Tom Ford habla en primera persona sobre "House of Gucci" y esta es su opinión al respecto

Tom Ford habla en primera persona sobre "House of Gucci" y esta es su opinión al respecto
Sin comentarios

Para todos aquellos olvidadizos, primero nos toca recordar que Tom Ford estuvo vinculado con la marca Gucci durante diez años, desde 1994 hasta 2004. Esta larga relación marcó un antes y un después en la historia de la firma, dado que Ford logró modernizar la casa italiana y colocarla, de nuevo, en el top del universo del lujo. Tal fue la profundidad el idilio de Ford con la familia Gucci que muy comentadas han sido las críticas que ha vertido el diseñador estadounidense tras ver House of Gucci.

Ford ha empleado el medio Air Mail para dar su opinión sobre la nueva película de Ridley Scott. En la que, por cierto, tiene una breve aparición. El modisto ha destacado, en un inicio, las bondades de esta ficción. Apunta que es una historia "brillante, ambiciosa, bellamente filmada" y "asombrosa por la gran cantidad de estrellas que han sido elegidas". Eso sí, no todo ha sido tan "dulce".

Ford declara que el fin de la película no está demasiado claro: "¿Es una farsa o una apasionante historia de codicia? A menudo me reía a carcajadas, pero ¿se suponía que debía hacerlo?", añade. Además, hace referencia a la "frivolidad" estética en la que el film expone el asesinato de Maurizio Gucci.

"Fue difícil para mí ver el humor y el camp (algo superfluo, exagerado y extravagante) en algo tan sangriento. En la vida real, nada de lo que ocurrió fue camp", destaca. De forma tajante añade: "El final fue trágico" (aludiendo a la muerte de Maurizio).

A todo esto, Ford abre su corazón y hace públicos sus sentimientos: "Estuve profundamente triste durante varios días tras ver House of Gucci. Una reacción que creo que solo sentiremos quienes conocimos a sus protagonistas".

Asimismo, señala que "debido a la importancia del elenco, el guion está a merced de servirlos, pero la falta de tiempo para el desarrollo de los personajes deja al público con poco apego o empatía por cualquiera de los ellos. El resultado, lamentablemente, es una historia en la que no nos identificamos con nadie". Unas duras palabras para definir un film donde el poder de la familia y las emociones juegan un papel fundamental.

Como broche de oro, Tom declara que "con actuaciones sólidas, representaciones exageradas de todo el elenco, vestuario impecable, decorados deslumbrantes y una hermosa cinematografía, sospecho que la película será un éxito". Por último, alude al éxito comercial de todo aquello que posee el sello de Gucci: "Si pone el nombre de Gucci en las piezas, por lo general, se venden".

Fotografía de portada | @tomford

Temas
Inicio