Publicidad

Granitos y otros problemas que surgen al usar mascarilla: los consejos de una dermatóloga y una farmacéutica para combatirlos

Granitos y otros problemas que surgen al usar mascarilla: los consejos de una dermatóloga y una farmacéutica para combatirlos
Sin comentarios

Ya son varias semanas llevando obligatoriamente mascarillas sanitarias y la piel (que ya estaba resentida a causa del encierro), empieza a mostrar señales como irritaciones, rozaduras... y los grandes temidos: los granitos. Pero como parece que las mascarillas han llegado para quedarse, lo mejor que podemos hacer es acostumbrarnos a brindarle a nuestra piel los cuidados específicos que necesita para evitar que sufra y resulte lesionada. Hablamos con la farmacéutica Rocío Escalante, titular de Arbosana Farmacia, y la Dra. Elena Martínez Lorenzo, dermatóloga de la Clínica Pilar de Frutos, en busca de los mejores tips de cuidado para evitar o tratar estos problemas.

"El acné, tras la rosácea es una de las patologías de las que más brotes se están evidenciando con el uso de mascarillas"

El uso de mascarillas durante largas jornadas repetidas dejando una zona del rostro tapada y la presión que este 'accesorio' ejerce sobre la piel puede desembocar en la aparición de problemas de la piel, como nos asegura la doctora. En su clínica, "el acné, tras la rosácea es una de las patologías de las que más brotes se están evidenciando con el uso de mascarillas".

Pero, ¿por qué pasa esto? Según las expertas, su aparición se debe a lo poco que le da el aire a la zona tapada. La dermatóloga asegura que los brotes de acné salen debido a "la escasa o nula ventilación de la zona, la humedad producida por la respiración que hace que el poro se dilate y el papel que juega la saliva favoreciendo el incremento de microorganismos". Y la farmaceútica Rocio Escalante está de acuerdo, "si la llevamos mucho tiempo, la zona está más húmeda de lo normal, lo que puede provocar acné" y añade, "según sea la mascarilla que llevemos, esta humedad puede ser mayor (si elegimos materiales que no son transpirables, por ejemplo) y en este contexto sí es normal que puedan aparecer brotes de acné".

 

Para tratarlo, ambas señalan la limpieza como punto importante. "Para controlarlo lo mejor es la limpieza mañana y noche con limpiadores suaves que no sean astringentes y que puedan quitarle protección a la función barrera", asegura Escalante. La farmacéutica nos habla de "productos de limpieza específicos para pieles con acné, cuyas fórmulas nos ayudarán a realizar una limpieza adecuada para que el poro esté limpio, pero sin agredir la piel". Y es que este tipo de limpiadores con acción seborreguladora suave son calmantes, lo que según la Elena Martínez hace que también "eviten los granitos secundarios a la irritación por la xerosis".

Escalante aconseja realizar una limpieza profunda una vez a la semana incorporando una mascarilla de limpieza que limpie muy bien el poro a la limpieza diaria como esta de Institut Esthederm pero, en ningún caso, una exfoliación con gránulo o química pues "los granitos por el uso continuado de mascarilla no salen por exceso de sebo". Aunque si se desea exfoliar una vez a la semana, se podría usar exfoliantes enzimáticos. "Son más suaves, limpian también en profundidad el poro, pero evitando la descamación de la piel", indica la farmaceútica Rocío Escalante.

Para terminar, ambas recomiendan también el uso de cosméticos ligeros, "cremas que aporten hidratación sin engrasar la piel y bases de maquillaje oil free y no comedogénicas", nos explica Escalante. Sería correcto "usar productos también con actividad seborreguladora pero de acción calmante como antimicrobianos y antiinflamatorios como la niacinamida" añade Elena Martínez.

Misscavallier 100952394 701271533747875 1050373288572794487 N

Otros problemas cutáneos que surgen al usar mascarilla

Otros de los problemas que puede derivar el uso de mascarilla son sequedad, enrojecimiento, rozaduras, alergias y un agravamiento de dermatitis u otras afecciones cutáneas específicas. Todos ellos causados por el efecto oclusivo que ya hemos comentado previamente.

Para tratar la sequedad, la Dra. Elena Martínez Lorenzo recomienda "hidratar la piel con productos adaptados para cada tipo de dermis". Para el enrojecimiento, "usar productos de limpieza e hidratación que contengan principios activos con acción calmante: los productos etiquetados como anti-rojeces". Para las rozaduras, dermatitis irritativas o incluso en los casos más graves, heridas, "el uso de cremas barrera de efecto protector en estas zonas para evitar roces". Y para los eczemas en el contexto de una dermatitis alérgica de contacto "la única solución es el cambio de sistema de protección, es decir, intentar usar mascarillas similares (en cuanto a nivel de protección) pero de materiales diferentes".

 

Existe la posibilidad de que el uso de estos dispositivos llegue a desencadenar o agravar brotes nuevos o ya existentes de patologías cutáneas específicas y según la dermatóloga, "el más típico es la rosácea, sobretodo en formas de dermatitis perioral (granitos rojos con punta blanca alrededor de la boca y en las zonas de surcos nasales que escuecen)". Para estos casos lo recomendable es acudir a un dermatólogo que pueda evaluar tu situación. Aún así, en el caso de la rosácea, la dermatóloga recomienda para evitarla el uso de cremas para pieles sensibles de textura fluida, limpiezas de la piel con aguas micelares o leches limpiadoras suaves para pieles sensibles y jabones sin detergentes ni fragancias. Y señala que es aconsejable evitar el maquillaje, el uso de productos irritantes como el ácido salicílico o derivados de la vitamina A y el uso de corticoides tópicos.

Fotos | @vikyandthekid, @misscavallier, @valentinaferragni

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios