A medio camino entre Madrid y Barcelona se esconde una joya medieval que parece la Toscana

A medio camino entre Madrid y Barcelona se esconde una joya medieval que parece la Toscana
Sin comentarios

Pueblos repletos de historia, rutas de senderismo y en bicicleta, turismo cultural y naturaleza en estado puro. La comarca de Matarraña en Teruel, es una joya escondida que nos recuerda a la Toscana y que encuentra en las preciosas calles de sus pueblos medievales una razón más para visitarla.

Ubicada en el extremo nororiental de la provincia de Teruel y compuesta por 18 pueblos, esta comarca solo tiene 8.805 habitantes que se reparten en su mayoría entre Valderrobres y Calaceite, los dos municipios más poblados (y ninguno supera los 2.500 habitantes). Tranquilidad en estado puro y un destino ideal para desconectar.

Cinco de ellos han sido declarados como conjuntos históricos artísticos, Beceite, Calaceite, La Fresneda, Ráfales y Valderrobres, y te contamos qué ver en cada uno de ellos.

Beceite

El pueblo de Beceite se encuentra en la zona más alta y abrupta de la comarca y es donde se encuentra el paraje natural del Parrizal de Beceite con el río Matarraña, con una ruta de 11 kilómetros, o podemos hacer una más corta de 5 kilómetros junto al río llamada la ruta de la Pesquera y disfrutar de todos los beneficios del senderismo que van más allá de caminar al aire libre.

Parrizal De Beceite
Ruta Senderismo

Cerca encontramos las Rocas del Masmut, una formación rocosa de más de 100 metros de altura que tiene una ruta de senderismo circular y que merece la pena una visita.

El puente de entrada a Beceite del siglo XII, la ermita de Santa Ana del XIII, la Iglesia de San Bartolomé del XVIII o el portal de San Gregorio de origen musulmán son algunos de los puntos clave de este pueblo.

Beceite

La pensión Foda Urquizo desde 60 euros la noche es una buena opción para alojarse, aunque también puedes hacer la ruta en coche (puedes alquilar coche desde Madrid desde 19 euros al día), y alojarte en en alguno de los pueblos más grandes como Calaceite, por ejemplo.

Habitación para dos personas desde 60 euros la noche.

Habitación para dos personas desde 60 euros la noche.

Alquiler de vehículo tipo Mini desde 19 euros al día.

Alquiler de vehículo tipo Mini desde 19 euros al día.

Calaceite

Una de las razones para visitar Calaceite es que en su cerro hay un poblado ibero datado entre los siglos V y II a.C. y que fue descubierto por Juan Cabré Aguiló (1882-1947), pionero de la arqueología moderna española. El pueblo esconde el museo Juan Cabré y su casa natal, pero lo más interesante es la arquitectura medieval de sus calles, perfectas para perderse en ellas.

Calaceite

Nuestra recomendación para alojarse es el Hotel Cresol, en el centro del pueblo y ubicado en un antiguo molino del siglo XVIII.

Hotel Cresol con habitación doble desde 105 euros la noche.

Hotel Cresol con habitación doble desde 105 euros la noche.

La Fresneda

Este pueblo casi parece oler a la Toscana italiana y nos permite disfrutar de ese turismo rural que tanto se lleva ahora mismo. Con una estructura repleta de calles estrechas repartidas por la falda de un pequeño cerro, La Fresneda tiene los restos de un castillo desde los que tendremos una de las mejores vistas de la comarca.

La Fresneda

La Plaza Mayor, el Ayuntamiento del siglo XVI, los soportales de la Calle Mayor y la Iglesia de Santa María la Mayor del siglo XVII son algunos de los lugares imprescindibles de esta preciosa localidad.

A cuatro kilómetros de este maravilloso pueblo está la Parada de Compte, un hotel de cuatro estrellas encantador que tiene habitaciones desde 167 euros la noche.

Habitación doble en Parada de Compte desde 167 euros la noche.

Habitación doble en Parada de Compte desde 167 euros la noche.

Ráfales

Ráfales es un pequeño pueblo de unos 200 habitantes, y el sitio donde querrás quedarte a vivir porque después de recorrer sus tranquilas calles volver a la ciudad te parecerá una locura. El ayuntamiento del siglo XVI, de estilo renacentista, está adosado a la antigua muralla sobre uno de los portales de entrada, pero no es el único edificio histórico que encontramos.

 

Una iglesia de estilo gótico levantino, el castillo de la orden de Calatrava o la “torreta” del siglo XIV que formaba parte de la muralla medieval, son algunos de los lugares de interés de este precioso pueblo.

Valderrobres

Valderrobles

La capital de la comarca de Matarraña es Valderrobres y su centro está repleto de calles empinadas encantadoras. En la zona alta del centro histórico está el Castillo (con orígenes del siglo XII) y la Iglesia de Santa María la Mayor.

La zona de Plaza de España, del siglo XIV, es donde encontramos además del ayuntamiento, varias casas solariegas del siglo XIV. Hacer una foto con las fachadas y el Puente de Piedra del s.XIV al atardecer, es lo más instagrameable que haremos en la zona (no está considerado uno de los atardeceres más bonitos del mundo pero poco le falta).

Un bonus: Cretas

Aunque los cinco pueblos de los que hemos hablado arriba son los declarados conjunto histórico, Cretas y sus pinturas rupestres bien merecen un pequeño desvío. Un paseo por el pueblo y su plaza central es imprescindible.

 

Algunos de los enlaces de este artículo son afiliados y pueden reportar un beneficio a Trendencias.

Fotos | iStock

Temas
Inicio