Así son las planchas de pelo inalámbricas de ghd que ya hemos probado

Así son las planchas de pelo inalámbricas de ghd que ya hemos probado
Sin comentarios

Si hay un gadget de belleza del que todo el mundo habla ahora mismo es este: las nuevas planchas de pelo inalámbricas de ghd. Y es que desde su lanzamiento hace apenas unos días, se han convertido en uno de esos objetos de deseo que todas queríamos probar y, por fin, he tenido la gran suerte de poder probarlas. Por ello,  y como no podía ser de otra manera, os voy a hablar de ellas y de todas mis impresiones.

Ghd Unplugged 3

En primer lugar, según abres la caja y las tomas entre tus manos piensas en que son una joyita, un juguete muy beauty que entra por los ojos y con el que sabes que han puesto todo el cariño y saber hacer los que los han creado. Tiene un diseño precioso y viene con su funda protectora termorresistente.

Y es que se trata de unas planchas en las que tenemos que tener dos premisas básicas: son inalámbricas y son minis. Es decir, están diseñadas especialmente para viajar y que no nos ocupen sitio en la maleta, para poder llevarlas hasta en el bolso y convertirse en nuestras mejores amigas del retoque, siendo una herramienta versátil.

Así, tienen un tamaño de unos 22 centímetros de largo (en total), con unas placas de 8 centímetros de largo por unos 2,5 de ancho. Es decir, con estos datos tenemos que tener en cuenta que son unas planchas más bien pequeñas y más si las comparamos con sus hermanas: por ejemplo, las placas de la ghd max miden 9 cm de largo por unos 4,5 de ancho y las ghd Platinum+ 9,5 de largo por 3 cm de ancho. Estos datos a la hora de planchas el pelo o peinarlo, hay que tenerlos en cuenta porque se traducen en tiempo y en estilos.

Ghd Unplugged 4

En cuanto a su uso, como bien podéis imaginar, la comodidad que da unas planchas sin cables es impresionante, además estas son muy ligeras (sobre todo en comparación con las de Dyson, pero bien es cierto que son más grandes). Además incorpora la innovadora tecnología Hybrid Co-Lithium que hace que se caliente en tan solo 45 segundos, lo que es genial para las que vamos siempre con prisas y tiene una batería de Ion-Litio de larga duración que se carga totalmente en 2 horas para una autonomía de 20 minutos de peinado continuado.

Además, nos permite cargarlas en cualquier sitio, con su propio enchufe o, incluso, en el ordenador, lo que puede ser muy cómodo para las working girls. Eso sí, como dato os diré que no se puede usar mientras está enchufada, únicamente de manera inalámbrica.

Ni que decir tiene que la calidad y tecnología propia de ghd se hace sentir en esta plancha. Como las demás hermanas, incorpora la tecnología Dual-zone que garantiza una temperatura constante y homogénea de peinado de 185ºC  que es la temperatura óptima para lograr grandes resultados.

Mi experiencia con las planchas de pelo ghd unplugged

Y entrando ya en harina y en mis impresiones sobre estas planchas, os diré que son una estupenda opción, sobre todo, para todas las que viajáis mucho ( también tiene un diseño flight friendly para viajar con ella en el equipaje de mano), que pasáis muchas horas fuera de casa y os pueden salir diferentes tipos de planes para los que necesitan retoques, para todas las que estáis de aquí para allá y no paráis.

Ghd Unplugged 1

Sin duda, garantizan los mismos acabados y resultados que las demás planchas de ghd: el acabado brillante, bonito, suelto, de aspecto sano que todas buscamos. Sí, en este sentido cumplen todas las premisas.

Eso sí, si tenéis el pelo muy largo os va a llevar más tiempo, las cosas como son. A día de hoy mis planchas de cabecera son las ghd Max precisamente porque sus placas más anchas hacen que termine en un santiamén y no me dé pereza pasármelas, pero bien es cierto que esos pocos centímetros de menos que tiene la unplugged se notan: los mechones que tomas son más pequeños y vas más despacio en general.

Por otro lado, a la hora de hacernos ondas, al ser más estrechitas las placas,  tendremos que coger bien la técnica porque sino acabaremos con verdaderos tirabuzones, os lo aseguro. Ahora bien, si tenéis el pelo corto ya sea para alisar o para rizar pueden convertirse en un gran aliado de vuestros peinados. 

Ghd Unplugged 2

Para mi melena, me parecen una herramienta de retoque ideal. Es decir, para peinarme en casa con las que sea y llevármelas conmigo, por ejemplo, de viaje para retocar al día siguiente o peinar completa si fuese necesario, pero más para momentos puntuales, sobre todo, por lo que os digo, porque noto que tardo más.

En cuanto a la duración de la batería, 20 minutos es mucho tiempo y da perfectamente para hacerte toda la melena, o debería darte. Claro que como tengas mucho pelo y largo, lo mismo se queda corto. En mi caso me da más que de sobra porque lo tengo largo pero muy fino, lo que significa que es apenas 10 minutos estoy lista, pero no todas tenemos el mismo tipo de cabello. Eso también es un dato a tener en cuenta.

En conclusión, me parecen unas planchas preciosísimas, ideales, súper compactas, ligeras, versátiles, muy adaptadas a nuestra ajetreada vida, sin duda. Un verdadero capricho al que muchas de vosotras podréis sacar un partidazo bárbaro.

Y si otra parte de vosotras sois de las más clásicas a las que los cables tampoco os atan, sin duda las ghd platinum+ (194,26 euros) y las ghd Max (199 euros) para los cabellos más largos serán siempre  mi gran recomendación.

Las ghd unplugged están disponibles en dos colores, blanco y negro, y tienen un precio de 299 euros, 309 en El Corte Inglés.

plancha de pelo ghd unplugged negra

plancha de pelo ghd unplugged negra

El producto fue facilitado para la prueba por ghd. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas para más información.

*Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.

Fotos | Trendencias

Temas
Inicio