Publicidad

Así puedes convertir una mascarilla quirúrgica para adultos en una infantil y en menos de un minuto

Así puedes convertir una mascarilla quirúrgica para adultos en una infantil y en menos de un minuto
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

A partir del próximo lunes 27 de abril, los niños menores de 14 años podrán salir a la calle durante una hora al día. Esta medida pondrá fin a más de 40 días de encierro infantil en España, uno de los más estrictos de Europa. Para garantizar su propia seguridad y la de los demás, esta relajación tendrá que hacerse siguiendo unas normas de distanciamiento social e higiene en las que el uso de mascarillas no es obligatorio pero sí está recomendado por sanidad.

Aunque en las farmacias se pueden adquirir mascarillas infantiles, si no encontramos o hay escasez podemos adaptar una quirúrgica para adultos en menos de un minuto. El procedimiento es muy sencillo y te lo explicamos a continuación.

Cómo adaptar una mascarilla quirúrgica para que la lleven niños

En primer lugar, cogemos la mascarilla y la colocamos sobre una superficie de forma que la cara exterior quede mirando hacia nosotros. Esta parte es fácilmente distinguible porque es de un color más oscuro que la cara interna de la mascarilla (la que ha de hacer contacto con la piel).

Entonces, doblamos el extremo inferior y superior de la mascarilla hacia su mitad, encontrándose ambos extremos en el centro y hacemos un nudo en cada una de las gomas de sujeción de los laterales.

Una vez hechos los nudos, solo quedaría darle la vuelta al pliegue, desplegando la mascarilla para sacar la parte exterior de la mascarilla hacia fuera.

 

Cómo colocar y retirar la mascarilla

Para que la mascarilla sea efectiva debe usarse correctamente y, tanto la colocación, como el uso y la retirada ha de ser supervisada por un adulto.

El primer paso, antes de colocarla, es lavarnos las manos. Ya sea con agua y jabón o frotándolas con gel hidroalcohólico. Después hay que posicionar la mascarilla en la cara y ajustarla a la nariz y verificar que cubre la barbilla.

Es importante que ni los niños ni los adultos toquen la mascarilla una vez puesta. En el caso de que fuera necesario tocarla, habría que lavarse las manos previamente. Del mismo modo, a la hora de retirarla habrá que lavarse las manos antes y quitarla siempre sin tocar la parte frontal de esta.

Fotos | Instagram ohhiholiday.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios