Cómo quitar un microblading mal hecho: así puedes eliminar el pigmento de la ceja si has tenido una mala experiencia
Belleza

Cómo quitar un microblading mal hecho: así puedes eliminar el pigmento de la ceja si has tenido una mala experiencia

La técnica de microblading es cada vez más común. Con resultados hipernaturales y favorecedores, vive un auge desde hace unos años. Pero este éxito a hecho que muchos centros sin la experiencia necesaria lo incluyan entre sus tratamientos, abundando así los resultados indeseados en muchas personas. Siempre recalcamos la recomendación de asegurarnos de que sea realizado por un experto y se busque un centro que pueda avalar su técnica, pero si has tenido la mala suerte de que te han hecho un destrozo, no sufras. Hay soluciones. Eso sí, dependerá del grado de desastre que tengas.

El microblading se basa en la implantación de pigmentos en la piel con una microaguja llamada tebori. Con el paso del tiempo, se va borrando gradualmente, por eso los centros ofrecen servicios de repaso para conservarlo. Tiene una duración estimada de uno o dos años, dependiendo del tipo de piel y su periodo de regeneración. Así que una opción podría ser esperar, pero no es necesario.

Hay que tener en cuenta que si lo que te han realizado es un tatuaje, no un microblading, el pigmento será más complicado de borrar. También es muy importante la calidad de pigmento que hayan utilizado si el problema es que ha variado su tono original.

 

Valentina de Tebori Brows, centro especializado en esta técnica, es una inminencia al respecto. Ella, que se empezó a dedicar a esto tras sufrir en propias carnes el resultado de un trabajo mal hecho, se formó para ser una de las mayores referentes en el ámbito y desde el principio ofrece técnicas para eliminarlo. Su centro es uno de los pocos especializados en este proceso. Lleva despigmentando desde 2019 y ha probado todo lo que existe en el mercado destinado a este fin. Hablamos con ella acerca de todas las opciones disponibles actualmente para eliminar los microblading.

"Cuando una persona recurre a un tratamiento de eliminación de microblading es porque se ha llevado un disgusto. La ansiedad y la urgencia llevan a tomar decisiones equivocadas y de esto somos víctimas todos. Tanto el que ofrece el servicio, como el que lo percibe. A mi centro acuden muchas chicas cuyo caso ya no tiene solución. Hay cosas que son irreversibles. Por eso, no me gusta trabajar con promesas. Intento hacer todo lo posible para ayudar siempre, pero no depende de mí", señala la profesional.

Tebori Brows, su centro, destaca porque es el único en el sector que garantiza que, si pasado un tiempo, no gusta como está el microblading, lo borran sin ningún compromiso. Tanto si necesitas una sesión, como si son quince. Ellos siempre se hacen responsables de su trabajo y eso da confianza.

Remedios naturales

Ella opina que los remedios caseros como el vinagre blanco, el bicarbonato de sodio combinado con champú anticaspa, el zumo de limón, el aloe vera, la sal o el tónico facial para matizar el color no son nada recomendables. "Internet esta lleno de barbaridades, el problema es que hay gente que se lo cree".

Dermopeelings, despigmentación con ácidos y uso de pigmentos del color de la piel

Valentina también desaconseja los dermopeelings y la despigmentación con ácidos o nitrógeno líquido. "Es horrible. Esto es la panacea para los centros que no tienen dinero para comprarse un láser (uno bueno cuesta de 30.000 a 10.000 euros). Cuando trabajas con un ácido, levantas la capa epidérmica, para llegar a la dermis".

La corrección con otros pigmentos que imitan el color de la piel para cubrir los trazos mal hechos tampoco goza de su aprobación. "Sólo te sacan el dinero. Eso está lleno de dióxido de titanio y no se quita con nada. Si te lo consiguen quitar con ácido, te puede quedar marca como tengas una mínima mala cicatricación o ya te hayan producido cicatriz al hacerte la micro. Una cicatriz encima de otra es un desastre". Aún así, confiesa que depende del caso, "si el pigmento está muy en la superficie, sí puede funcionar".

Por ejemplo, nos comenta que en Aliexpress venden pomadas despigmentantes que no funcionan. "Para qué nos íbamos a gastar tanto dinero en un láser si la pomada de 5 euros funciona. Hay que tener un poco de sentido común. No toda la culpa la tienen quienes ofertan porque la gente intenta satisfacer una demanda, no lo estoy justificando, pero cuando tienes un problema te tienes que preocupar de leer. La gente se deja llevar por la ansiedad y las ofertas. La estética no es barata. Si quieres ofrecer algo muy barato, tienes que bajar la calidad".

Aplicación de productos vasodilatadores o sustancia despigmentantes

Estos productos se aplican con el mismo tebori y se suelen usar para correcciones de pequeños errores durante el tratamiento, pero también se puede recurrir a ellos a posteriori para aclarar un pigmento. El proceso consistiría en raspar la zona y aplicarlos.

La experta explica que este tipo de productos se aplican después de raspar la zona con el mismo tebori, pero solo sirven para correcciones de pequeños errores durante el tratamiento cuando aún el pigmento está fuera y ese es el uso que ella les da. "Si esperas a que cicatrice, el pigmento va calando en las capas de la piel", explica.

 

 

Además, su funcionamiento necesita de una pequeña herida, por eso ella prefiere el láser. Aún así, a veces se ha visto obligada a recurrir a ellos para eliminar pigmentos blancos. Estos pigmentos son resultados de los color carne que se utilizan para tapar.

"Su resultado depende de la mezcla de pigmento que te hayan puesto. Si han utilizado un pigmento poco estable con mucho oxido de hierro, en el momento que tu cuerpo elimina las partículas orgánicas, quedan las inorgánicas que tienden a rojo y no funciona", explica.

Además, recalca que son productos muy caros.

Láser

La experta insiste en que el láser es la técnica que mejores resultados da disolviendo las partículas de pigmento. Es la que utilizan en su centro. "El láser que yo uso para despigmentar es el neodimio QSwitched. Se utiliza la palabra láser para un montón de cosas diferentes diferentes: el diodo para depilación, el IPL para manchas... Los no abrasivos son los de onda larga", comenta.

Este tratamiento tiene una duración de 20-30 minutos, cuesta 100/sesión y el número de sesiones depende de la calidad de la tinta utilizada en el microblading. "Si te lo han hecho con tintas de calidad, en una sesión se te ha ido. Pero si te han hecho el desastre y han insistido repasando, el numero de sesiones necesarias sube a cinco, seis o siete".

Las sesiones se deben espaciar mínimo cada 4 semanas, no se puede hacer antes. El ciclo de cicatrizado es de 30-45 días.

 

 

 

Acerca de los efectos secundarios es muy clara. "Si se utiliza un láser con su sello de la Comunidad Europea y con sus patentes en regla, jamas va a hacer daño. Si acaso, la piel presentará enrojecimiento y alguna inflamación o rotura de capilar, pero nunca sangrar".

ELIMINAR MICROBLADING
Ejemplo de clienta con despigmentación mal hecha en otro centro

Nos cuenta que ha recibido muchísimas clientas con las cejas sangrando de otros láseres de otros centros y subraya: "Si te salen heridas después de un láser, de han quemado. Seguramente no hayan utilizado un láser de onda larga". Por eso, termina recalcando que si vemos un láser con un precio muy económico, desconfiemos. "Utilizan láseres que vienen de China que dan menos seguridad a la piel", aclara.

Fotos | Tebori Brows

Temas
Inicio