Publicidad

Las marcas contra el top manta, ¿el fin de la fiabilidad?

Las marcas contra el top manta, ¿el fin de la fiabilidad?
24 comentarios

Publicidad

Publicidad

En relación a los últimos comentarios que asiduos visitantes de Trendencias han hecho y los cuales comparto, surge esta eterna pregunta en el mundo de la moda: ¿las marcas falsas e imitaciones están matando a las grandes marcas?

Se puede comenzar de muchas maneras, pero yo prefiero lanzar directamente mi opinión. La respuesta es un sí rotundo. Las imitaciones de prestigiosas marcas como Loewe, Louis Vuitton o Carolina Herrera, están acabando con el prestigio de las mismas.

Las razones: Cada vez se ven más en todos los lados las prendas falsas que se hacen pasar por las grandes firmas. Este hecho no favorece a unas marcas que han construido hasta hoy en día su imagen apoyándose en la exclusividad y sobre todo, en la originalidad de una prenda que sabes que va a ver pocas o muy limitadas en tu entorno.

Si ya de por sí, cualquier bolso, camiseta o polo que te compres de una marca como Ralph Lauren, por poner una asequible, los ves repetido por mil en cualquier sitio y a cualquier hora, quizás los consumidores de esta marca prefieran apostar por otra que tenga una mayor exclusividad. Pero esta razón es menor, aquí ya entraríamos en un segundo nivel.

La justificiación principal por la que las falsificaciones están matando a las originales es por la desconfianza que están generando en quienes las ve por la calle y en quienes las visten. Ahora mismo, un cinturón de Dolce & Gabbana ha perdido todo el valor que tenía. Muchos han dejado de comprarlo por el simple hecho de ver tantas falsificaciones de esta prenda por la calle. Han llegado a ser tantas, que se desconfía cuando ya se ve uno original (salvo en ciertos círculos, claro está).

Si te compras un cinturón de la marca italiana, o un bolso de Louis Vuitton o de Gucci, los cuales fueron el punto de partida a esta reflexión además de ser los más vistos entre las imitaciones (de Tous mejor ni hablar ya...), quieres que nadie piense que llevas una falsificación, porque aunque a nadie le guste reconocerlo, estos complementos se compran en muchos casos para lucirlos, y de esta manera no se puede.

Por tanto, se ve normal que Louis Vuitton decida atacar a eBay por vender falsificaciones, ya que ninguna tienda puede estar vendiendo un artículo que no respeta las leyes y menos aún, la principal: la ley de la propiedad intelectual. Al falsificar la marca, se está falsificando más que un bolso, se está falsificando a toda una empresa, la cual, apoyada en valores emocionales, de esta manera se está viniendo a bajo poco a poco.

Esa es mi opinión resumida (este tema daría para horas y horas...), pero ahora te toca a ti ¿cuál es la tuya?

En Trendencias | Custo Barcelona también se apunta contra eBay En Embelezzia | LVMH y el respeto a la creación

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir