Compartir
Publicidad

Alexander Wang, un jersey de cashmere convertido en rey del sport fashion

Alexander Wang, un jersey de cashmere convertido en rey del sport fashion
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con una firma homónima trabajando a pleno rendimiento, un puesto de director creativo en una de las casa de moda europeas más prestigiosas y una colección para H&M a punto de ponerse a la venta, Alexander Wang vive el mejor momento de su carrera. Y parece mentira que todo comenzase con una pequeña línea unisex de jerséis de cashmere en 2005.

Los comienzos de Alexander Wang

Alexander Wang nació en San Francisco y tras unos cursos de verano el Central Saint Martins durante 1999, decidió mudarse con 18 años a Nueva York para estudiar diseño de moda en Parsons. Tras un año en la escuela y habiendo trabajado como becario en Marc Jacobs, Teen Vogue y Derek Lam, el californiano decidió deja los estudios y lanzar su propia firma de moda.

El estilo deportivo y sus vivencias con familia y amigos son la principal inspiración de Alexander Wang

Con la ayuda de su hermano, actual asesor financiero de la firma y su cuñada, CEO de la firma, Wang creó una colección de seis jerséis de cashmere unisex que encandilaron a la mismísima Diane Von Furstenberg cuando vio a una empleada de Vogue con uno de los diseños.

La diseñadora belga le ofreció entonces un trabajo a un jovencísimo Alexander Wang que no dudó en rechazarlo para seguir construyendo su propia firma. Los dos volvieron a verse las caras en 2008, cuando Wang gano el CFDA/Vogue Fashion Fund Award y también una mentora, la propia Diane.

Alexander Wang Hits
Algunos de los hits de Alexander Wang

Ella, y Anna Wintour y su madre son para Wang las piezas principales de ese edificio que ha sido la creación de su marca. Con el reconocimento del CFDA, Wang se convirtió en uno de los diseñadores jóvenes a seguir en la moda americana. Solo un año después, Wang se haría con el premio Swarovski al diseñador de moda femenina del año y en 2011, con el CFDA al mejor diseñador de accesorios.

Nació así un imperio que ahora produce tres líneas: la femenina, la masculina y T by Alexander Wang, una tercera línea de precios más asequibles a las que hay que sumar las colecciones de zapatos y accesorios que se han convertido en clásicos de la moda americana.

Y por si fuera poco, llegó Balenciaga

Balenciaga Invierno 2014 3

Con su trabajo al frente de Balenciaga desde 2012, Wang forma parte, junto a J.W. Anderson (Loewe) Jason Wu (Hugo Boss) y Jeremy Scott (Moschino), de ese grupo de jóvenes diseñadores que no tienen miedo a encargarse de una gran casa además de su propia línea pese al alto nivel de exigencia que exige la industria de la moda en estos últimos años

Cuando se anunció la noticia de su fichaje por parte de Kering (antigua PPR), muchos dudaban del éxito de Wang al frente de la casa francesa. Su antecesor, Nicolas Ghesquière estuvo 15 años al frente de la firma y dejó el pabellón muy alto a la hora de mezclar tradición y vanguardia. El francés supo combinar como nadie el estilo arquitectónico de Cristóbal Balenciaga con su propia visión de la moda, centrada en el arte contemporáneo y la cultura street.

Con la salida de Ghesquière, François-Henri Pinault encontró la excusa perfecta para modernizar el estilo de la firma y acercarse al público joven. Y es que el CEO de Kering no da puntada sin hilo.

Balenciaga Spring 2015
Balenciaga primavera-verano 2015

Las raíces asiáticas y su juventud son las claves del fichaje de Alexander Wang por Balenciaga

El fichaje de Wang, primer americano en ponerse al frente de una casa de moda francesa en más de una década y primer diseñador de ascendencia asiática en entrar en los pasillos de la alta moda parisina, tiene un claro fin comercial. Como bien apuntó Suzy Menkes cuando se hizo oficial el anuncio, que el diseñador tenga raíces asiáticas y hable mandarín le va muy bien a una firma de moda que busca conseguir el éxito en China, donde se encuentra el mayor mercado del lujo actual.

Los diseños de Wang son más próximos a esa gente joven (para 2020, el 40% de los asiáticos tendrán menos de 30 años) y creativamente menos ambiciosos que los de su antecesor, lo que hace que el objetivo que Kering había puesto a Alexander Wang, que Balenciaga sea una firma más moderna y juvenil, se cumpla al cien por cien.

Como él ha reconocido en varias entrevistas, es joven y no tiene ataduras familiares por lo que los viajes mensuales de Nueva York a París (suele quedarse una semana al mes en la capital francesa) no son un problema, pero tiene claro que cuando vea que no puede con todo, volverá a centrarse únicamente en su firma. Hasta entonces, tenemos Wang para rato.

Alexander Wang en Trendencias

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio