Publicidad

Esta es la tarta de chocolate más fácil del mundo (tanto que tus hijos pueden dar sus primeros pinitos en la cocina )

Esta es la tarta de chocolate más fácil del mundo (tanto que tus hijos pueden dar sus primeros pinitos en la cocina )
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

A estas alturas de la cuarentena ya hemos jugado a todos los juegos de mesa posibles, hemos hecho todos los entrenamientos posibles y parece que ya no nos quedan manualidades que intentar. Algo similar ocurre con las recetas y los postres: parece imposible que nos sigan quedando recetas por probar y, sin embargo, seguro que así es. 

De hecho, nuestros compañeros de Directo al Paladar tienen la receta de tarta de chocolate definitiva para estos días. No solo está deliciosa, sino que se elabora en 15 minutos de manera sencilla - lo que la hace ideal para quienes están ya aburridos de cocinar - y es apta para elaborarla dejando el protagonismo a los más pequeños de la casa

Ingredientes para elaborar la tarta de chocolate

Una de las ventajas que tiene esta tarta es que de manera muy sencilla nos permite elaborar una tarta para ocho personas. Vamos, que si no somos muchos en casa, tendremos para comer un par de veces.

  • 10-12 obleas
  • 350 gramos de crema de cacao y avellanas (podemos hacerlo en casa o comprarlo)
  • Cereales de chocolate
  • Nueces al gusto (para decorar)
  • Azúcar glas (para decorar)

Preparación de la tarta de chocolate

La crema de cacao y avellanas la podemos comprar ya hecha o elaborarla en nuestra propia casa con una receta como esta que nos dan desde Vitónica o esta otra de Directo al Paladar. Elijamos la opción que elijamos, quizás nos interese calentarla un poco al baño maría o en el microondas para que esté menos espesa y podamos trabajar más fácil con ella.

Karly Gomez Qtvh 84ssoa Unsplash 1

A partir de aquí todo lo demás es mucho más sencillo, aunque parezca imposible. Para empezar, ponemos una de las obleas sobre una tabla y le ponemos un par de cucharadas de crema de cacao y avellanas por encima y la extendemos bien con cuidado de no romper la oblea. Vamos montando las obleas una sobre otra, de manera bien alineada. Este paso es divertidísimo para los más peques.

Dejamos la última oblea sin cubrir. Igual necesitamos hacer uso de un peso para que se unan bien las obleas unas a otras No hay problema por hacerlo. Metemos la tarta en la nevera durante al menos una hora para que repose y después untamos la última capa con la crema de cacao y avellanas y decoramos con los cereales, las nueces y el azúcar glas.

En cualquier caso, la ventaja es que podemos decorar con lo que nosotros queramos o nuestros niños prefieran. Ya sea lacasitos, gominolas, otros frutos secos, trocitos de chocolate, frutos rojos, etc. El sabor final es muy similar al de los huesitos, así  que nuestros niños van a disfrutar tanto el proceso como la degustación posterior.

Imágenes | Directo al Paladar, Unsplash

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios