Publicidad

Tinder en grupo: cada vez más jóvenes recurren a esta dinámica y nos cuentan su experiencia

Tinder en grupo: cada vez más jóvenes recurren a esta dinámica y nos cuentan su experiencia
Sin comentarios

La cuarentena fue la mejor excusa para romper el hielo en Tinder y, ahora que la pandemia nos impide conocer gente, algunos de sus usuarios (cada vez son más) han decidido dar un paso más allá y optan por crearse cuentas grupales.

No existe Tinder social, pero la gente se lo monta para quedar en grupo

La función 'Tinder social' se instauró en España en 2016 y funcionaba como una herramienta más dentro de la propia aplicación. Enfocada para pasar tiempo de ocio con amigos pero conociendo nuevas personas (y romances), era la fórmula perfecta para realizar matches por grupos.

Aunque desde la propia aplicación de citas nos aseguran que 'Tinder social' como tal ya no existe "ni está implementada en la app", el coronavirus ha dado alas a nuestra creatividad con los crushes digitales y muchos usuarios buscan la manera de retomar esta idea.

¿Cómo? Utilizando el perfil clásico de Tinder y añadiendo en la presentación un nombre que deje ver que se trata de un grupo de amigos (ejemplo: villa de 4 chicos en Mallorca) con fotografías de todos los que lo componen.

Cabe recalcar que muchos de estos usuarios decidieron conscientemente no cumplir con los protocolos sanitarios que se han impuesto durante estos meses de pandemia.

En verano, por ejemplo, las reuniones entre amigos se limitaban a diez personas (ahora son seis), el ocio nocturno estaba prohibido a partir de la 1 de la mañana, la distancia de seguridad entre desconocidos era de metro y medio, etc. Y, sin embargo, basta con leer los testimonios que a continuación presentamos para darnos cuenta de que muchas de estas medidas no se cumplieron en absoluto.

Nos adentramos en la historia de varios grupos de amigos que han recurrido a Tinder grupal en los últimos meses para conocer cómo ha sido su experiencia:

10.000 Km

"Éramos un catamarán de ocho chicas cuando decidimos hacernos un Tinder grupal"

"Nosotras nos hicimos el Tinder grupal este verano. Éramos un catamarán de ocho chicas y con esto del Covid-19, como no se podía conocer gente (todas las discotecas y bares estaban cerrados), nos hicimos Tinder", nos cuenta María (26 años), sobre sus vacaciones de este verano en una isla española.

"Los perfiles de Tinder que veíamos estaban llenos de catamaranes o villas. Todos seguían la misma tónica que nosotras. Cogían un perfil individual y lo transformaban en grupal. Por ejemplo, encontrabas 'grupos de chicos con villa en la montaña' o 'catamarán de chicos de Barcelona' y cosas así", confiesa María.

Y de repente tú

"Nos pegamos unas vacaciones con ellos súper guays y al final acabamos juntando a los tres grupos que conocimos en el mismo barco. Nuestra amistad ha sido 'tan profunda' que hemos seguido viéndoles durante septiembre. Y sí, hubo match y varios ligoteos", reconoce la joven de 26 años.

"Alquilamos una casa para 5 solteros y terminamos 10 solteros y solteras dentro de ella"

Javier (30 años) y sus amigos se fueron de viaje improvisado a Denia este verano: "Tuvimos que cancelar un viaje a Tailandia por la pandemia y en dos días nos montamos un viaje al completo por España. El primer destino fue Denia y, de cachondeo, decidimos hacernos un Tinder grupal. Nuestra casa estaba muy cerca de la playa, teníamos piscina y sobre todo, ganas de pasarlo bien a pesar de todo el tema del Covid. Al parecer, poner en Tinder que tienes piscina con vistas a la playa funciona. La gente quiere que les montes planes chulos y si de paso conoces a alguien mejor aún. Y así fue. Quedamos los tres días con diferentes grupos de chicas. Siempre eran cinco, el tema nos hacía gracia. Y pasó lo que te puedas imaginar. Fue un descontrol, lo reconozco. ¿Si hubo contagios? Sí, pero todo eso prefiero guardármelo para mí. Hasta aquí es lo que puedo contar. Al llegar a Madrid y tener que hacer cuarentena durante 15 días el viaje dejó de hacernos gracia. Pero todavía alguno repetiría... Sobre las chicas, no hemos vuelto a hablar con ellas".

Clientes satisfechos y no tanto

Verano

"Reconozco que no le veo ningún contra al Tinder grupal. Fue una súper experiencia porque los chicos que íbamos conociendo eran todos de nuestro rollo, muy parecidos a nosotras y también de la misma ciudad. Varias de mis amigas, en concreto cuatro de ellas, están quedando en nuestra ciudad de origen con ellos. Este finde volvemos a vernos. Como conclusión diría que hubo muy buen rollo y que no van tan a saco como en Tinder individual, la idea era pasarlo bien y si pillaba alguien pues genial, pero no era el objetivo principal", concluye María.

"Ahora la gente se hace una cuenta de Tinder individual y la utilizan conjuntamente. Sinceramente yo lo habría usado igualmente aunque las discotecas estuviesen abiertas. Es una nueva moda que engancha. Y no sólo para ligar, también es divertido para simplemente conocer gente diferente y cambiar de aires", explica Casilda (34 años), quien a principios de septiembre se fue un fin de semana a Formentera para celebrar una despedida de soltera.

"Sinceramente la experiencia no me gustó nada. Me quedé traumatizada. Quedamos con un grupo de cinco chicos y resultó que conocíamos a varios de ellos... y no sólo eso, uno era mi ex. No compartieron fotos de todos, sólo de tres a quien no había visto en mi vida y que luego no estaban en las copas que organizamos. Conclusión: utilizaron fotos falsas, de otro grupo de amigos. Imaginad mi careto cuando llegué y le vi. Me volví corriendo al hotel, estaba en shock", cuenta Leti (31 años).

Sí, el consumo de Tinder tras la pandemia ha aumentado considerablemente

Her

Estar encerrados en casa y el hecho de que todos estuviéramos pasando por lo mismo al mismo tiempo hizo que en Tinder la gente estuviera de palique. "En España, el 12 de abril hubo un pico de conversaciones: ese día, los miembros de Tinder enviaron un 76% más de mensajes de media en comparación con el principio de la cuarentena a principios de marzo", matizan desde la aplicación de citas.

De hecho, si algo muestran las cifras es que con cuarentena o sin ella, según Tinder, a los españoles nos va una buena conversación. "A mediados de abril, la Generación Z en nuestro país estaba enviando el doble de mensajes cada día, en comparación con el principio del confinamiento, lo que los convirtió en los más habladores de todo el mundo", aseguran. Ahí es nada.

En este sentido, la marca ha lanzado recientemente otras funciones para que sus miembros puedan conectar de forma segura, como Facts, Face to Face y Photo Verification.

Fotos | 10.000 Km, Her, Kikki el amor se hace, Y de repente tú, Ventajas de ser un marginado

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios