Publicidad

Tyra Banks se convierte en Michelle Obama para el número de Septiembre de Harper's Bazaar

Tyra Banks se convierte en Michelle Obama para el número de Septiembre de Harper's Bazaar
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Lo de Tyra Banks y las pasarelas siempre ha sido un tira y afloja. Siempre se congratuló de ser una supermodelo de color y con curvas, cuenta que la contrataron para un trabajo en un vuelo Nueva York/ Milán cuando su único book lo constituía la foto de su pasaporte, y de ahí, según ella, a la gloria. Y no le falta parte de razón.

Con apenas 19 años, y en el año de su llegada a París consiguió hacer 25 desfiles, entre ellos lo de Chanel o Christian Dior, cosa inédita para una debutante, pero su gran frustración es no haberse mantenido durante más tiempo en la cima del high fashion, ese es el mundo que siempre le atrajo, que por un momento, breve, conquistó, y que casi sin apenas tiempo de hacerse un nombre, abandonó a la fuerza, porque sus formas y su contoneo ya no eran lo que pedían los diseñadores en el catwalk.

Naomi Campbell la destronó, y según cuentan, con malas artes, dicen que la diosa de ébano trató de convencer a Karl Lagerfeld para que no la contratara jamás, dos eran multitud; y de ahí, a la televisión, protagonizó varias temporadas de El príncipe de Bel Air, hizo algún que otro cameo en el cine, se lió con Seal, y fue la primera afroamericana en copar la portada de la revista Sports Illustrated, lo que la abriría las puertas como ángel de Victoria Secret, puesto que ocupó hasta que la firma consideró que ya "no daba la talla" para desfilar en ropa interior.

Lejos de amedrentarse, tiró por la vía mediática y va camino de convertirse en la sucesora de Oprah Winfrey, la mujer más influyente y casi más rica de Estados Unidos, y la que siempre ha dicho que era su ídolo; de momento conduce con éxito un talk show y un programa de moda, America's Next Top Model, del que os he hablado en alguna ocasión. De vez en cuando aparca la pequeña pantalla para volver a las páginas de las revistas de moda que antes ocupaba, y aparte de ilustrar la portada del número especial de moda de Otoño de la revista americana, se convierte en Michelle Obama en un fantástico editorial.

Sitio oficial | Harper's Bazaar

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir