Nadie sabe quién fue Jack el Destripador pero 136 años después hay quien dice que fue este famoso pintor al que has visto en museos

La identidad del primer asesino en serie mediático sigue siendo un misterios más de un siglo después haber sembrado el pánico en Londres

Edgar Degas Self Portrait Photograph
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Fue el primer asesino en serie mediático de la historia pero, 136 años después de haber sembrado el pánico en el Londres victoriano, la identidad de Jack el Destripador sigue siendo todo un misterio. Por supuesto, existen muchas leyendas y teorías al respecto pero ninguna ha podido confirmarse oficialmente. Así que, ahora, en la época dorada de los detectives de Internet, ha surgido una nueva y rocambolesca hipótesis que señala directamente a uno de los artistas más importantes del impresionismo. Aunque es más conocido por pintar bailarinas que escenas tétricas.

Cortes en la garganta; mutilaciones en el área genital y abdominal; extirpación de órganos y desfiguración del rostro fue la firma que dejó en las (al menos) cinco prostitutas que asesinó Jack el Destripador en 1888 en el barrio de Whitechapel. Aunque se investigaron, aproximadamente, a trescientos sospechosos, la policía fue incapaz de esclarecer la identidad del asesino. Aunque su modus operandi delataba algunas características de su perfil.

Algunos expertos de la época afirmaron que debía tratarse de una persona zurda y con conocimientos avanzados de anatomía. Por su lado, los testigos oculares que vieron irse a alguna de las víctimas con su presunto asesino lo describieron como un hombre de mediana edad que usaba un sombrero y una capa muy particulares.

A lo largo de los años, sospechosos se han ido señalando suficientes como para jugar al Cluedo. Incluido, entre ellos, el autor de 'Alicia en el País de las maravillas', Lewis Carroll. Y siguen añadiéndose nombres a la lista. El último es Edgar Degas gracias a una teoría viral de TikTok.

@schirrgenius

♬ original sound - Kiki Schirr / Кики Щыр / 史秀玉

A lo largo de casi siete minutos, la estadounidense Kiki Schirr desarrolla la teoría que, en sus propias palabras, se ha convertido en su "Imperio Romano". Empieza explicando que, en el momento de los asesinatos, Degas era un hombre de 50 años que "se había vuelto muy misógino y dejaba mucho que desear como persona". Además, como pintor con formación clásica, "probablemente habría asistido a muchas disecciones de anatomía. Además estaba obsesionado con conocer cada mínimo detalle de cómo funcionaba el cuerpo", afirma esta mujer.

No obstante, estos son los puntos más fuerte de su teoría (que ya es decir) porque, a partir de ahí, cada uno de los argumentos está más cogido con pinzas que el anterior. Además de contaminados por una perspectiva moderna sobre el mundo.

Por ejemplo, Schirr señala el hecho de que Degas viviera en París, ciudad que está cerca de Londres... actualmente, pero recordemos que en 1888 ni volaban los aviones ni se había construido aún el canal de la Mancha. Además, los expertos en la materia creen que el verdadero asesino tuvo que tratarse de alguien que, probablemente, viviera en el barrio y pasara completamente desapercibido por sus calles.

Whitehall Murder School Illustration Ilustración 'El misterio de Whitehall' de octubre de 1888 (Dominio público)

Otro argumento que encajaría más en la mentalidad de un consumidor moderno de true crime con conocimientos en investigación policial, que en la de una persona contemporánea del primer asesino en serie mediático de la historia, es el hecho de que durante un viaje al sur de Francia, el pintor se dedicara a mandar muchas cartas a amigos, incluso a aquellos con los que llevaba años sin hablar. Según Schirr, esto podría  ser un indicio de que se estaba haciendo una coartada que lo situara lejos de los cadáveres.

Más allá de elucubraciones descabelladas de TikTok, sí que existe una conexión con más "pruebas" entre Jack el Destripador y Degas. Y es que, según la novelista Patricia Cornwell, el cruel asesino fue un pintor amigo del francés. Esta mujer, que dice haberse gastado entre 4 y 6 millones de dólares en recopilar pruebas científicas y documentos para su investigación, desvela en 'Retrato de un asesino: Jack el Destripador caso cerrado' que el verdadero asesino se llamaría Richard Sickert.

Edgar Degas The Ballet Class Google Art Project

De origen alemán, Sickert fue un pintor que solía retratar escenas de prostitutas amenazadas por siniestras figuras masculinas y mutiladas. Incluso uno de sus cuadros se titula 'El asesinato de Candem Town'. Sin embargo, su teoría también ha sido fuertemente puesta en duda por los expertos. La única certeza que seguimos teniendo a día de hoy es que todavía no sabemos quien fue Jack el Destripador y que apenas conocemos ningún detalle de cómo era.

Foto de portada | Edgar Degas

En Trendencias | Sónar 2024: todos los conciertos, entradas y horarios confirmados

En Trendencias | Los 24 mejores libros de 2024, recomendaciones y novedades que enganchan este año

En Trendencias | Las 23 mejores series de Amazon Prime Video que puedes ver ahora mismo

Inicio