".

En cuanto al número máximo de hijos por donante, que es de seis con la ley actual, se hace para evitar la consanguinidad, de momento, su cumplimiento solo se puede asegurar a través de la buena fe del donante, ya que es el que informa a la clínica sí ha realizado donaciones previamente, cuando lo hizo y en qué clínica.

Como nos informa el Doctor Jan Tesarik: "Esta situación está a punto de cambiar, a partir de la entrada en funcionamiento del Registro Nacional de Donantes que permitirá la comprobación de dichos datos mediante consulta al registro correspondiente. Sin embargo, este sistema no funcionará de forma retroactiva y solo podrá evitar infracciones relacionadas con el número de previas donaciones en el futuro".

La experiencia de las madres solteras

Hemos hablado con Diana y Raquel y ambas hablan maravillas del proceso, de la amabilidad con la que les atendieron en las clínicas de reproducción asistida, y sobre todo, de sus hijos. En los dos casos el procedimiento fue bastante rápido y no tardaron en quedarse embarazadas, aunque hay casos en los que cuesta algo más y en lugar de realizar una inseminación artificial con esperma de donante tienen que recurrir a una fecundación in vitro, lo que encarece el proceso.

Las probabilidades de quedarte embarazada tras la inseminación están entre un 10 y un 15% (igual que si mantiene relaciones sexuales completas sin utilizar métodos anticonceptivos), aunque la probabilidad se puede aumentar con medicación. Pagas por ciclo ovulatorio, hasta que consigues quedarte embarazada. Posteriormente, la clínica te hace el seguimiento hasta que se escucha el primer latido del feto en la tripa.

Madres Solteras 2

Las madres también pasan bastantes pruebas antes de someterse a la inseminación, nos informa Diana, comprobando enfermedades graves, y pasando pruebas como ecografías, citologías, análisis de óvulos y de la hormona antimülleriana para comprobar las posibilidades de quedarse embarazada fácilmente y la reserva ovárica de la mujer.

Diana nos cuenta que tardó muchos años en decidirse a ser madre por reproducción asistida, pero que "está feliz con lo rápido que ha ido todo, aunque lo peor que recuerda es pincharse la medicación en la tripa, que lo puedes hacer tú misma o pedir ayuda a alguien".

Raquel también dice que el proceso fue fácil, y acabó tan contenta con la reproducción asistida que decidió tener un segundo hijo también con el mismo método. Sin embargo, son hijos de padres diferentes "si quieres que los hermanos sean del mismo padre tienes que pagar más para reservar esperma para el futuro, ya que los donantes solo pueden ser padres un máximo de seis veces". Y suele ser una cosa que se piensa a posteriori, una vez que ves que todo ha salido bien y te decides a tener un segundo hijo. "Para cuando fui a la clínica en busca del segundo embarazo, no quedaba esperma del donante de mi primer hijo". Para su segundo embarazo recibió muchas más hormonas porque era más mayor (tenía ya 40 años).

Fotos | Photo by Aditya Romansa on Unsplash, Photo by Omar Lopez on Unsplash, Photo by Julie Johnson on Unsplash

En Trendencias | Todo lo que necesitas saber si te planteas ser madre sin pareja

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos