Las dos cabañas en los árboles, para conocer Portugal de una forma distinta, que nos han enamorado

Las dos cabañas en los árboles, para conocer Portugal de una forma distinta, que nos han enamorado
Sin comentarios

Un concepto muy moderno para una escapada rural (por mucho que tenga estética de vuelta a lo salvaje) es el de las cabañas entre los árboles. Son una cucada y perfectas para unir unos días de desconexión total, donde olvidarse de todo, con una nueva y muy particular experiencia. Aunque en España tenemos muchas que son una pasada, súmale a lo anteriormente mencionado, el destino de moda: Portugal. Reservar en una de estas cabañas entre ramas es, sin duda, desmarcarse del resto de turistas a la hora de conocer el país vecino.

Pedras Salgadas Spa & Nature Park (Bornes de Aguiar, Portugal)

 

Aunque están sustentadas por pilares, estas casas entre árboles mantienen los principios del concepto. Han sido diseñadas por el arquitecto Luis Rebelo y construidas en pizarra y madera para su perfecta integración en el paisaje. Las cabañas cuentan con baño propio, una pequeña cocina y dos ventanas panorámicas: una orientada al bosque y la otra al cielo (para observar las estrellas).

Aunque la naturaleza es la protagonista, los más aventureros disfrutarán con el Pena Aventura Park, un parque de atracciones con escalada de árboles, barranquismo... No obstantes, también hay actividades más relajadas, como rutas en bicicleta o pistas de golf.

Pedras Salgadas Spa & Nature Park se encuentra al norte de Portugal (a unos 45 minutos en coche de Oporto), junto a las aguas de Pedras Salgadas, ofreciendo, además de cabañas en los árboles y bungalows, una zona de spa, restaurante propio especializado en cocina local y una piscina exterior para cuando el calor aprieta.

Vuelo Madrid - Oporto

Walnut Tree Farm (Aljezur, Portugal)

walnut tree farm
walnut-tree-farm.com/

Al oeste del Algarve, cerca de Aljezur, se encuentra una quinta portuguesa renovada que es sinónimo de vacaciones en una granja o en una cabaña construida sobre un nogal centenario. Es adecuada para parejas Está equipada con ducha, cocina y un váter ecológico. Además, en las 22 hectáreas de privacidad en la naturaleza de las que dispone, hay un lago privado para nadar y un huerto orgánico.

Y es que, los alrededores tampoco se quedan cortos en alicientes y los visitantes pueden disfrutar desde algunas de las mejores playas del Algarve (a solo 15 minutos), hasta rutas en bici por las montañas de Monchique, pasando por disfrutar del senderismo con vistas al mar con la Ruta Vicentina, que recorre este escarpado litoral.

Vuelo Madrid - Faro

Nota: algunos de los enlaces de este artículo son afiliados y pueden reportar un beneficio a Trendencias.

Foto de portada | @pedrassalgadasecopark

Temas
Inicio