Publicidad

La forma más rápida y fácil de definir el pelo rizado: todo sobre la técnica pulsing
Belleza

La forma más rápida y fácil de definir el pelo rizado: todo sobre la técnica pulsing

Publicidad

Publicidad

Aquellas de vosotras que tengáis el pelo liso es más que probable que no sepáis a qué nos referimos las rizadas cuando hablamos de definiciones. Y es que, en cabellos lisos suele bastar con secar con el secador o al aire libre y queda perfecto.

En algunos casos igual hace falta peinar al mismo tiempo que se seca o pasar un poco las planchas, pero en general no requiere mucho más. Sin embargo, en el caso del cabello rizado, si queremos que quede bien hidratado, definido y que el rizo dure, necesitamos esforzarnos un poquito más.

Qué es una definición de cabello rizado

Efectivamente, el cabello rizado requiere un poquito más de trabajo el día de lavado. No solo porque solemos necesitar aplicar algún tratamiento, como hidratación o aporte de proteínas, sino porque solemos necesitar hacernos una definición. A cambio, no necesitamos lavarnos el cabello tan a menudo y podemos alargarlo más que en cabellos rizos.

 

Por supuesto, las definiciones no son obligatorias y algunas personas eligen dejarse los rizos al natural, sin añadir ningún producto de peinado. Sin embargo, la mayoría de nosotras, antes de secarnos el pelo - ya sea al aire libre o con difusor - solemos hacer uso de diferentes técnicas y productos de definición.

Gracias a ello, no solo conseguiremos que los rizos duren más tiempo sin deshacerse - por el roce de las almohadas al dormir, al recoger el cabello, etc. - sino que nos aportará unos rizos más definidos, con menos encrespamiento, más hidratos y más brillantes.

Aunque existen diferentes definiciones - y cada una nos aportará un resultado diferente - lo que todas tienen en común es que solemos utilizar geles, cremas o mousses de definición. Estos nos aportarán fijación, pero también hidratación o proteínas si lo necesitamos.

Algunas personas, antes del gel o crema de definición utilizan un leave in (o acondicionador sin aclarado) para aportar todavía más hidratación y asegurarse de que el cabello no se le reseca tanto. Gracias a eso se evita el frizz y se consiguen unos rizos gorditos y bien hidratados. No a todo el mundo le va bien el uso de leave in ya que puede resultar pesado. Es cuestión de probar.

Cristinaverdu 67450355 403711803607461 5778038470209347974 N

La más rápida y fácil de todas: técnica pulsing

Existen diferentes definiciones que podemos hacer y cada una de ellas nos aportará diferentes resultados y funcionará mejor en diferentes tipos de cabello. Por ello, mi recomendación es que vayamos probando con diferentes definiciones y productos e, incluso, combinándolas entre sí para ver cuál nos funciona mejor.

En este caso, vamos a centrarnos en una de las técnicas de definición más sencillas que podemos hacernos: el pulsing. Es rápida, es fácil y suele traer buenos resultados. En cualquier caso, si estamos empezando con la transición es posible que necesitemos algo más elaborado para obtener buenos resultados.

Se conoce como pulsing ya que se traduce literalmente como pulsar, porque, efectivamente, pulsamos o presionamos el pelo con nuestras manos. En general, es un tipo de definición que aporta más volumen y algo menos de definición y fijación. Si sois amantes del volumen, tenéis prisa u os da pereza dedicar mucho tiempo a la definición, puede ser que esta sea la que mejor os funcione.

 

Consiste, básicamente, en aplicar - normalmente con el cabello bastante mojado para aprovechar la hidratación - la cantidad de producto de definición que necesitemos con las manos. Podemos usar gel, crema de peinado o mousse, lo que mejor nos funcione.

Podemos aplicarlo con las manos con la técnica que se conoce como praying hands que supone ponernos productos en las manos, colocar el cabello entre las dos manos en la posición que las pondríamos si fuéramos a rezar e ir bajando las manos por el cabello. Después, iremos estrujando el cabello como si lo estuviéramos amasando o masajeando.

A este movimiento se le conoce como scrunch y nos ayuda no solo a dar forma al rizo al encogerlo con el amasado, sino también a que el producto penetre bien en el cabello. Para sacar más volumen, podemos hacerlo bocabajo de manera que las raíces se eleven un poco. Es una técnica muy sencilla, muy rápida y con muy buenos resultados.

Imágenes | @zoeyivory, @cristinaverdu, @spisha

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir