Publicidad

"¿Te saldrán más caras tus compras online en UK?" y otras consecuencias que has de conocer sobre el Brexit y el mundo de la moda
Noticias de la industria

"¿Te saldrán más caras tus compras online en UK?" y otras consecuencias que has de conocer sobre el Brexit y el mundo de la moda

Publicidad

Publicidad

La industria de la moda británica lo tiene claro: considera que el Brexit es un peligro para sus intereses y está haciendo campaña en su contra. Aunque nadie está seguro de cuáles serían las consecuencias reales si el Reino Unido se saliera de la Unión Europea.

Lo que sí está claro es que ese posible Brexit ya está afectando a la economía británica y muchos inversores (también por supuesto los del mundo de la moda) están pendientes de lo que va a ocurrir el próximo 23 de junio.

1.- Producir moda británica sería más caro.

Todos los diseñadores y marcas que producen fuera del país tendrían que revisar los costes de exportación e importación, lo que repercutiría en el precio final de sus prendas. Una razón más que evidente que ha hecho que empresas de moda como Marks&Spencer, Kurt Geiger, Ann Summer, House of Fraser o Next hayan firmado un manifiesto pidiendo permanecer en la Unión Europea.

REGISTER TO VOTE BY 7TH JUNE (TOMORROW) #REGISTERTOVOTE #EUROPE #REMAININ #STRONGERIN #wolfgangtillmans

Una foto publicada por J.W.ANDERSON (@jw_anderson) el

2.- Y afectaría a las compras en tiendas online (en ambos sentidos).

Comprar online en nuestras marcas y tiendas británicas favoritas ya no se beneficiaría del libre comercio. Aunque es cierto que según podemos leer en este artículo las tarifas internacionales han bajado en los últimos tiempos una media de entre el 5 y el 6% menos, sería el final de los privilegios para acceder a los mercados europeos libremente y eso habría que pagarlo.

Pero también la devaluación de la libra haría que la moda británica costase menos de lo que cuesta ahora, algo que sería estupendo para algunas de nuestras tiendas online favoritas como Asos o Boohoo, que, además, cuentan con clientes muy fieles más allá de las fronteras europeas. Ciertamente serían más competitivas en cuanto a precio con la gran competencia que viene cada día más fuerte desde ecommerces con sede en China o India, donde se puede comprar ropa, joyas y todo tipo de bienes a precios realmente bajos.

Pero hay más, porque también se produciría el efecto contrario. Es decir, la depreciación de la libra (hasta un 20% menos calcularon el pasado mes de febrero en Goldman Sach) supondría que los británicos comprarían mucho menos internacionalmente ya que les saldría mucho más caro. Y además tendrían que pagar los costes de importación que ahora no existen.

Según Peter Mandelson, miembro del gobierno y del Partido Laborista, estas tarifas de comercio deberían negociarse país a país, lo que hace imposible saber cuánto duraría el proceso y cuáles serían los efectos. A priori, se prevé un aumento del coste de la importación y de las compras internacionales, hasta que se consiguiera negociar esas nuevas tarifas. Por ejemplo, a Canadá le llevó diez años negociar e implementar un tratado con la Unión Europea. Y por supuesto, en este apartado también entra en juego el IVA (el Impuesto del Valor Añadido). En este caso no se puede calcular el efecto que va a tener en los precios el cambio de las tarifas de las tasas y también dependerá de la negociación individual con cada país.

#voteremain #eu #eyyou

Una foto publicada por Claire Barrow (@claire_barrow) el

Y tampoco hay que olvidar que los ciudadanos británicos podrían perder los derechos de los consumidores que garantizan las directivas de la EU. Estas directivas han sido diseñadas para defender los derechos de los consumidores dentro de la Unión, pero ¿qué pasa si los ciudadanos británicos apoyan el Brexit Lo normal es que sus compras en tiendas online fuera del país no tuvieran las mismas garantías que antes.

3.- Sería un importante obstáculo para el crecimiento de la industria.

Formar parte de un mercado globalizado es importante para cualquier empresa y en opinión de expertos en el mundo de la moda como Gavin Haig de la firma Belstaff el Brexit supondría una barrera importante para cualquier negocio, especialmente a la hora de atraer inversiones y facilitar la creación de empleo, las marcas se verían obligadas a pagar más para vender sus productos fuera de sus fronteras, lo que a la larga incrementaría sus precios finales y sus posibilidades de crecer.

El sector de las firmas de lujo británicas también ha entrado en el debate del Brexit y cada vez son más las voces que se alzan contra la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

4.- También para la industria de la moda española.

Inditex y Mango, dos de las compañías españolas con más presencia en Reino Unido se verían muy afectadas en el caso de triunfar el Brexit. Entre ambas compañías tienen 160 establecimientos en el país y las consecuencias económicas podrían ser un duro golpe. Ya no sólo por la secuela más directa, la devaluación de la libra esterlina y la merma lógica en el poder adquisitivo de los ciudadanos británicos y la consecuente bajada de ventas que ya hemos mencionado, sino porque afectaría a las inversiones de estas compañías. Por ejemplo, Pontegadea, la sociedad a través de la cual Amancio Ortega controla Inditex, ha invertido en inmuebles de muchísima cuantía en Londres. Una devaluación de la moneda inglesa bajaría el precio de estos edificios y supondría importantes pérdidas para la empresa.

La amenaza está ahí y por eso Pablo Isla, presidente y consejero delegado de Inditex ya ha expresado claramente que está a favor de la integración y la unión frente a la debilidad que supone una amenaza como el Brexit.

5.- Sería más difícil contratar talento.

El talento puede encontrarse en cualquier rincón y en un mundo sin fronteras es fácil poder contar con él. Pero para la industria de la moda, el Brexit no sólo supondría un obstáculo a la hora de contar con dicho talento con facilidad. También supone una pérdida importante de subvenciones para esos estudiantes con talento que llegan desde fuera de Reino Unido. Por ejemplo, el prestigioso MA de la Central Saint Martins hasta ahora cuesta lo mismo para un ciudadano británico que para uno de la Unión Europea, mientras que para estudiantes internacionales puede llegar a costar diez mil libras más.

Captura De Pantalla 2016 06 21 A Las 11 31 58

Con el Brexit todos esos ciudadanos europeos dejarían de estar protegidos y pasarían a pagar más, lo que supondría que la industria de la moda de UK se perdería muchas jóvenes promesas.

✌�️ �� �� 'no man is an island, no country by itself' #votestay #remaincampaign #eureferendum2016 #europe

Una foto publicada por Olivia Charlotte Kennedy (@oliviacharlotte_k) el

6.- Y viajar al exterior.

Y para nada es una tontería. Simplemente, pongámonos en el lugar de todos esos periodistas y profesionales del mundo de la moda que tienen que viajar constantemente a capitales europeas para asistir a los shows y presentaciones de moda, a las pasarelas, etc. O a las modelos que tienen que viajar constantemente para hacer su trabajo. O de los profesionales que trabajan para compañías internacionales y se mueven a menudo de una sede a otra. Con el Brexit perderían parte de esa libertad para moverse libremente por toda Europa e incluso habría compañías aéreas británicas que no podrían hacer volar aviones desde París hasta Milán hasta que las autoridades de su país no negocien nuevos acuerdos.

16unbuttoned Web3 Master675

7.- Se perderían importantes subvenciones.

Son muchísimos los organismos e instituciones relacionadas con la moda británica que reciben subvenciones para seguir desarrollando su labor. Por ejemplo, el London College of Fashion es uno de los beneficiarios de fondos por parte del ERDF (The European Regional Development Fund) , para esponsorizar proyectos que ayudan a los diseñadores a crecer, mejorar la innovación en la industria y su potencial comercial. Pero no es el único organismo relacionado con el mundo de la moda británica que recibe fondos. También lo hace el British Fashion Council, el organismo sin ánimo de lucro que organiza la London Fashion Week, entre otros eventos relacionados con el sector. Estamos hablando de hasta cinco millones de libras de subvenciones en los últimos años. O en otras palabras: el empujón definitivo que necesitan muchos diseñadores, estilistas y profesionales de la industria.

En Trendencias|El pacto de precios de las agencias de modelos: la mano negra de la industria de la moda (al descubierto)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir