Compartir
Publicidad

Cómo planchar una camisa y cómo doblar una camisa para que quede impoluta

Cómo planchar una camisa y cómo doblar una camisa para que quede impoluta
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lucir una camisa impoluta puede ser todo un desafío. Que esté bien limpia y bien planchada para que quede perfecta. Una camisa blanca te puede resolver mil looks y es una de esas eternas piezas de fondo de armario que adoramos. Y el secreto para que esté siempre impecable es saber plancharla y doblarla bien para guardarla en el armario, ¿sabes cómo hacerlo?

Cómo planchar una camisa

Una camisa bien planchada luce el doble que cuando no está bien planchada, así que sigue estos pasos para planchar la camisa correctamente:

1) Enciende la plancha con agua para que pueda hacer vapor y ajústala a la temperatura o al modo que indique en la etiqueta de la camisa (más caliente para algodón o lino, más templado para tejidos acrílicos).

2) Plancha los puños y los cuellos de la camisa. Son las partes más rígidas, y por tanto, las que menos se arrugarán después cuando planchemos el resto de la camisa. Para planchar sin arrugas es importante extender bien la tela encima de la tabla de planchar, y planchar por los dos lados de los puños.

3) Plancha los bordes de la camisa con cuidado de no pasar la plancha por encima de los botones, que son muy delicados y se pueden romper. Es un trabajo delicado que haremos con la punta de la plancha.

4) Plancha los hombros de la camisa. Colócalos aprovechando la curvatura de la tabla de planchar, y dejando la camisa colgando de la tabla. Primero plancha un hombro y después el otro.

Como Doblar Una Camisa

5) Plancha la espalda. Coloca la camisa abierta encima de la tabla, dejándola colgar por los bordes de la plancha, con el cuello en la punta de la misma.

6) Plancha la parte delantera de la camisa, estirando bien la tela para que no queden arrugas antes de pasar la plancha, primero con un lado y luego con el otro.

7) Por último, plancha las mangas de la camisa, y para que no queden rayas en las mismas, ten cuidado de planchar solo la parte central, no los bordes.

Después revisa bien que no tenga ninguna arruga la camisa y cuélgala correctamente de la pecha, abotonando por lo menos el botón del cuello. Si la camisa está aún caliente y la dejamos de cualquier manera puede coger formas extrañas o arrugarse.

Cómo doblar una camisa

Las camisas están mejor colgadas de perchas de madera que de perchas metálicas, y se guardan mejor colgadas en vertical sin apretarse demasiado unas a otras que dobladas en un cajón, a veces debemos doblar una camisa para llevarla en una maleta o por razones de espacio.

Para doblar una camisa correctamente sigue los siguientes pasos:

1) Ata todos los botones de la camisa y colócala boca abajo alisándola del todo para que no se hagan arrugas.

2) Después dobla un lado, hasta que se monte hasta la mitad de la camisa, doblando sobre ese doblez la manga. Repite por el otro lado.

3) Cuando estén los dos lados correctamente colocados sin montarse uno encima de otro, dóblala en tres partes para que ocupe un espacio mínimo.

Así puedes apilar las camisas una encima de otra y guardarlas en una maleta o un cajón.

Fotos | Imaxtree

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio