Publicidad

Cómo empecé a cuidar mis rizos y conseguí el pelazo que siempre he querido
Belleza

Cómo empecé a cuidar mis rizos y conseguí el pelazo que siempre he querido

Publicidad

Publicidad

Tener el cabello rizado en un país como España donde, a pesar de haber muchas mujeres con cabello rizado, el cabello liso tiene mucha más apreciación y ha sido el principal estilo de peinado durante los últimos años, puede ser complicado. 

Principalmente, porque ni hay tantos productos adecuados de cuidado para el cabello rizado - por suerte cada vez podemos hacernos con más - ni ha existido un conocimiento real de cómo debe cuidarse el cabello rizado. Yo, personalmente, que siempre lo he tenido rizado y la mayor parte de mi vida lo he llevado así, he llegado a descuidarlo y dañarlo mucho por desconocimiento. Pero entonces llegaron las redes sociales. 

El conocimiento de los cabellos afroamericanos y latinoamericanos 

Redes sociales como Instagram o Facebook permitieron la aparición de perfiles que enseñaban a cuidar la salud del cabello rizado. Estos perfiles eran, principalmente, de mujeres afroamericanas y latinoamericanas, donde la prevalencia de cabello rizado es muy alta, y donde tienen un mayor entendimiento de este tipo de cabello y de lo que necesita. 

Raerodriguez 46478058 2015927988485603 8030913036844119247 N

Al crear estos perfiles en Instagram, permitió que llegara también a los países europeos, donde no tenemos tanto conocimiento al respecto. Poco a poco, el Método Curly Girl también llegó a Europa y a nuestro país, cada vez más mujeres española comenzaron a añadirse al movimiento y comenzamos a aprender a cuidar nuestros cabellos - y a tener productos a nuestro alcance -. 

Mis pasos para comenzar a cuidar mi cabello 

Con los malos cuidados, el abuso del secador y de otros elementos de calor, el uso de productos poco adecuados para mi cabello y una gran cantidad de decoloraciones en forma de mechas, sin cuidados especiales, mi cabello fue perdiendo poco a poco su rizo natural y resecándose en exceso. En su peor momento fue cuando descubrí la comunidad rizada en España y comencé a aprender todo lo que sé ahora

Alejarme de sulfatos y siliconas

Personalmente, "sigo" el Método Curly Girl. Y digo "sigo" entre comillas porque lo adapto a mis necesidades, a mis posibilidades y a lo que a mí me va bien. Hay otras chicas rizadas que no los siguen y que utilizan siliconas y sulfatos sin problema. 

Para mí, sobre todo al comenzar lo que se conoce como transición (deshacernos del daño que pueda tener nuestro cabello), alejarme de los sulfatos fuertes y las siliconas me ayudó mucho. Los sulfatos limpian muy bien, pero también se llevan el aceite natural de nuestro cabello, así como la hidratación. 

Iriaenbucle 66497853 496996504177625 2618829823933255182 N

En el cabello rizado cuesta más que los aceites lleguen a toda la hebra y que se mantenga la hidratación, por lo que el abuso de los sulfatos puede dificultarlo. Por su parte, las siliconas forman una película alrededor de la hebra que le aporta un aspecto brillante y sedoso. El problema es que pueden esconder el estado real de la hebra y, además, se acumulan mucho, dan peso al rizo y suelen necesitar el uso de sulfatos para eliminarlas.  

Descubrir la importancia de hidratar, nutrir y recomponer (y cómo hacerlo)

Nuestra hebra capilar necesita que le apliquemos elementos nutrientes, hidratantes y recomponentes (proteínas). Principalmente, el buen equilibrio entre hidratación y proteínas es clave a la hora de cuidar un cabello rizado. Si nos excedemos con la hidratación el rizo tendrá dificultades al formarse porque quedará demasiado "gomoso" y con el exceso de proteínas, que le dan estructura, la hebra estará dura y se romperá. 

Nuestro cabello pierde hidratación más rápido que los cabellos lisos, pero también pierde proteínas cuando le aportamos calor, productos secantes, o utilizamos tintes y mechas. Por ello es importante hacernos con mascarillas con un gran poder hidratantes, así como con mascarillas que contengan proteínas (u otros tratamientos específicos) y otras con aceites para sellar la hidratación y que le cueste más salir. 

Philipe Cavalcante Xe68qimadrq Unsplash

Conocer mi tipo de cabello

Antes de saber cada cuánto tenemos que aplicarnos esos tratamientos intensivos, necesitamos saber qué tipo de cabello tenemos. Si es fino o grueso, si tenemos mucha densidad o poca, si es de baja o de alta porosidad, etc. Esta información nos servirá para saber cada cuánto, más o menos, debemos aplicarnos hidratación intensiva o un tratamiento de proteínas. 

En mi experiencia, probar y probar, y el ensayo error son la mejor técnica para descubrirlo. 

Cortar, cortar y cortar

Siempre he querido tener el pelo largo y eso ha supuesto, muchas veces, cortar el pelo mucho menos de lo que debería. Pero cuando el daño es serio, si queremos deshacernos de él, cortar es clave. No solo eso, sino que sanear las puntas que se rompen, que se alisan y desigualan, ayudará a que nuestros rizos se vean más bonitos e hidratados de arriba a abajo. No tengáis miedo a cortar. 

Utilizar productos específicos para rizos con ingredientes adecuados

Yo utilizaba espumas con alcoholes muy secantes y no conocía nada más para peinar mis rizos. Ahora he descubierto las bendiciones de geles y cremas de peinado, sin agentes secantes y con ingredientes hidratantes y nutrientes para mis rizos. No se trata de elegir únicamente productos que no te hagan daño, sino también que cuiden a tus rizos

Iamcaseypurshouse 67891778 487912655376559 5038113424706619704 N

Aprender técnicas de definición

Una de las claves para nuestros rizos, sobre todo cuando todavía no están sanos e intentamos recuperarlos, es aprender técnicas de definición diferentes y buscar la que mejor le vaya a nuestro pelo. Desde el pulsing, wet plopping, rizo a rizo, hasta el finger coil. Con cada técnica de definición conseguiremos un resultado diferente y está en nuestra mano probar cuál es nuestro favorito. 

La importancia de proteger el cabello

Gastamos mucho dinero y tiempo en lavar, peinar, hidratar y definir nuestro cabello y no merece la pena que eso se vaya a la basura por dormir sin protegernos bien el pelo. Las fundas de almohadas de algodón crean demasiada fricción en nuestra hebra capilar, pudiendo favorecer que se rompa, se deshidrate y se encrespe. 

Por ello, hacernos con una buena funda de seda o saten o con un gorro protector, es clave si queremos que los rizos aguanten más y que nuestra almohada no se lleve la hidratación y productos de definición, este punto es muy importante. 

Imágenes   | @raerodriguez_, @iriaenbucle, Unsplash, @iamcaseypurshouse

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir