Compartir
Publicidad
Publicidad
Nueve libros en los que la ciudad es un personaje más
Ocio

Nueve libros en los que la ciudad es un personaje más

Publicidad
Publicidad

Leer y viajar son dos de esas aficiones que muchos mencionamos cuando nos preguntan por las cosas que nos apasionan en la vida. Y son, en realidad, dos caras de la misma moneda: no hay mejor forma de viajar sin salir de nuestras casas que con un libro en la mano y pocas cosas hay que nos identifiquen más al leer que reconocer entre sus personajes alguna ciudad que conocemos o nos gustaría conocer. Porque hay libros en los que la ciudad es un personaje más. Estos son algunos de nuestros favoritos:

Nueva York | El guardián entre el centeno, de J.D. Salinger

New York

Pocas ciudades han sido más retratadas en la ficción que Nueva York. Hay muchas novelas impresionantes que nos permiten perdernos en medio de la ciudad que nunca duerme, pero pocas han marcado a tantas generaciones como El guardián entre el centeno, de J.D. Salinger. Las aventuras de Holden Caulfield recorriendo las calles de Manhattan nos presentan a Nueva York como un personaje sordo, latente, de fondo. En ningún otro lugar nos podríamos imaginar su entorno de clase alta del Upper East Side, fundamental en la construcción del personaje.

El Guardian Entre El Centeno

San Petersburgo | La casa del propósito especial, de John Boyne

St Petersburgo

La casa del propósito especial recorre más de sesenta años de la historia de la Europa del siglo XX, tomando como punto de partida la convulsa década de 1910 en Rusia. La Primera Guerra Mundial y la Revolución Rusa se convierten en el escenario de fondo de una historia de amor que conecta con el mito del final de la familia Romanov, en un San Petersburgo que pasa en pocos años de los lujos de las grandes mansiones y el Palacio de Invierno al sonido de la revolución y la guerra, pero siempre con la belleza de la ciudad nevada presente.

La Casa Del Proposito Especial

Dublín | Ulises, de James Joyce

Dublin

Pocas ciudades han dado a la historia más genios de la literatura que Dublín, aunque ninguno tan célebre, y tan vinculado a la ciudad, como James Joyce. No vamos a decir que la lectura del Ulises sea fácil, porque no lo es, pero es la obra maestra que mejor nos aproxima al Dublín de la época de Joyce. Como dijo un crítico poco después de su publicación, el argumento del Ulises se puede resumir en: «Un hombre pasea por Dublín. No pasa nada más».

Ulises

Tokio | Tokio Blues, de Haruki Murakami

Tokio

Murakami es, además del eterno candidato al Nobel de Literatura, el gran narrador del Japón contemporáneo. En Tokio Blues, conocemos la idiosincrasia de la cultura japonesa, de un Tokio a medio camino entre apasionante y cruel, que comparte protagonismo con el amor y con la muerte, y de la lucha de la juventud japonesa para convivir y rebelarse contra una cultura milenaria.

Tokio Blues

Berlín | Una mujer en Berlín, anónimo

Berlin

No hay muchas ciudades que vivieran un siglo XX tan convulso como Berlín. En Una mujer en Berlín, la ciudad se convierte en protagonista en su momento más bajo: el final de la Segunda Guerra Mundial y la toma de sus calles por el ejército Rojo. La desolación de una ciudad en la que se carece de todo y de unos ciudadanos derrotados, que han sufrido los desmanes de los nazis y se encuentran con que el liberador puede llegar a ser igual de cruel, los vivimos casi en carne propia gracias a la narración de quien más vulnerable era en aquel momento: una mujer sola. Que la obra sea en realidad el diario real de una berlinesa anónima es el punto de verosimilitud que nos recuerda que la historia es desgarradora y reciente.

Una Mujer En Berlin

Nápoles | Tetralogía Dos amigas, de Elena Ferrante

Napoles

La tetralogía Dos amigas (formada por los libros La amiga estupenda, Un mal nombre, Las deudas del cuerpo y La niña perdida) se conoce también como 'la tetralogía napolitana'. Y no es casual, ya que Nápoles, su ambiente y su particular idiosincrasia se convierten en el escenario ideal para las peripecias vitales de Lila y Lenú, las protagonistas de una de las sagas más adictivas de la literatura contemporánea.

Tetralogia

Londres | Siete mares, trece ríos, de Monica Ali

Londres

Hay muchos Londres dentro de Londres, y uno de los más desconocidos es el de las comunidades inmigrantes del este, en medio de ese Brick Lane que ahora es tendencia por su mercado, y que dio título original en 2003 a la novela debut de Monica Ali (Siete mares, trece ríos en español). Un Londres en que las mujeres llegan de Bangladesh con matrimonios pactados, no salen de casa sin permiso ni sin burka, y unas calles en las que la propia autora presenció las celebraciones de los atentados contra las Torres Gemelas y los disturbios que siguieron a esos momentos.

Siete Mares Trece Rios

Florencia | Una habitación con vistas, de E.M. Forster

Florencia

Qué mejor ciudad para despertar a la vida y al amor que Florencia, la cuna del Renacimiento y una de las ciudades más bellas del mundo. En Una habitación con vistas, esa es la experiencia que vive Lucy, una joven inglesa que recala en una ciudad todavía lejos del bullicio turístico actual como parte de un viaje de aprendizaje en el que Florencia es un personaje más, que contrasta con la rigidez de su Inglaterra victoriana natal.

Una Habitacion Con Vistas

París | París era una fiesta, de Ernest Hemingway

Paris

París era una fiesta, publicada en 1964, son las memorias de Ernest Hemingway, y París toma el protagonismo como escenario de aquella generación perdida literaria, formada por él mismo, Ezra Pound, William Faulkner o Francis Scott Fitzgerald, entre otros, que vivió la Primera Guerra Mundial y desarrolló todo su arte a orillas del Sena.

Paris Era Una Fiesta

Imágenes | Wikimedia Commons, Pixabay.

En Trendencias | Hemos hecho el reto de los 30 libros y esta es nuestra selección para 2017

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos