Compartir
Publicidad

El estilo de Kirsten Dunst

El estilo de Kirsten Dunst
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Kirsten Dunst es famosa desde que coprotagonizó junto a Brad Pitt y Tom CruiseEntrevista con el vampiro”. El paso de actriz adolescente a actriz adulta lo ha dado con éxito, tanto de taquilla, gracias a Spiderman, a punto de estrenar la tercera entrega de la saga, como de crítica, gracias a Marie Antoniette, pues, pese a que la película no ha convencido, su actuación es fantástica. Y con ese mismo éxito han ido avanzando sus estilismos dentro y fuera de la alfombra roja.

Sobre ésta hay un antes y un después entre la Kirsten ñoña y cursi de sus primeros estrenos, y la Kirsten cool (fotos de arriba ) o sofisticada (fotos de abajo) de los últimos cuatro años. En su vida diaria, también ha habido un cambio importante, de un look anodino y algo hortera de típica chica americana, a un estilo vintage-grunge que le ha procurado tantas fans como detractoras.

Lo más sorprendente del estilo de Kirsten Dunst es la metamorfosis que sufre cuando va a pisar la alfombra roja. Fan de la ropa de mercadillo y poco dada a peinarse y maquillarse en su día a día, cuando asiste a la ceremonia de una entrega de premios o al estreno de una de sus películas en un festival de cine, siempre llama la atención por su aspecto cuidado e impecable, y su gusto clásico y algo sofisticado.

Uno de sus aciertos, o de quién le aconseje a la hora de vestirse, es saber cumplir la etiqueta. La gala de los Oscars, no es lo mismo que una rueda de prensa en Madrid, ni que un desfile de Marc Jacobs en Nueva York o aparecer en un progama de televisión para adolescentes. Kirsten lo sabe y elige la ropa y el calzado a propósito.

Sólo lleva traje de noche largo cuando es obligatorio. Especialmente espectacular fue el diseño de Olivier Theyskens para Rochas con el que apareció en el estreno de "María Antonieta" en el pasado Festival de Cannes. Pegado al cuerpo, el azul pálido del vestido le iba perfecto a su piel blanca y su melena, recogida en trenzas, y pelirroja por exigencias de su personaje en Spiderman. Los pájaros negros cosidos a la falda le daban el toque de gracia al impresionante diseño del belga.

En cambio, para los estrenos menos protocolarios prefiere los vestidos cocktel, como los de Christian Lacroix Alta Costura, el azul pavo y el verde con encajes del mismo color, de las fotos de arriba. No le importa repetir calzado, la hemos visto más de una vez con los mismos Louboutin en diferentes colores. No suele llevar joyas llamativas, y tampoco arriesga con el maquillaje, siempre resalta sus ojos antes que sus labios.

Hasta la fecha no se ha casado con ningún diseñador ni con ninguna casa de moda. Chanel, Prada, Lacroix, Proenza Schouler, Marc Jacobs, Rochas, Burberry Prosum y otros muchos la han vestido en diferentes ocasiones. Sorprendentemente nunca ha sido imagen de ninguna firma de moda de relevancia internacional, por lo que no se ha visto obligada por contrato, como le pasó a Angelina Jolie en la pasada ceremonia de entrega de los Globos de Oro, a vestirse con ropa de una marca determinada.

Cuando su estilo se vuelve más personal es en las ruedas de prensa (fotos de arriba) en en las que suele presentarse con vestidos vaporosos de corte romántico, como el estampado de la tercera foto de Burberry Prosum que llevó en la presentación ante la presa del Festival de Venecia de su película "Elisabethtown".

Las útimas tendencias las deja para las fiestas nocturnas (primer bloque de fotos). Fue una de las primeras en llevar mono, y no ha tardado en apuntarse a la moda del esmoquín negro y de la mini cazadora de cuero tan en voga esta temporada.

Sin embargo, y salvo excepciones como el bolso de Balenciaga y algunas prendas de Marc Jacobs, las grandes firmas de la moda no tiene un lugar importante en el armario de Kirsten Dunst cuando no está de promoción. Prefiere los vaqueros, las camisetas, las chancletas que combina con abrigos, faldas, vestidos y americanas que encuentra en mercadillos y ropa de segunda mano.

Su gusto por las mezclas difíciles, muy acertadas en ocasiones, con el que ha conseguido un estilo personal y alejado de las tendencias que marcan las pasarelas, la ha convertido en objeto de críticas y alabanzas a partes iguales. Mientras para unos es ejemplo de dejadez y mal gusto, para otros, entre los que me incluyo, Kirsten Dunst tiene un talento especial para encontrar predas únicas y saber mezclarlas.

Aunque no voy a negar que más de una vez se ha dejado en casa el buen criterio a la hora de elegir qué ropa ponerse para salir a la calle o ir a un estreno. Claro que un mal día lo tiene cualquiera.

En Trendencias | María Antonieta, los vestidos de una Reina, El buen uso de los pitillo, El secreto del éxito del little black dress

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos