Publicidad

Los vestidos más comentados de la historia de los Oscar

Los vestidos más comentados de la historia de los Oscar
17 comentarios

Publicidad

Publicidad

La web de la biblia de la moda, style.com, propone un curioso ejercicio que me ha parecido imprescindible transmitiros (por cierto algunos de vosotros me habéis escrito preguntando cuál es la web imprescindible en cuestiones de moda, pues bien, ésta es), se trata de la lista de los vestidos más desconcertantes de la historia de los Oscar, aquellos que en su momento no entraron en el ranking de los mejores looks, pero que vistos desde la distancia, merecen una segunda oportunidad.

La verdad es que coincido con ellos en prácticamente todos sus apuntes, y aunque ellos incluyen otras red carpets, yo he hecho una selección de los Oscar, por aquello de que están a la vuelta de la esquina, y es que el tiempo es capaz de amansar a las fieras, de curar heridas, y hasta de hacer que vestidos que a priori nos espantaban se ganen todo nuestro reconocimiento.

Empezemos por Gwyneth Paltrow y el Alexander McQueen etapa gótica que llevó a la ceremonia de 2002, bien es cierto que la actriz es una de las que más ha cambiado en los últimos cinco años, su estilo se ha refinado infinitamente, por eso la elección es todavía más contradictoria: aquella era su época ñoña y con este look dejó a los expertos fuera de juego.

El Chanel que elegía Jennifer Lopez en la ceremonia de 2001 y que dejaba al descubierto sus partes más íntimas, fue de lo más comentado en ese año. A mi la verdad siempre me fascinó, me parece una creación impecable que requería de cierto descaro, el problema es que el atrevimiento descuidado de la puertoriqueña se confundió con mal gusto.

Lo de Nicole Kidman con el oro no es de ahora (acordaros del Prada primavera-verano 2009 que llevó al estreno de Australia en Madrid), viene de lejos, y sino atentos a este Christian Dior Alta Costura que se enfundó en la ceremonia de 2000, ¿no me digaís que no podría ser de esta misma temporada? En su momento se dijo de ella que iba disfrazada de estatuilla dorada..con el mismo vestido hoy, el discurso, sería otro bien distinto.

El Emanuel Ungaro Alta Costura floreado de Cameron Diaz en la ceremonia de 2002, a día de hoy sería otro de los que estaría de plena actualidad, por aquel entonces le valió proclamarse como una de las peor vestidas (y peinadas, cosa que no ha cambiado, sino remitiros a la alfombra roja de los Globos de Oro), pero a mi el look en general me parece muy retro, me encanta el bolso de mano de leopardo, la pulsera de turquesas y el cinturón étnico.

Lo de Madonna y su vestido de Jean Paul Gaultier y abrigo satinado de una casi desconocido Olivier Theyskens, ya es un poco más peliagudo, pero hay que situarse: de esto hace ya 10 años, que se dice pronto, y a mi hoy, me sigue pareciendo de lo más espectacular, qué queréis que os diga.

En su día fue un shock porque Madonna venía de “triunfar” con Evita y el cambio de registro fue radical, pero la moda es esto, no “lo que se lleva” ahora y mañana se olvida, sino lo que permanece en el tiempo.

Y sino qué me decís de Bjork y su vestido cisne de Marjan Pejoski para la ceremonia de 2001, su guiño, que muchos calificaron de ridículo, me pareció y me parece una bofetada a un industria cargada de prejuicios y tontería, el vestido no hay por donde cogerlo, eso es indiscutuble, pero una outsider como ella no podía ser menos: quiso llamar la atención a toda costa y ha logrado sobrevivir a las mejor vestidas. Por algo será....

En Trendencias | Los 10 mejores looks de la historia de los Emmy

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir