Publicidad

La patronal de la moda española asegura que el 'brexit' duro provocaría que muchas empresas abandonen el Reino Unido

La patronal de la moda española asegura que el 'brexit' duro provocaría que muchas empresas abandonen el Reino Unido
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Es un escenario que nadie quiere, pero que entra dentro de lo posible si los parlamentarios británicos siguen sin ponerse de acuerdo. El 29 de marzo es la fecha límite. Si Westminster no acepta la propuesta que la primera ministra acordó con la Unión Europea para una salida ordenada, o retrasa esta (algo que de momento se niega a hacer), Reino Unido abandonará el mercado común por las bravas. Y nadie sabe muy bien qué hacer ante un panorama como este.

Reino Unido es, tras Portugal e Italia, el país de Europa donde las marcas de moda española tienen más tiendas, situadas sobre todo en Londres. Y es que, aunque la capital británica tiene una importancia relativa en volumen de negocio –debido a los pequeños márgenes que dejan unos alquileres tan costosos–, tiene un enorme peso simbólico.

Como explica a Trendencias Eduardo Zamácola, presidente de la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex) y consejero delegado de la firma de moda infantil Neck&Neck, Londres es una “capital de consumo brutal”, un escaparate para darse a conocer a personas de todo el mundo.

Londres es una “capital de consumo brutal”, un escaparate para darse a conocer a personas de todo el mundo

Inditex, por ejemplo, tiene 112 tiendas en Reino Unido (68 de ellas Zaras). Se trata de una cifra pequeña teniendo en cuenta que tiene más de 7.000 establecimientos en el mundo. Pero, aunque sus ventas en el país representan solo en torno al 3 % del total del grupo, mantiene un Zara junto a los grandes almacenes Harrods (cuyo alquiler es a buen seguro desorbitado) y tiene varias tiendas en Oxford Street, que sigue siendo una de las principales arterias comerciales del mundo.

Mango tiene 46 puntos de venta en Reino Unido, 12 de ellos en Londres, donde abrió el último establecimiento en noviembre, y la compañía insiste en que su apuesta por el mercado británico, que es el séptimo de la firma en volumen de mercado, “sigue siendo muy firme”.

Mango Londres Tienda de Mango junto a la catedral de St. Paul.

Incertidumbre en el sector

Sin duda Londres es un lugar importante para dar visibilidad a las marcas, pero Zamácola cree que un brexit duro podría empujar a muchas empresas a abandonar estas plazas.

“El precio soporta cierto incremento, pero no mucho, porque los británicos pueden comprar los productos que se vende en España por internet”, explica el presidente de Acotex. “Cualquier coste adicional, como un arancel, conlleva una bofetada impresionante y mucha gente va a salir de aquí”.

Parece que nadie ha valorado realmente la posibilidad de una salida sin acuerdo, cuyo impacto real se desconoce

En 2017, con motivo del primer aniversario de la celebración del referéndum en el que los británicos votaron abandonar la Unión Europea, la patronal europea de la industria del textil y de la confección (Euratex) aseguró que un brexit duro pondría en jaque al menos 33.700 puestos de trabajo en el sector.

Reino Unido es el tercer mayor socio del sector europeo y, aunque las empresas se han ido preparando en estos últimos años para su salida, parece que nadie ha valorado realmente la posibilidad de una ruptura sin acuerdo, cuyo impacto real se desconoce.

En opinión de Zamácola el sector ha seguido actuando de forma normal respecto a las tiendas que ya tenían abiertas en Reino Unido, pero el brexit sí ha afectado a los planes estratégicos: “Estamos invirtiendo en Francia o Italia y en Reino Unido estas decisiones se están posponiendo. La situación en España es complicada. No están creciendo las ventas y los márgenes están disminuyendo. No estamos como para asumir riesgos en el panorama internacional”.

La situación, sin duda, es complicada, pero mientras no se sepa a ciencia cierta cuál va a ser el desenlace del brexit, las marcas consultadas –Mango, Zara, Desigual, Pronovias...– prefieren responder con un escueto no comments. Y es que nadie sabe lo que va a pasar.

Imágenes | Stephen Percival/Raphaël Chekroun

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir