Publicidad

La difícil convivencia entre modelos

La difícil convivencia entre modelos
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

A menudo se retrata la vida de las modelos como un mundo lleno de lujo y glamour, viajes en primera clase y reconocimiento internacional, pero todos los que se dedican a esa profesión saben que tras esa bonita fachada existe una trastienda llena de competitividad, inseguridades y envidias.

Esta trastienda fue retratada en la serie de Tv “The Beautiful Life”, cuyo argumento se centraba en la convivencia, en un piso compartido, de varias modelos que empiezan su carrera en la ciudad de Nueva York. Producida por Ashton Kutcher y protagonizada por Mischa Barton, la serie fue cancelada por su baja audiencia, pero desde sus primeros capítulos retrató de manera fiel la complicada vida entre modelos, que al fin y al cabo compiten profesionalmente por el primer puesto en el ranking.

¿Cómo es esta convivencia?

elitemodellook2009-finalists.jpg

Las modelos nacen en Madrid, París, o incluso en Castilleja de la Cuesta. Son fichadas desde las más variopintas agencias, y desde allí, se lanzan a recorrer mundo con la esperanza de ser captadas para desfilar en NY o protagonizar la próxima campaña publicitaria de Chanel. Mientras esa oportunidad llega, deberán patearse las principales capitales a base de castings. ¿Dónde duermen?

La mayoría de las grandes agencias disponen de una lista de apartamentos que son alquilados por días o meses. El coste de estos alojamientos es imputado a cada una de las chicas, y descontado de sus trabajos una vez facturados. Las que empiezan, de menor poder adquisitivo, son alojadas compartiendo piso e incluso habitación.

De este modo, entre ellas inician una convivencia asimilable a la que ocurre en los pisos compartidos de estudiantes: las horas puntas en el baño, qué cadena de TV elegir, las discusiones a ver quién ordena y/o limpia el espacio común…y lo más temido: las visitas de novios/novias y ligoteos que añaden aún más tensión a esta convivencia entre pasarelas, editoriales de moda y fiestas de ensueño.

Las anécdotas de estas estancias se suceden, al fin y al cabo se trata de gente muy joven que por primera vez sale de casa: fiestas al más puro estilo “universitario”, algún que otro problema por beber más de la cuenta, visitas inesperadas de padres y novios a los que esconder e incluso alguna experiencia traumática por la tensión acumulada y las depresiones por estar lejos de casa. El único consuelo para todas ellas es empezar a ganar dinero con rapidez para dejar estos piso compartidos y poder gozar de un poco de independencia.

En Trendencias | Las supermodelos son Duran Duran
En Trendencias | Kate Moss tiene competencia: su hermana modelo de 13 años, Lottie Moss

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir