Toda la verdad sobre el DIU que deberías saber antes de usarlo como método anticonceptivo

Toda la verdad sobre el DIU que deberías saber antes de usarlo como método anticonceptivo
Sin comentarios

Condones, píldora, anillo, diafragma, implante… Existen muchos métodos anticonceptivos y uno de ellos es el DIU, un pequeño dispositivo que se pone en el útero y que evita el embarazo. No es una barrera de protección contra las ETS (si quieres protegerte de ellas lo mejor es el uso de preservativo), pero es un anticonceptivo cada vez más usado.

Es posible que te hayas planteado ponértelo y si te lo estás pensando, te contamos con ayuda de la Dra. en ginecología Sofía Castro, qué es un DIU y cómo funciona, además de cómo se pone, y los riesgos y efectos secundarios que tiene.

Qué es un DIU y qué tipos hay

Lo primero de todo es que sepas que es el DIU: dispositivo intrauterino. Es una pequeña pieza de plástico en forma de T que se coloca en el útero y que evita el embarazo.

Su eficacia contra el embarazo es muy alta (hasta el 99,8%) y como es de larga duración, es un método del que nos podemos olvidar algo que con la píldora anticonceptiva, por ejemplo, no es posible.

Dentro de los DIU existen de dos tipos, el de cobre, que libera iones de cobre que impiden que los espermatozoides lleguen al óvulo, y el DIU hormonal que lo que libera es progestina, una hormona que impide que se produzca la fecundación.

Reproductive Health Supplies Coalition Is Okckl7d0 Unsplash

Ambos los debe colocar un ginecólogo y del mismo modo, retirarlo también un ginecólogo cuando no quieras seguir usándolo (por ejemplo si buscamos un embarazo) o cuando sea el momento de cambiarlo. Aunque una tiktoker nos haya dicho que ella se lo ha retirado sola en casa, “es algo que debe hacerse en consulta”, nos explica la Dra. Sofía Castro, “hacerlo en casa puede suponer un riesgo para nuestra salud”.

DIU hormonal y de cobre: cómo funciona cada uno y cuánto duran

El DIU hormonal puede durar entre 3 ó 5 años, depende de la cantidad de hormonas que libere, y produce cambios en el interior del útero y las trompas: el moco cervical se vuelve muy espeso, el endometrio (que ayuda a que se produzca la gestación) reduce su espesor y además la zona se vuelve “hostil” para los espermatozoides. Es como si tuvieran que correr una carrera de obstáculos en la las vallas son 4 veces su tamaño, una tarea imposible.

Captura De Pantalla 2021 09 24 A Las 15 12 12 Copia

En el caso del DIU de cobre puede durar hasta 10 años tal y como nos explica la doctora, y lo que hace es “estimular la liberación de leucocitos y prostaglandinas por el endometrio, sustancias hostiles tanto para los óvulos como para los espermatozoides y zigotos.” Igual que el hormonal, cambia el endometrio, lo que pone aún más trabas a una implantación de un embrión.”

¿Qué DIU me tengo que poner?

“Depende de cada caso”, nos explica la doctora Castro. En líneas generales el DIU de cobre “no es una opción ideal si tenemos sangrados abundantes y dolorosos, o patologías ginecológicas como miomas o endometriosis”, ya que uno de los efectos de este DIU es un sangrado todavía mayor. Pero insiste en que cada caso debe ser estudiado de manera independiente.

Diu Hormonal

¿Pueden usar el DIU todas las mujeres?

La doctora lo tiene claro: "sí, cualquier mujer podría en principio usar el DIU, aunque hay que estudiar cada caso para saber si este método anticonceptivo es el más adecuado para esa persona o no".

Cómo se coloca el DIU

Preferentemente durante la regla y sin anestesia son las dos primeras características de la colocación del DIU. Antes de colocarlo se realiza una exploración ginecológica y una ecografía y cuando estás con la regla se coloca a través de la vagina.

Una vez colocado, se realiza una revisión pasado un mes, y una anual para comprobar que todo sigue en su sitio (el 1% lo expulsa de forma natural porque es un cuerpo extraño en el útero).

¿Duele que te pongan el DIU?

Sí, duele, y en algunos casos mucho. Aunque haya personal sanitario que no informe debidamente de esto, otro día entraremos a hablar de la violencia obstétrica que sufrimos las mujeres en muchas ocasiones. De hecho en Twitter hemos podido leer casos como este en el que a la paciente no se le informa debidamente de lo que podría pasar.​​

Es posible que su colocación sea muy dolorosa para algunas pacientes, sobre todo si no han tenido un embarazo previamente. La doctora nos explica que el dolor puede ser leve o notarlo con mayor intensidad, lo que dependerá de nuestro umbral del dolor y de nuestro propio cuerpo. Así mismo pueden producirse mareos e incluso una perforación uterina de forma accidental.

Una vez colocado pueden continuar los calambres y el dolor e incluso puedes tener manchados irregulares hasta en 6 meses, aunque en cada mujer será diferente, nos recuerda la doctora. Aún así, si después de ponértelo notas dolores o malestar durante un largo período de tiempo, “lo mejor es acudir a un especialista que revise que todo está bien”, nos explica.

¿Puedo usar tampones o copa menstrual con el DIU? ¿Se nota el DIU durante el sexo?

Puedes usar cualquier tipo de protección durante la regla, hasta tampones o copas menstruales porque el DIU no se coloca en la vagina, sino dentro del útero. 

Lo mismo ocurre durante el sexo. Durante la penetración no llega hasta el útero (por muy grande que sea el pene de tu pareja), y no vais a notar el DIU ninguno de los dos, ni tú ni tu pareja. Como mucho podría notar en el pene los hilos del DIU (que luego se usan para su extracción), pero es poco probable porque el pene debería llegar hasta el cérvix.

Y si tras un tiempo sin notar nada, de pronto tu pareja lo nota, lo mejor es acudir a un especialista por si se hubiera movido. 

Los efectos secundarios de un DIU

Reproductive Health Supplies Coalition Jee5sq47jho Unsplash

Si hablamos del más extendido, el hormonal, los efectos secundarios son muy similares a los de la píldora, aunque se trata de un tratamiento hormonal mucho más local que el que podría suponer ingerir la píldora anticonceptiva. Incluyen efectos como acné, cambios de humor, dolores menstruales más intensos, migrañas, sangrados irregulares…

En el caso del de cobre, los sangrados pueden ser muy abundantes y más prolongados en el tiempo, además de que pueden ser más dolorosos e ir acompañados de calambres.

Una opción que puede ser muy válida pero que es necesario pensarse muy bien antes de ponerla en marcha. Lo mejor es consultar con un especialista y que en base a tu caso personal, un profesional sanitario te aconseje lo mejor para ti.

Fotos | Reproductive Health Supplies Coalition en Unsplash, Planned Parenthood, Bayer

Temas
Inicio