Sabemos quién podría tener la culpa de que no gusten los estilismos de Margot Robbie y no, no es Chanel

Sabemos quién podría tener la culpa de que no gusten los estilismos de Margot Robbie y no, no es Chanel
Sin comentarios

A Internet no le gusta cuando Margot Robbie aparece sobre la alfombra vestida de Chanel. El último ejemplo es cuando apareció en los Globos de Oro con un vestido hecho a medida en exclusiva para la actriz. Hace un año puede que nadie se hubiera quejado pero, desde que Robbie se presentó en otoño de Bottega Venetta a uno de los eventos de los Oscar, sus fans y los de la moda cayeron rendidos a los pies del que consideraron que era el auténtico estilo de la australiana.

Aunque no se puede decir que está chica no esté guapísima, se ponga lo que se ponga, sus fans consideran que Chanel es demasiado conservador para la actriz y no se alinea con su personalidad más sexy, libre y moderna. Sin embargo, ¿quién en su sano juicio le diría que no a ser imagen de la firma francesa? Desde luego, Margot Robbie tampoco pero, no fue hasta que terminó su contrato de exclusividad con la maison el pasado noviembre que empezó a deslumbrar en los eventos.

Un vistazo a…
Lily Rose Depp para Chanel Beauty

No obstante, todas las alarmas volvieron a sonar cuando la temporada de premios empezó a principios de enero y el matrimonio de conveniencia Chanel-Robbie volvió a la alfombra roja. ¿Estaría mandándonos un mensaje la actriz? ¿Será que no ha terminado aún el contrato de marras? Sea como sea, esto ha llevado a muchos indagar más en el asunto.

Más concretamente, se ha puesto el foco en su estilista, Kate Young. La neoyorquina es una de las más reputadas de Hollywood actualmente. No solo trabaja con la actriz de Barbie, también con Selena Gomez, Dakota Johnson o Michelle Williams. De este modo, analizando otros outfits desacertados de estas actrices, ya hay quienes se preguntan si tal vez no tenga ella algo que ver.

A pesar de su buena fama y de contar también con muchos ejemplos de aciertos entre los trabajos que ha realizado a lo largo de los años para sus clientas, llama la atención su background ya que, sorpresa, está siendo acusada de ser una "nepo baby", ese término que se ha puesto de moda para referirse a los hijos de personas exitosas, con dinero y contactos, que se ha beneficiado del nepotismo en industrias como el entretenimiento  y otros campos similares.

En una entrevista que realizó en 2016, Young contó cómo se metió en el mundo de la moda. Resulta y acontece que, unas Navidades que volvió a su casa, su madre la llevó a comer con una vieja amiga que era la directora artística de Glamour ya que no le gustaba que su hija viviera en Londres, donde trabajaba para una importante consultoría de relaciones públicas. Esta mujer la llevaría posteriormente a conocer a la mismísima Anna Wintour, que andaba en aquel momento en busca y captura de una asistente.

Así empezó a trabajar en Vogue, tal y como ella misma dice textualmente en la entrevista, "sin saber lo que era una estilista". De este modo, dado su privilegio y la oportunidad que tuvo de iniciarse en el mundo de la moda desde lo más alto, algunos opinan que realmente no tiene el nivel que debería tener alguien en su posición. Una opinión que ha avivado la mecha del debate y lo ha trasladado a si estaría Young sobrevalorada y cuánto tiene de responsabilidad en que Robbie (y otras de sus clientas) no exploten todo su potencial en la alfombra roja.

Foto de portada | Richard Milnes (Gtres)

Temas
Inicio