Compartir
Publicidad
Publicidad

Del triunfo del hijab deportivo al despertar de la moda musulmana a nivel global

Del triunfo del hijab deportivo al despertar de la moda musulmana a nivel global
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras el lanzamiento del hijab deportivo de Nike, muchas voces se alzaron tanto a favor como en contra. A favor, porque permitía integrar a las mujeres musulmanas en el deporte, y en contra porque se sigue viendo como un símbolo de subyugación de la mujer en los países árabes. Sin embargo, lo que está claro es que el hijab deportivo es una tendencia al alza, que ha triunfado en todo el mundo y que es solo la punta del iceberg en cuanto a moda musulmana se refiere.

Además de Nike, muchas otras compañías se han unido a lanzar hijabs de competición que sean seguros para las atletas y en las Olimpiadas de 2012 y 2016 vimos a muchas mujeres competir con hijab. Pero la moda musulmana va mucho más allá de los looks deportivos.

Hoy en día, el negocio de la moda musulmana es una lucrativa industria global, con países como Indonesia, Malasia o Turquía liderando el consumo de moda fuera de los países occidentales. Según un informe de La Economía Global Musulmana, el crecimiento del gasto en ropa y calzado de los consumidores musulmanes se ha incrementado un 11,9% en los últimos tres años y alcanzará los 488 mil millones de dólares en 2019.

De todas formas sigue siendo controvertido usar el término "islámico" para la moda. En teoría, el hijab sirve para distraer la atención del cuerpo, mientras que los desfiles de moda, por muy islámica que sea, centran la atención en las modelos y en sus cuerpos. Así que para cumplir con los preceptos islámicos, los fabricantes de moda intentan cubrir siempre la cabeza de alguna manera, aunque usen colores y diseños según las últimas tendencias de moda.

El motivo de este incremento en las ventas se debe, por un lado, al incremento de la población musulmana, pero sobre todo, a que las generaciones más jóvenes prefieren comprar moda más fashionista y tienen una mayor capacidad de gasto. Antes compraban en Occidente y ahora prefieren comprar moda de diseñadores de moda musulmanes. Si la industria de la moda pensaba que la moda no interesaba en los países musulmanes, estaba muy equivocada.

Vía | Quartz Media

En Trendencias | Nike lanza el Pro Hijab, un velo técnico para atletas musulmanas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos