Compartir
Publicidad

Los tres vestidos de novia de Charlene Wittstock. ¿Qué opinas sobre ellos?

Los tres vestidos de novia de Charlene Wittstock. ¿Qué opinas sobre ellos?
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya han pasado dos días de la Boda Real de Mónaco, y se sigue hablando de la cara de tristeza de la novia, opinión a la que me uno.

Pero como en Trendencias lo que nos gusta es analizar vestidos y looks, quiero compartir con vosotras mi opinión de los tres estilismos escogidos por su Alteza Serenísima la Princesa de Mónaco, después de observar con tranquilidad los tres vestidos lucidos en los dos días de su bodas civil y religiosa, y la fiesta posterior.

gtres_u140392_0111.jpg

Para la ceremonia civil Charlene escogió un poco o nada acertado traje de falda-pantalón de gasa, cuerpo de encaje y una antiestilosa chaqueta de manga larga con acabados en encaje, todo en azul cielo. Un modelo de la firma suiza Akris, la misma que escogió para posar el día que se anunció su compromiso oficial. En mi opinión un desacierto tanto en el color como en la chaqueta, que parecía que le quedaba grande y marcaba aún más sus hombros.

vestido-novia-charlene-monaco-11.jpg

Para el gran día, para su ceremonia religiosa, todos sabíamos que su secreto mejor guardado estaba firmado por Giorgio Armani, un elección perfecta, ya que después de ver con detalle su vestido de novia, el diseñador italiano acertó de pleno en el corte, en el estilo y especialmente en la larguísima cola, propia de una princesa real.

Un vestido precioso y nada barroco, cuyo corte cruzado del escote me fascinó, y a su vez, disimulaba a la perfección su espalda ancha y sus hombros marcados. La falda, con cierto aire minimalista, sólo estaba adornada con una discreta pedrería bordada que le aportaba el toque sofisticado preciso.

gtres_u140443_0031.jpg

Y para concluir, el tercer y último vestido, el escogido para lucir en la fiesta posterior a la boda, la ex-nadadora apostó también por el blanco, para su vestido largo de noche, con pedrería y discretos volantes en la falda, también firmado por Amani Privé. Elegante, sofisticado y glamouroo, propio de una espectacular noche en Mónaco, le encuentro un fallo, el escote. Para mi gusto, demasiado cerrado. Lo combinó con un regalo de ya su marido Alberto de Móncao, una diadema tallada en diamantes, diseñada por Lorenz Baumer.

¿Cuál es vuestra opinión sobre estos tres estilismos?

Fotos | Gtres

En Arrebatadora| Boda Real en Mónaco
En Embelezzia | Boda Real en Mónaco
En Poprosa | Boda Real en Mónaco

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio