Publicidad

No cortes esa verruga o sangrarás sin parar

No cortes esa verruga o sangrarás sin parar
Sin comentarios

Publicidad

Se lo dije: eso es una verruga y no puedes quitarla como si fuera un grano. Pero no, ella tuvo que estar hurgando en la piel hasta que se arrancó esa verruguita blanca del escote. Y claro, empezó a sangrar y sangrar. No había quien lo parase.

Hemos dado varios remedios de cómo eliminar las verrugas pero eso sirve en el caso de no haberla arrancuado de cuajo, sin piedad. Ya sabéis que tienen una raíz e incluso las más pequeñas la tienen anclada en la epidermis.

Con las verrugas tipo coliflor no se atreve nadie pero con las pequeñitas, que parecen granitos, nos sentimos más valientes. Nos molestan y las queremos fuera ahora mismo, ipso-facto. Pues no sé si lo has intentado nunca pero empieza a sangrar una gota del tamaño de una cabeza de alfiler y … no para.

No exagero: no hay quien pare ese mini-sangrado. Le apliques lo que le apliques, no cicatriza. Lo único que funciona es aplicar un corta-sangre, ese stick que utilizan los hombres durante el afeitado para que dejen de sangrar los pequeños cortes.

Y es muy fácil arrancarse alguna de esas malditas verruguitas sin querer. Si tienes una zona especialmente conflictiva (suelen salir muchas en el escote o en la zona cercana a la axila), mucho cuidado con la esponja y especialmente con el guante de crin. Evítala.

Durante la depilación, más de lo mismo. No pases ni la cuchilla ni la cera: tendrás que hacer equilibrios extras para depilarte esa zona sin tocarlas. Definitivamente, hay que armarse de paciencia y eliminarlas. Será lo mejor.

En Arrebatadora | Homeopatía para tener un aspecto arrebatador

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir