Publicidad

Son muy pequeños, pero reconocer estos síntomas de cáncer de ovarios puede salvar muchas vidas

Son muy pequeños, pero reconocer estos síntomas de cáncer de ovarios puede salvar muchas vidas
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Según la Asociación Contra el Cáncer de España el cáncer de ovario es el sexto más frecuente entre las mujeres, con aproximadamente 205.000 nuevos casos al año en todo el mundo.

En España se diagnostican unos 3.300 casos anuales, lo que representa el 5,1% de los cánceres entre las mujeres, por detrás de los de mama, colorrectales y de cuerpo de útero.

Una de las malas noticias asociadas a este tipo de cáncer es que es muy difícil detectar los síntomas , por lo que se suele detectar tarde, cuando lo que realmente necesitamos es empezar lo antes posible a tratarlo.

Según las estadísticas dadas por la Asociación de Afectados por Cáncer de Ovario (ASACO), el Instituto Valenciano de Oncología (IVO) y la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el 80% de las pacientes con cáncer de ovario son diagnosticadas en etapas avanzadas de la enfermedad. Algo que perjudica la posibilidad de curación aunque, si son tratadas por un ginecólogo-oncólogo la probabilidad de supervivencia aumenta un 20%.

Pexels Photo 576831

Conocer los síntomas y estar pendientes de todo lo que nos pasa es vital para poder detectar a tiempo una enfermedad y comenzar a tratarla lo antes posible. Y por eso, una asociación en el Reino Unido, Target Ovarian Cancer, ha hecho una lista de todos ellos y ha puesto en marcha una campaña para que todo el mundo los conozca.

De hecho, según las cifras dadas por esta asociación, sólo un 1% de la población sabe que ir mucho más de lo normal al baño para hacer pis es uno de los primeros síntomas de este tipo de cáncer, pero como también es un síntoma asociado a otras condiciones como beber mucha agua, estar embarazada o, por poner otro ejemplo, con tener una infección de orina, no solemos asociarla con una enfermedad mucho más grave.

Otros de los síntomas a tener en cuenta son: dolores pélvicos o abdominales, hinchazón persistente del abdomen, problemas para comer (porque te llenas demasiado pronto), cansancio extremo, pérdida de peso sin causa aparente o sangrado después de la menopausia.

La esperanza es que, dando a conocer estos síntomas y haciendo hincapié en que las mujeres sean conscientes de su cuerpo y de los pequeños cambios en él, la enfermedad se puede detectar lo antes posible y comenzar a tratarse rápidamente para mejorar las posibilidades de supervivencia.

Fotos| Pexels.com

En Trendencias| Soy una superviviente del cáncer de mama: tres testimonios de cómo lo han afrontado tres mujeres distintas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir