Juanjo Oliva

Publicidad
Publicidad

Noticias de Juanjo Oliva en Trendencias

La tercera jornada de Cibeles reúne algunas de las citas más importantes de la Cibeles Fashion Week. Nombres consagrados pero que continúan con propuestas que nos sorprenden cada nueva temporada, salvo alguna excepción bastante decepcionante.

Y dos nombres destacan sobre el resto: mi apuesta para los mejores de esta edición pasa por Duyos o Amaya Arzuaga, aún a falta de ver todos los desfiles que nos quedan por delante. Los dos en estilos muy diferentes entre sí, pero destacan sobre el resto de diseñadores para la próxima temporada Otoño-Invierno 2010/2011.

Pero no han sido los únicos nombres a resaltar de la jornada del sábado. Abría el día Juanjo Oliva y si merece la pena madrugar por alguien un sábado, ese es Juanjo. En la foto vemos los maravillosos vestidos de noche con los que cerró el desfile.

Su desfile comenzó con conjuntos de top y pantalón en negro, abrigos con capucha y detalle de peluche negro, y little black dress divinos para un cocktail.

La decoración de la ropa es a base de pliegues sobre sí que me recuerda al caparazón de los insectos. Por cierto, que ver desfilar en directo a Iris Strubegger es todo un espectáculo.

Para dejar paso al color: verde oliva y naranja.

Y para el cierre, una bonita puesta en escena con unos largos vestidos de noche al estilo de Halston, con tirantes asimétricos. Favorecedores 100%. ¿Por qué no puede lucir uno de éstos Penélope en los Goya y así apoyar la moda española?.

Después llegó el turno de Juan Duyos. Para amenizar el desfile nada menos que Russian Red cantando en directo. Preciosa voz, preciosa melodía y Lourdes con un mono a rayas del diseñador. La colección muy sesentera, con una paleta de colores divina en tonos pastel.

Superposiciones, un genial corte y patronaje, y unas telas naturales que hacen de las prendas pura feminidad.

Pero yo me quedaría ya mismo con estos pantalones anchos plisados. Son tan anchos que parecen faldas.

Continuamos con la jornada con Hannibal Laguna y sinceramente, el venezolano no ha estado a la altura. Más de lo mismo a los que nos tiene acostumbrados: vestidos de noche, brillos, y poco más. No obstante, tiene sus fans, a juzgar por los aplausos suscitados y a juzgar por la encuesta en la que resulta preferido de los lectores de Trendencias.

El diseñador se inspira en sí mismo (mismos pases una y otra vez hasta el hastío de los allí presentes), en el jazz, y en otros diseñadores como Dior para reinterpretar la silueta New Look.

Lo mejor del desfile, el cierre, con las modelos subidas en pedestales.

Y con la actriz Dafne Fernández desfilando como una modelo profesional delante de Carlos Bardem (su ex-pareja).

Por su parte, Amaya Arzuaga consigue hacer una colección muy suya: inspiración futurista, diseños arquitectónicos, pero con incursiones hacia nuevos terrenos que resultan innovadores.

Mezcla de texturas y materiales, y un trabajo impresionante en lana.

Prendas muy complejas y con un trabajo detrás sólo posible para los grandes maestros del diseño.

Publicidad
Inicio