Culla: guía completa para perderte por uno de los pueblos medievales con más encanto de España

Culla: guía completa para perderte por uno de los pueblos medievales con más encanto de España
Sin comentarios

Todas lo sabemos, pero es importante recordarlo: no hace falta irnos muy lejos para descubrir verdaderas joyas. En este caso, hablamos de un precioso pueblo medieval que se esconde muy cerca de Castellón. Culla es un paraíso para las amantes de la historia, la naturaleza y las leyendas que ponen los pelos de punta.

Te contamos cómo llegar hasta este lugar, qué ver y dónde dormir y comer si buscas pasar un fin de semana inolvidable o un puente en familia en esta localidad del Alt Maestrat valenciano. Recordamos que su casco antiguo fue declarado Bien de Interés Cultural en 2004.

Cómo llegar hasta Culla

Culla se sitúa a unos 130 km de Valencia y a 55 km de Castellón. Desde ambas ciudades podemos acceder a este pueblo fácilmente en coche. Eso sí, la carretera de acceso tiene bastantes curvas. Si no dispones de vehículo propio, desde Castellón sale un autobús diario.

 

Qué ver en Culla: los imprescindibles

La larga historia de Culla lo convierte en un lugar repleto de rincones de postal. Desde su mítico castillo hasta la iglesia de San Salvador, toma nota de las atracciones turísticas más populares.

Castillo de Culla

El castillo es uno de los iconos de este pueblo. Como muchos otros monumentos históricos, a día de hoy conserva solo unos pocos vestigios. De las murallas aún podemos observar los restos de la Torre del Frare Pere, y torreones del siglo XIII, así como la puerta de entrada a la Barbacana y los escudos de armas de la Orden de Montesa.

 

Arco de la Puerta Nueva

Ahora nos vemos hasta la única puerta de acceso al recinto amurallado que se conserva. La Puerta Nueva fue reconstruida en el s. XIV y está situada entre la plaza de la Porta Nova y la calle Pelleric.

La Iglesia Parroquial del Salvador

Según leemos en la web de turismo de Castellón, esta iglesia "fue construida sobre otra anterior a principios del s.XVIII y consagrada en 1712, construyéndose posteriormente la torre campanario. Conserva en su interior un retablo de Sant Roc, tríptico en pintura, del s.XVI".

A esto le sumamos que "consta de una escena central, la sagrada familia, San Juan y un Ángel, y de dos puertas abatibles con las figuras de San Vicente Ferrer y San Francisco". Dentro podemos ver también una estatua en piedra policromada de El Salvador, patrón de Culla, gótica del s. XV.

El casco histórico

Como sucede en la mayoría de pueblos medievales, merece la pena perderse por sus calles sin rumbo fijo. El caso histórico de Culla fue declarado Conjunto Histórico Artístico el 21 de mayo de 2004, así que su belleza está más que asegurada. Las casas del centro son de mampostería y revoque ligero. Asimismo, incluyen tejados inclinados con teja moruna y conservan en las fachadas ventanas encuadradas de bloques de piedra. Los balcones destacan por la cara inferior constituida por cerámica.

 

Parc Miner del Maestrat

Las que deseen pasar la mañana en un lugar especial, pueden ir hasta el Parc Miner del Maestrat. Se encuentra en el paraje natural de la Fontanella, situado a unos 800 metros de altitud. Desde allí se pueden disfrutar de unas maravillosas vistas panorámicas de la comarca del Alt Maestrat.

Este parque es genial para conocer la antigua industria minera subterránea de la zona, recorrer sus largas galerías y conocer cómo vivían y trabajaban los mineros. La visita se realizan con un guía especializado y tiene una duración aproximada de 1 hora 30 minutos. En esta web puedes efectuar la reserva.

 

La Presó (prisión)

Finalmente, no deberías dejar a un lado en tu recorrido la presó. Este monumento es el antiguo granero del Comendador de la Orden de Montesa (S. XIII y S. XIV). Posteriormente, se empleó como prisión. En una de sus paredes se puede apreciar las cadenas y grilletes con los que eran inmovilizados los presos. Además, se pueden apreciar las marcas que hacían con sus uñas para contar los días que quedaban para ser liberados.

Las amantes de las historias de terror quizás deseen confirmar si aún se escuchan los gritos de los condenados en la oscura la noche, una leyenda que corre por el pueblo.

Dónde comer y dormir en Culla

Al ser un pueblo bastante turístico, en Culla hay varios restaurantes para degustar las delicias de la zona, como la trufa negra. El 'Restaurante La Solaneta', el 'Bar del Poble' o el 'Mesón La Setena' son buenos lugares para llenar el estómago en tu visita.

Por otro lado, si deseas dormir en un pueblo con tanto encanto tienes que tener en cuenta que no hay un número de alojamientos, pero lo puedes hacer en las siguientes casas rurales:

La bonita de Culla

bonit ad eculla
La bonita de Culla - Casa de dos dormitorios, una noche

La bonita de Culla - Casa de dos dormitorios, una noche

Casa Plaza de Culla

culla
Casa Plaza de Culla - tres dormitorios, una noche

Casa Plaza de Culla - tres dormitorios, una noche

La Conquesta de Culla

La Conquesta de Culla
La Conquesta de Culla - casa de cuatro dormitorios, una noche

La Conquesta de Culla - casa de cuatro dormitorios, una noche

Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.

Fotografías | Booking, Cullamagicaymedieval

Temas
Inicio