Publicidad

Guía para sobrellevar mejor el calor sin quitarnos la mascarilla: cuál es más transpirable, cuál filtra más y otros consejos

Guía para sobrellevar mejor el calor sin quitarnos la mascarilla: cuál es más transpirable, cuál filtra más y otros consejos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hasta ahora, el uso de mascarilla era obligatorio solamente en el transporte público y en lugares públicos donde no se pudiera garantizar la distancia de seguridad de 1,5 metros. Sin embargo, debido a los rebrotes de coronavirus, ya son ocho las autonomías que han aprobado que lo sea también incluso en situaciones en las que se pueda mantener la distancia social. Nos espera, por tanto, un verano mucho más pegados de lo esperado a este medio complementario de protección. Lo que nos lleva a preguntarnos, ¿cuál de todas las opciones existentes en el mercado es mejor para sobrevivir a las altas temperaturas sin comprometer, además, la salud?

¿Qué mascarilla es mejor para el verano?

Partiendo de que no hay ninguna mascarilla que elimine la alta sensación térmica, las quirúgicas son las que, según los expertos, aprietan menos y son más transpirables. Tal y como explica el manual del ministerio de Consumo para la compra de mascarillas, este modelo está diseñado para filtrar el aire exhalado y "su misión es proteger a quienes están a tu alrededor, evitando la dispersión vírica al estornudar, toser o hablar".

No obstante, que su objetivo no sea protegerse a uno mismo sino a quienes nos rodean, no la convierte en peor elección. Un especialista en medicina preventiva consultado por Trendencias nos recuerda que "la obligación es el uso de mascarilla, sin entrar a valorar el grado de filtración".

jennifer aniston

Qué mascarilla escoger según su grado de protección

Sin embargo, sí es posible ordenarlas según el grado de filtración que ofrecen:

En primer lugar estarían las FFP2 o N95. Son Equipos de Protección Individual (EPI) y se recomiendan fundamentalmente para sanitarios para crear una barrera entre un riesgo potencial y el usuario ya que filtran el aire inhalado evitando la entrada de partículas contaminantes en el organismo, según señala la guía elaborada por el Ministerio de Consumo. También pueden estar recomendadas para grupos vulnerables por indicación médica. Pueden bloquear al menos un 95% de las partículas más difíciles de capturar: hasta 0,3 micras.

laura escanes

En segundo lugar encontraríamos las mascarillas higiénicas. Cubren boca, nariz y barbilla y están provistas de un arnés que rodea la cabeza o se sujeta en las orejas. Suelen estar compuestas por una o varias capas de material textil y pueden ser reutilizables o de un solo uso. Su protección es igual o superior al 90%.

Las mascarillas quirúrgicas estarían en el tercer puesto. Como decíamos antes, filtran el aire exhalado y no el inhalado. Suelen filtrar entre un 60 y un 80% de las partículas.

Por último estarían las mascarillas de tela. Y es que, como nos contó Esther Samper, Dra. en Medicina Regenerativa, "esta crisis nos ha pillado con muy pocos estudios científicos que hayan valorado el tema de las mascarillas caseras y lo han hecho, además, con un número limitado de materiales". Por otro lado, la Dra. en Farmacia y Nutricionista, profesora de la Universidad Isabel I Marián García Boticaria García, nos recomendó asegurarnos de que las mascarillas higiénicas que adquiramos sigan siempre la norma UNE 0065:2020, que sí ofrece garantías.

En palabras de la experta: "Los materiales que no ofrecen garantías pueden ser menos efectivos en la filtración y poner en riesgo nuestra salud de manera innecesaria habiendo mascarillas homologadas".

Otras recomendaciones para hacer más llevadero el uso de mascarillas en verano

valentina ferragni

Aunque tengamos que utilizar las mascarillas sí o sí a pesar del calor, hay algunas pautas que apelan a la responsabilidad y el sentido común que podemos hacer de forma adicional para sobrellevarlo mejor.

El Ministerio de Sanidad ha publicado un Plan de Acciones contra los Efectos del Exceso de Temperaturas para minimizar los riesgos de salud que el calor pueda acarrear en personas de riesgo pero que son aplicables a la población general para aliviar las molestias de tener que llevar mascarilla. Entre ellas se incluyen:

Beber agua con frecuencia, aunque no se tenga sed, pero no abusar de las bebidas con cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar, ya que pueden hacer perder más líquido corporal y deshidratar. Evitar salir a las horas centrales del día, cuando más aprieta el sol, permanecer el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados, y refrescarse cada vez que se necesite.

También, evitar el ejercicio en las horas de más calor, usar ropa ligera, holgada y transpirable y hacer comidas ligeras y que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor.

Fotos | Instagram de Zalando, Laura Escanes, Valentina ferragni y Jennifer Aniston.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios