Publicidad

Este vino es perfecto para un plan con amigas, no emborracha y es bajo en calorías

Este vino es perfecto para un plan con amigas, no emborracha y es bajo en calorías
1 comentario

Publicidad

Publicidad

No sé a vosotras, pero a mí me gusta el vino. Y, además, me gusta el blanco, el tinto o el rosado, espumosos o no. Es posible que mi amplio gusto por los diferentes tipos de vino se deba a que tampoco es que tenga demasiada idea sobre vinos. En cualquier caso, me encanta salir a cenar con amigas y disfrutar de alguno de ellos. Lo que sí que no me gusta del vino son las calorías las resacas.

Si hace un tiempo me hubieran dicho que podría disfrutar del sabor delicioso del vino, sin riesgo de emborracharme y, encima, bajo en calorías, creo que hubiera incluso invertido mi dinero en ello. Hoy, las personas como yo estamos de enhorabuena -o lo estaremos si conseguimos que la bebida llegue a España -. Y es que, tal y cómo informaba la Voz de Galicia durante el día de ayer, ya existe el primer vino sin alcohol y sin calorías, pero que promete estar igual de rico.

Vida Gallaecia vino sin alcohol

El agua convertida en vino producto de una bodega gallega

El milagro se lo debemos a una bodega gallega llamada Líquido Gallaecia que, con la colaboración de la Agencia Estatal del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha elaborado una bebida que en realidad es agua, pero que está enriquecida con flavonoles de la uva y algunos residuos de la elaboración de los vinos. Gracias a esto, el agua sabe a vino, pero con la ventaja de no contener absolutamente nada de alcohol y muy pocas calorías. Lo dicho, un milagro.

Por el momento, este agua llamada Vida Gallaecia, existe en dos formas diferentes: vino tinto, elaborado con uva Mencía y vino blanco elaborado con Godello. Las malas noticias vienen ahora, al menos para aquellas de nosotras interesadas en probarlo y que residimos en España: a pesar de ya estar disponible, todavía no se vende en nuestro país. Por el momento, parece que los japoneses serán los primeros en poder probarlo.

A falta de tener la oportunidad de probarlo y comprobar que sabe tan bien como esperamos, la realidad es que a mí me parece de lo más tentador. De estar realmente bueno, este vino podría convertirse en mi mejor acompañante en todas las cenas y planes con amigas y familiares. No sé vosotras, pero yo ya casi estoy saboreando el placer de poder disfrutar de un buen vino sin tener que preocuparme por emborracharme, sin resacas al día siguiente y sin pensar en calorías.

Imágenes | Unsplash, Líquido Gallecia, Giphy

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir