Compartir
Publicidad
Boda del príncipe Harry y Meghan Markle: estos han sido los mejores momentos de la boda del año
Novias

Boda del príncipe Harry y Meghan Markle: estos han sido los mejores momentos de la boda del año

Publicidad
Publicidad

El gran día ha llegado y hoy, por fin, todos estamos pegados a nuestros televisores para ver al príncipe Harry casarse con Meghan Markle. El día ha estado lleno de grandes momentos y de pequeños detalles, de emoción y romanticismo. Una novia guapísima, un novio nervioso y todo un pueblo que se ha echado a la calle para ver el gran día de uno de sus royals favoritos. Estos son los mejores momentos que nos ha dejado este 19 de mayo que pasará a la historia de las bodas reales:

El momento en que pudimos vislumbrar a la novia

Era la imagen más esperada de la mañana. Todos queríamos vislumbrar el vestido que luciría la novia en su gran día y la salida del hotel en el que pasó la noche fue el gran momento. Acompañada por su madre, pudimos ver en el asiento trasero del coche que la condujo a la capilla de San Jorge el velo, la tiara y el escote barco del vestido. Ya solo quedaba esperar que llegara a la ceremonia para poder analizarla al detalle.

Llegada Meghan

La llegada de Harry, acompañado por su hermano

Uno de los momentos más emotivos del día ha sido la llegada a la capilla del príncipe Harry acompañado por su hermano. Dos príncipes a los que hemos visto juntos muchas veces, desde que eran niños y que, hoy, lo hacían en un día feliz y lleno de emoción y camaradería entre ellos.

Llegada Novio

La entrada de la novia desvelando el secreto mejor guardado

Clare Waight Keller para Givenchy. Ni Ralph & Russo ni ninguna de las otras opciones con las que se había especulado durante meses. Esa fue la opción elegida por Meghan para hacer su radiante aparición en la capilla de San Jorge del Castillo de Windsor. Un diseño sobrio, con escote barco y manga larga con el que la novia estaba espectacular.

La emoción en la mirada de Harry

No se nos ha escapado a ninguno de los que hemos podido ver la boda. La mirada de Harry, nerviosa al principio, mientras esperaba la llegada de la novia; y emocionada a continuación, cuando ella comenzó a desfilar por el pasillo de la capilla del brazo del príncipe Carlos. Sin perder la compostura pero sin renunciar tampoco a su naturalidad, ha emocionado a los presentes (en persona y al otro lado de las pantallas).

Mirada Harry

Los novios cogidos de la mano

Ha sido un gesto lleno de romanticismo y complicidad, y que ha sorprendido a muchos de los invitados. Durante gran parte de la ceremonia, el príncipe Harry y Meghan Markle han permanecido cogidos de la mano mientras escuchaban las palabras del sacerdote que los ha casado.

Delamano

La promesa de Harry

Uno de los momentos más espontáneos de la ceremonia ha llegado después de la promesa del príncipe Harry de sus votos matrimoniales. Al decir «I will» (la versión en inglés del «sí, quiero»), pareció haber confusión con el nombre de su hermano, por lo que los invitados presentes en la capilla han estallado en una carcajada, que los novios han secundado con grandes sonrisas.

Un sermón muy especial

Una de las partes de la ceremonia que más ha llamado la atención de los espectadores ha sido el sermón pronunciado por Michael Curry, presidente de la iglesia episcopal de Estados Unidos, muy diferente a lo que estamos acostumbrados en las ceremonias reales. Con una puesta en escena algo cinematográfica y dirigiéndose directamente a los novios con familiaridad, su sermón despertó caras de extrañeza entre muchos invitados y halagos y críticas a partes iguales.

La canción

Hemos escuchado muchos temas clásicos a lo largo de la ceremonia, pero ninguno ha conseguido emocionar tanto al público como el momento en que el coro presente en la capilla ha interpretado Stand By Me. Casi lo podemos considerar el momentazo de la boda, a juzgar por cuánto ha conseguido empañar los ojos de los invitados.

La emoción de la gente en el exterior

El pueblo británico se ha volcado desde el comienzo con esta boda y hoy ha sido la culminación de esa emoción. Las calles de Windsor llenas estallaron de emoción al paso del coche de la novia (a pesar de que la velocidad hizo que el público no pudiera más que imaginársela) y, durante la ceremonia, hemos asistido a un signo de los nuevos tiempos. El público en el exterior veía la boda en sus teléfonos móviles, por lo que los vítores de emoción llegaban en directo y eran perfectamente audibles dentro de la capilla.

Muchos gestos de inclusividad y modernidad

Esperábamos que hubiera muchos guiños a los tiempos actuales en una boda que rompió con la tradición desde el primer momento. La presencia de clérigos afroamericanos, entre ellos una mujer, las palabras finales de un arzobispo ortodoxo, el coro góspel o el guiño feminista (que el propio Palacio de Kensington ha querido destacar) de que la diseñadora del vestido de novia sea la primera mujer que es directora creativa de la casa Givenchy en toda su historia.

Michael Curry

El God Save the Queen

Al finalizar la ceremonia, y después de que Harry y Meghan firmaran el acta matrimonial, los novios y sus invitados entonaron el himno del Reino Unido, en un momento lleno de emoción que nos ha impresionado.

Y el beso, claro

No hizo falta que el público se lo pidiera. En cuanto pusieron un pie fuera de la capilla de San Jorge, Harry y Meghan se han besado, haciendo las delicias de quienes esperaban fuera y de quienes estábamos al otro lado de la pequeña pantalla.

El paseo en carruaje

Antes de pasar a la recepción ofrecida por la reina Isabel II para los invitados, los novios han recorrido las calles de Windsor en un carruaje descubierto (aprovechando el espléndido día) mientras recibían los vítores del público congregado para recibir el saludo de Harry y Meghan.

Imágenes | Gtresonline.

En Trendencias | Boda del Príncipe Harry y Meghan Markle: todos los looks de las invitadas al enlace que no te puedes perder (Actualizando)

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio