Compartir
Publicidad
13 series perfectas para entender cómo se juega en política (y sí, hay más mujeres de lo que pensamos)
Ocio

13 series perfectas para entender cómo se juega en política (y sí, hay más mujeres de lo que pensamos)

Publicidad
Publicidad

Echar un vistazo al panorama político, en España y en otros países, a veces resulta desolador. Y genera una intriga innegable entre los ciudadanos sobre las juegos de poder y los hilos invisibles de la política. Hoy mismo, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha dimitido tras la difusión de un vídeo en el que se la ve supuestamente robando dos cremas hidratantes en un supermercado (y tras varias semanas de escándalo por su máster). Mucho se ha hablado de fuego amigo en su caso, y el circo político nos recuerda indudablemente a las grandes series de ficción en las que las intrigas políticas eran protagonistas. Estas son nuestras favoritas:

House of Cards

La historia del senador Frank Underwood (Kevin Spacey), su esposa Claire (Robin Wright) y la extrema ambición de ambos ha atrapado a millones de espectadores durante las cinco temporadas de House of Cards. Los juegos de manipulación y poder son la clave de una trama que cambiará radicalmente de cara a la sexta temporada, ya que el despido de Kevin Spacey obligará a matar a su personaje y dejará (previsiblemente) todo el protagonismo a Claire Underwood.

Sucesor designado

Cuando todo el gobierno de Estados Unidos se reúne (por ejemplo, para el discurso sobre el estado de la Unión o las inauguraciones presidenciales), un miembro del gabinete debe estar en un lugar alejado y seguro, por si ocurriera algo. Y ese algo es precisamente lo que ocurre en Sucesor designado, donde Tom Kirkman (Kiefer Sutherland) debe hacerse cargo de la presidencia tras un ataque terrorista que destruye el Capitolio y mata a todo el gobierno. Y la lucha de poder y las conspiraciones no hacen más que empezar.

Borgen

Tres temporadas, con diez capítulos cada una, es todo lo que ha necesitado la serie danesa Borgen para convertirse en una de las favoritas de los aficionados al género. Acostumbrados a ver los entresijos de la política norteamericana en la ficción, sorprende acercarnos a la danesa a través del personaje de Sidse Babett Knudsen, que interpreta a Birgitte Nyborg, primera mujer en alcanzar la presidencia de Dinamarca.

The Good Wife

Vida familiar y política se entrecruzan en las tramas que componen las siete temporadas de The Good Wife. Todo comienza cuando Alicia Florrick (Julianna Margulies) debe volver a trabajar como abogada y ponerse al frente de su familia tras el encarcelamiento de su marido Peter (Chris Noth), antiguo fiscal del condado, acusado de corrupción y del que salen a la luz vídeos en los que mantiene relaciones sexuales con prostitutas.

Madam Secretary

En Madam Secretary, Téa Leoni se pone en la piel de Elizabeth McCord, una mujer que tras una larga carrera como analista de la CIA es elegida por su antiguo jefe (y ahora Presidente de los Estados Unidos) para sustituir al Secretario de Estado, que acaba de morir en un accidente aéreo. Su puesto la lleva a asumir la máxima responsabilidad en la política exterior del país, por lo que deberá lidiar con cuestiones diplomáticas, batallas políticas internas, además de con sus propias cuestiones personales.

El ala oeste de la Casa Blanca

En el ala oeste de la Casa Blanca se ubica el despacho Oval, así como los de los miembros más importantes del gobierno americano. Y ese ambiente es el que conocimos a través de la serie a la que dio nombre, una propuesta coral con grandes nombres en el elenco (Michael J. Fox, Martin Sheen, Stockard Channing) que recibió multitud de premios y las alabanzas de la crítica y de antiguos trabajadores de la Casa Blanca por el realismo con el que retrata la vida allí.

VEEP

En las series de género político también encontramos comedias. Porque eso, una sátira cargada de humor, es lo que encontramos en VEEP, cuya protagonista es la vicepresidenta de los Estados Unidos Selina Meyer (interpretada por Julia Louis-Dreyfus). Antigua candidata a la presidencia, su puesto le resulta muchas veces incómodo por su tensa relación con el Presidente, que la relega a menudo.

Political Animals

Political Animals es una miniserie protagonizada por Sigourney Weaver, en el papel de Elaine Barrish, una mujer vinculada a la política americana desde diversos frentes: fue Primera Dama durante los años 90, gobernadora del estado de Illinois y candidata en las primarias presidenciales del Partido Demócrata. Tras perder la nominación, se divorcia de su marido (que le había sido infiel en varias ocasiones durante la presidencia) y se convierte en Secretaria de Estado. Sí, es una trayectoria que recuerda indudablemente a la de Hillary Clinton, aunque los responsables de la serie han negado la inspiración directa.

Boss

Boss, al contrario que la mayoría de series del género, no se centra en la política nacional, sino que se ocupa de la alcaldía de Chicago, a la que llega Tom Kane (interpretado por Kelsey Grammer), un hombre sin escrúpulos que no duda en utilizar cualquier medio a su alcance para conseguir sus fines. Pero no es eso lo único que oculta, ya que sufre una enfermedad neurológica degenerativa que esconde a todos, su mujer incluida.

Los Kennedy (y After Camelot)

Pocas familias producen tanta curiosidad en el público como los Kennedy, siempre vinculados a la política norteamericana. En la miniserie Los Kennedy, se narra en ocho episodios la trayectoria familia desde la Segunda Guerra Mundial hasta el asesinato de John y Robert Kennedy, en los años sesenta, con Katie Holmes en el estelar papel de Jackie. Su secuela, de cuatro episodios, The Kennedys: After Camelot, se encarga de la figura precisamente de la antigua Primera Dama y sus vínculos con la familia después de 1968.

Scandal

Durante las siete temporadas de Scandal conoceremos a Olivia Pope y su trabajo, una profesión imprescindible en el terreno de la alta política: una agencia de gestión de crisis. Su personal trabajará mano a mano con el de la Casa Blanca para proteger la imagen del Presidente y la Primera Dama, hasta que... la propia Olivia y el Presidente Fitzgerald Grant se convierten en amantes. Una historia con algunos ecos de realidad y una protagonista parcialmente basada en Judy Smith, jefa de prensa de George H. W. Bush, que además es co-productora ejecutiva de la serie

Sí, ministro

Sí, ministro es una comedia británica que se convirtió en todo un fenómeno popular en el Reino Unido en los años ochenta, cuando se emitieron tanto esta como su secuela Sí, Primer Ministro. La trama gira alrededor de James Hacker, ministro de Asuntos Administrativos, que se encuentra constantemente con dificultades burocráticas y la oposición de secretario, sir Humphrey Appleby, en lo que se convierte en una hilarante lucha de egos entre ambos personajes.

Crematorio

Y también España ha producido series de contenido político. La más aclamada por la crítica fue Crematorio, estrenada por Canal + en 2011 y que trata un tema tan candente en la política española como la corrupción urbanística. En una única temporada de ocho episodios, conocemos a la familia Bertomeu, dirigida por Rubén (Pepe Sancho), dispuesto a todo por conseguir sus objetivos inmobiliarios en la costa mediterránea, lo cual incluye saltarse la ley, a través de chantajes y corruptelas.

Imágenes | House of Cards.

En Trendencias | Cleptomanía: qué es y por qué empuja a robar a mujeres de éxito

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio