Publicidad

"Mi compañero de trabajo es tóxico": cómo podemos manejar una mala relación laboral
Trabajo

"Mi compañero de trabajo es tóxico": cómo podemos manejar una mala relación laboral

Publicidad

Publicidad

Si hay un sitio donde pasamos tiempo a lo largo de nuestra vida es en el trabajo. Las cosas que ocurren allí, por tanto, son prácticamente lo principal de nuestro día. Por ello, el ambiente laboral, la relación con nuestros jefes y, sobre todo, con nuestros compañeros de trabajo, puede impactar en nuestro bienestar y la calidad de nuestro día.

Por desgracia, no siempre todas las relaciones laborales son buenas y puede ocurrir que nos encontremos con compañeros con los que choquemos. Y una cosa es cuando no nos llevamos bien con alguien con quien trabajamos, pero si la actitud de alguna de estas personas afecta a tu rendimiento laboral o a tu bienestar es algo más serio. Si la idea de ir a trabajar cada día se hace insufrible, puede ser que tengamos un problema mayor y que esta persona que trabaja con nosotros se pueda considerar un compañeros de trabajo tóxico, incluso tirano.

Qué causas hay detrás de estos comportamientos tóxicos

¿Tóxico se nace o se hace? Si en el trabajo la mayoría de nosotros buscamos un ambiente lo más agradable posible, sin demasiados problemas, ¿qué cimientos y patrones relacionales dentro de la estructura de nuestra empresa pueden estar generando o reforzando que un compañero se comporte como un tirano?

Las investigaciones realizadas al respecto encuentran que hay varias claves. Para empezar, la persona en sí. La Harvard Business Review señala que los comportamientos tóxicos pueden estar causados por la percepción de omnipotencia de la persona. No sólo cree que es mejor que los demás, si no que se considera lo suficientemente importante como para que las reglas no se le apliquen a él. A los demás sí, pero a él o ella no.

Petra 1957914250 8896253 667x401

Y esto podría frenarse si en la empresa no se tolerase, pero no siempre es el caso. Algunas investigaciones, como la pública en Journal of Career Assessment indica que el entorno laboral puede llegar a recompensar estos comportamientos. Es decir, algunas personas adoptan comportamientos tóxicos y malas reputaciones porque les aportan beneficios, como avances más rápidos en la carrera profesional. Además, el resto de trabajadores pueden no quejarse sobre estos comportamientos o no confrontarlos por miedo a las represalias.

No solo los compañeros pueden presentar comportamientos tiranos y tóxicos, si no también los jefes. Y esto puede ser más complicado ya que tienen una posición de poder sobre nosotros.

Cómo podemos lidiar con un compañero de trabajo tóxico

Lo primero es intentar evaluar la situación de manera objetiva y pensar en nuestra posición en el conflicto. Es habitual que en los desencuentros haya más de un punto de vista, por lo que puede ser de ayuda hablar con otra persona para que nos dé su punto de vista.

En cualquier caso, nada justifica las faltas de respeto en ninguna dirección. Si hemos evaluado nuestra posición, más personas perciben lo mismo que nosotros, se nos está faltando al respecto o está afectando a nuestra salud mental, hay algunas cosas que podemos hacer.

Jav506a 0121b 1150x769

No eres responsable de los actos de otra persona

Cuando nos encontramos en una relación tóxica, aunque sea de compañeros de trabajo, corremos el riesgo de acabar responsabilizándonos de los actos de las otra persona. La realidad es que solo tenemos control sobre lo que nosotros hacemos.

No es responsabilidad nuestra intentar cambiar a la otra persona y que nosotros cambiemos o intentemos ser "mejores" no va a hacer que nos traten mejor si ellos no quieren cambiar.

Habla con la persona con la que tienes el conflicto

En ocasiones los conflictos entre personas se deben simplemente a malentendidos y, otras veces, se debe a que, efectivamente, tenemos un compañero tóxico. En cualquier caso, el primer paso será hablar con esa persona para poder aclararlo. Al hacerlo es buena idea que mantengamos un lenguaje asertivo centrándonos en el yo.

Para ello podemos hablar de cómo nos sentimos nosotros, de qué cosas concretas nos afectan y cómo, de lo que nosotros percibimos. Sin asumir que tenemos la razón absoluta o hacer juicios de la otra persona y estando abierto a que tal vez esa persona tenga otro punto de vista. Quizás esa persona no se diera cuenta hasta ahora de que te hacía daño o quizás no le importa, pero hablarlo es el primer paso.

Petra 1957914250 8896253 667x401

Pide el respeto que mereces

Muchas veces no decimos nada por miedo a crear mayores conflictos o generar problemas. Pero cuando hay una situación en la que te sientes maltratado, tenemos derecho a pedir el respeto que cualquier persona se merece, siempre que nosotros lo estemos ofreciendo. Nadie, aunque sea nuestro superior, tiene derecho a faltarnos al respeto.

Confronta directamente la situación

Si ya has hablado con esa persona, habéis tratado la situación y nada ha cambiado, puedes confrontar directamente los comportamientos desagradables cuando ocurren. Si esa persona dice o hace algo que te hace daño o que te resulta irrespetuoso puedes indicarle que no aprecias ese tipo de comportamiento o comentario y que te resulta hiriente.

Es hora de pedir ayuda

Si nada de esto funciona, puede ser el momento de pedir ayuda y hablar con un superior o responsable. No suele ser un momento agradable, pero puede ser necesario para encontrar una solución al problema. En ocasiones la persona tóxica suele afectar a más de una persona de la empresa, por lo que puede ser buena idea juntaros para hablar en grupo con los superiores.

Imágenes | Jane the Virgin

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios