Publicidad

Raf Simons

Publicidad

Publicidad

Noticias de Raf Simons en Trendencias

Las últimas temporadas de Jil Sander han sido espectaculares, lo que le han llevado a Raf Simons a recibir todos los elogios tanto de crítica (donde es considerado uno de los intocables) como de público. Desde 2005 lleva como diseñador creativo y aunque es difícil olvidar al diseñador alemán Sander, el belga (como algunos le llaman) se ha asentado con paso firme. En Milán volvió a ofrecer una de esas colecciones que gusta ver encima de la pasarela, basada en la geometría, en el placer visual y el minimalismo bien entendido. La clase de la firma, perfecta tanto para la calle a la hora de ir elegantes y bien vestidas como para cualquier cóctel, es el leitmotiv de Jil Sander, la cual Prada vendió el pasado septiembre a la compañía japonesa Onward. Los abrigos largos y finos son unas de las bazas de Jil Sander, al igual que lo son los vestidos de cortes rectos y clásicos, mangas cortas y la figura jugando a encontrarse y a dar un margen mayor al cuerpo femenino, como pasa con los pantalones, los cuales se establecen en la raya. Dentro de las medidas clásicas los vestidos encontraban su reformulación con pliegues que salían de ellos, vuelos geométricos e incluso cremalleras como detalle protagonista de la firma, algo arriesgado pero que da un resultado perfecto. En conclusión, una colección con dos caras. Una clásica y elegante donde Jil Sander busca ser la firma en vestir a la mujer actual de cuidados vestuarios, y otra donde el carácter experimental del diseñador belga se deja ver modelando los vestidos. Tanto una como otra, de nota. En la línea masculina primó el negro y el gris y en la femenina la firma se abrió más. Fotos | Stylelist En Trendencias | Semana de la moda de Milán En Mensencia | Jil Sander, colección Otoño-Invierno 2009/2010

Publicidad

Inicio