Publicidad

Las razones por las que la tendencia "naked dress" triunfa (y no hablamos sólo de las transparencias)
Alfombra roja

Las razones por las que la tendencia "naked dress" triunfa (y no hablamos sólo de las transparencias)

Publicidad

Publicidad

Son muchas, muchísimas, las celebrities que por suerte o por desgracia se han enfundado un naked dress en los últimos eventos. Beyoncé en la Gala del Met 2015 o Rihanna en la entrega de premios CFDA son sólo algunos de los ejemplos destacables de esta tendencia. No obstante, la clave del éxito del viral naked dress no radica (únicamente) en la cantidad de centímetros que enseñan las celebs y la atención que esto atrae, hay mucho más.

Rihanna Cfda

Son vestidos diseñados casi de forma exclusiva para ellas, y tú no puedes tenerlos

Bonitos o feos, es necesario partir una lanza a favor de la mayoría de las famosas que se han atrevido a lucir uno de estos sugerentes vestidos repletos de transparencias: les sientan como si de una segunda piel se tratase. Un hecho normal si contemplamos el factor que la mayoría de ellos perteneces a colecciones de Alta Costura de reconocidas firmas de moda, y que por supuesto, han sido amoldados a sus esculturales cuerpos con el mimo que requieren.

Llegados a este punto es fácil adivinar que ningún mortal puede adquirir una de estas semijoyas transformadas en tendencia. Por ello son tan amados/odiados. En casos como este se cumple a rajatabla el dicho “cuando las manzanas no se pueden coger, es que están verdes”, o lo que es lo mismo, lo que no puedo tener yo, no merece la pena (y además lo critico, con el consiguiente bombo en redes sociales)

Enseñar, enseñar, enseñar, y tener un cuerpo bonito

Dejemos a un lado las pesadillas que más de una vez hemos tenido con el último vestido excesivamente transparente que ha lucido Kim Kardashian, Kim es Kim, y a estas alturas ya es caballito blanco.

Las transparencias atraen los flashes, es una ley no escrita, y los flashes y la cantidad de piel lucida por celebrities actúan como sumidero de atención por parte de la humanidad. Pero los naked dresses van más allá, ya no vale tener un prominente escote o unas curvas muy marcadas, tu cuerpo debe de ser digno de una comparación con el Hombre de Vitruvio de Da Vinci en versión femenina. De ahí que la ecuación transparencias más cuerpo de infarto haya desembocado en un viral digno de estudio.

Beyonce Met

No habrá clones que puedas comprar en Zara y cía

Exacto, por primera vez podemos asegurar que ninguna cadena low-cost se atreverá a lanzar una copia de algunos de estos sensuales vestidos, ya que como cabría esperar morirían colgados de las perchas de sus tiendas. ¿O acaso alguien se imagina a sí misma yendo a comprar el pan con semejantes transparencias?, of course not.

No eres una celebrity y por tanto, no hay naked dress para tí

Por último y no por ello menos importante, ni tú ni yo somos celebrities ni estamos invitadas al evento del año. Por ello, no hay diseñador que se preste a ofrecernos ingentes cantidades de dinero por lucir su nuevo naked dress en tal o cual photocall.

Además, todos estos diseños han sido creados de forma artesanal y son piezas casi únicas, así que nada de ahorrar para hacerte con uno. Los verás a través de la pantalla del ordenador/televisión y dejarás que unas pocas y osadas famosas se atrevan con los naked dress. Es decir, una de las razones de su éxito radica en la ex – clu- si – vi – dad.

Fotos | Cordon Press

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir