Compartir
Publicidad

No, a las mujeres no les hace falta "hacer una pausa" y dejar de tomar la píldora cada dos años

No, a las mujeres no les hace falta "hacer una pausa" y dejar de tomar la píldora cada dos años
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En una encuesta reciente, más de la mitad de las mujeres de entre 18 y 19 años estaba de acuerdo en que "las mujeres deberían 'tomarse un descanso' de la píldora anticonceptiva cada dos años".

Puede que te sorprenda saber que no existe ningún indicio biológico que respalde la idea de "darle un respiro a tu cuerpo" y, de hecho, podría hacerte más mal que bien.

Compatibilidad

Existen muchos tipos diferentes de píldoras anticonceptivas y la mayoría contienen tanto estrógenos como progestágeno (lo que se conoce como píldoras anticonceptivas orales combinados).

Pexels Photo 1107971

Los médicos utilizan criterios médicos de elegibilidad detallados para decidir si un método anticonceptivo es apto para ti en base a tu historial médico, puesto que la píldora no está recomendada para algunas personas y otras pueden empezar a tomarla y darse cuenta de que no les viene bien.

Pero para muchas mujeres la píldora es un método fácil y útil para evitar embarazos. De hecho, se trata del anticonceptivo preferido entre mujeres menores de 30 años.

¿Acumulación de hormonas?

Varios estudios en Estados Unidos y en Australia han revelado que a muchas mujeres les preocupa utilizar una dosis excesiva o acumular hormonas en su cuerpo si utilizan un método anticonceptivo hormonal. Este tipo de ideas falsas sobre la forma en la que la píldora funciona alimentan la creencia equivocada de que es bueno dejar de tomar la píldora de vez en cuando.

Pexels Photo 1112290

Para algunas personas, la píldora puede estar relacionada con efectos secundarios desagradables como sensibilidad en los pechos, hinchazón, dolor de cabeza y náuseas.

Pexels Photo 1112410

Pero en vez de tratarse de un efecto de las hormonas, estos efectos secundarios desagradables muchas veces están asociados al intervalo sin hormonas que permite que se produzca un sangrado "de abstinencia" que imita el ciclo menstrual natural.

Estos efectos secundarios se pueden reducir gracias a los nuevos medicamentos o con una medicación que apenas tiene intervalos hormonales (haciendo que no se produzcan sangrados de abstinencia).

Una vez que un médico te receta la píldora, se recomienda que no dejes de tomarla por lo menos durante tres meses para permitir que tu cuerpo se adapte a los efectos secundarios por sí mismo.

Que una píldora le cause o no problemas a una mujer no tiene que ver con la duración de su uso. De hecho, todos los efectos secundarios iniciales volverán después de hacer una pausa y es por eso por lo que lo mejor es encontrar una píldora que te venga bien y no dejarla.

También es cierto que con la edad cambiará el tipo de anticonceptivos que tu cuerpo necesita, por lo que es importante revisar tu medicación de forma periódica. Hay estudios que demuestran que las mujeres dejan de depender de la píldora anticonceptiva con el tiempo cuando intentan quedarse embarazadas, tener hijos, completar sus familias y cuando se aproxima la menopausia.

¿Riesgos graves para la salud?

Como cualquier medicina, existe un riesgo mínimo de efectos secundarios graves asociados a la píldora. El riesgo de sufrir un efecto adverso grave es más probable durante los primeros meses cuando se empieza con la medicación o cuando se vuelve a tomar tras una pausa. De ahí que pueda ser más peligroso empezar y dejar de tomar la píldora que tomarla de forma continuada durante muchos años.

Pese a que existe un riesgo muy bajo de complicaciones en relación con la píldora, los temores generalizados se ven aumentados por los "estudios alarmantes sobre la píldora" (estudios malinterpretados por los medios de comunicación) que no se basan en una comprensión correcta de los riesgos asociados.

Uno de los efectos secundarios más graves asociados a la píldora son las complicaciones trombóticas como los derrames cerebrales, el infarto de miocardio y la trombosis venosa. En otras palabras, la formación de coágulos sanguíneos en el cerebro, corazón, piernas, brazos y en las ingles. Es por eso por lo que la píldora puede no estar recomendada para mujeres de mayor edad, sobre todo si son fumadoras.

Sin embargo, la píldora es un medicamento apto para aquellas mujeres de mediana edad que no estén en riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Aunque en teoría es algo muy grave, el riesgo absoluto de que se produzcan coágulos sanguíneos por culpa de la píldora es muy bajo y el riesgo es ligeramente superior al de las mujeres que no toman la píldora e incluso inferior a las mujeres en periodos de embarazo, parto y postparto.

Algunas personas pueden estar preocupadas por el riesgo de cáncer asociado a un uso prolongado de la píldora. Es cierto que su uso supone un ligero aumento del riesgo de cáncer de útero, pero también reduce el riesgo de cáncer de ovarios y de cáncer de endometrios.

También es importante tener en cuenta que existe un número de beneficios de la píldora que no tienen que ver con las medidas anticonceptivas como puede ser un mejor control de la menstruación; la mejora de los síntomas premenstruales, del acné, de los dolores, del sangrado menstrual intenso y de la anemia por falta de hierro; y una reducción de los quistes en los ovarios, de la enfermedad benigna del seno y de la posible enfermedad pélvica inflamatoria.

Estos efectos secundarios no-anticonceptivos son los que hacen que sea el método preferido por las mujeres para evitar embarazos.

Fertilidad

Una de las preocupaciones de las mujeres sobre el uso de la píldora a largo plazo es que les resultará más difícil concebir niños cuando dejen de usarla. Investigaciones de varios países revelan que las mujeres quieren recuperar su fertilidad rápidamente una vez que dejan de tomar la píldora.

El tiempo en que tarda una mujer en volver a poder concebir depende de muchos factores, por lo que es difícil determinar el papel que tiene la píldora anticonceptiva. Algunos estudios científicos documentan un retraso temporal a la hora de concebir que normalmente solo dura unos meses.

Julia Caesar 15078 Unsplash

Sin embargo, un análisis de 17 estudios reveló que las tasas normales de embarazo durante un año tras haber tomado la píldora estaban entre el 79 y el 96%, cifras similares a las mujeres que dejaban de usar condones o que no estaban usando ningún otro método anticonceptivo.

¿Qué deberías hacer?

Si la píldora te sienta bien, no hace falta que le "des un respiro a tu cuerpo".

Thought Catalog 612383 Unsplash

Pero sí que es importante que te sometas a controles médicos de forma regular y que revises tus necesidades anticonceptivas. Esto es particularmente relevante en aquellos momentos importantes de tu vida reproductiva: cuando pasas a ser sexualmente activa, cuando empiezas una nueva relación, cuando te planteas tener un bebé, cuando acabas de tener un bebé o cuando decides no tener más hijos.

Siempre está bien estar al día sobre los últimos métodos anticonceptivos para saber que estás utilizando el que mejor se adapta a ti.

Fotos| Unsplahs.com, Pexels.com, Pixabay.com

En Trendencias|

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio