Compartir
Publicidad

¿Por qué tenemos la sensación de que las rebajas de Zara cada vez son peores?

¿Por qué tenemos la sensación de que las rebajas de Zara cada vez son peores?
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer a las 21:00 horas comenzaron las rebajas en Inditex en sus correspondientes Apps y una hora después llegaban a la web. Como no podía ser de otra forma, muchas de nosotras estábamos deseando que llegara ese momento para poder comprar todas esas cosas que ya llevábamos recopilando días en nuestra cesta.

Por ello, en cuanto la alerta de "las rebajas han comenzado" llegó a la pantalla de mi teléfono, esa sensación de ilusión y regocijo, como si de la mañana de Navidad se tratara, me inundó por completo. Sin embargo, la decepción fue la misma que cuando abrías el regalo y, en lugar de encontrar ese juguete que tanto deseabas, encontrabas un jersey de grecas tejido por la abuela.

Expectativas Vs. Realidad

Las rebajas siempre son ese momento lleno de expectativas y, en cierta manera, también de decepciones. Siempre esperamos con ansias que esas prendas que más nos gustan estén rebajadas, a poder ser lo máximo posible, aunque no siempre se cumple. Sin embargo, este año hemos sentido mucho más ese desasosiego.

Cinco eran las prendas que tenía seleccionadas en mi cesta de Zara: dos vestidos, dos pares de sandalias y unos shorts. No era gran cosa, pero conociéndome como me conozco, sabía que algo más caería sobre lo que ya tenía de seguro (soy débil, lo reconozco).

Por ello, lo primero que hice al abrir la App fue ir a la cesta para saber cuánto me iba a ahorrar y cuál sería mi sorpresa, cuando descubro que únicamente uno de los vestidos de mi cesta está rebajado de 29,95 € a 19,99 €, el resto nada de nada.

Zara2

Aun así, con todo el positivismo y predisposición del mundo, decidí darle una nueva oportunidad a la sección rebajas comenzando por los vestidos, donde no pude encontrar nada que me convenciera entre la cada vez más parca selección de prendas con descuentos. Y es que, aún sin tener cifras, como consumidora habitual, cada vez es más patente esa política de salir a rebajas con el menor número de prendas y descuentos posibles.

Prendas de hace tres meses no están rebajadas

Los llamados productos de continuidad cada vez son más numerosos, y más llamativos. Sinceramente, no sé en otras zonas de España, pero en las provincias del norte de Castilla y León, donde yo vivo, os aseguro que unas sandalias en diciembre no te puedes poner si no quieres morir por congelación.

Sandalias Zara

Así, como os comento, igual que las bicicletas, las sandalias son para el verano y en estas rebajas de Inditex son muchas que, llevando más de tres meses en las estanterías, no cuentan con rebajas. Podríamos entender que esos productos que han lanzado la semana pasada no contaran con descuentos, pero no esos otros que llevamos meses viendo y deseando.

De la misma manera, si nos damos una vuelta por la sección de otoño, vemos cómo muchas de las prendas no se corresponden con la realidad (meteorológicamente hablando), y que digan lo que digan, son de verano.

La metereología es la culpable, no nosotros

Vestido Zara

Bien es cierto que este año la meteorología ha hecho mucho daño, tanto que en el mes de mayo, según la Asociación Nacional del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex), las ventas cayeron hasta un -6,2% con respecto a las ventas del año pasado quedando el acumulado en -4,4%.

Todas hemos sufrido hasta hace apenas dos semanas las bajas temperaturas y todas hemos hecho lo mismo: no comprar nada y esperar a rebajas (principalmente porque a ver quién era la valiente que con 8 grados se ponía un vestido vaporoso, salvo que lo hiciese con plumas encima).

A pesar de que este extremo lo entendemos y somos conscientes de que ha hecho mucho daño al comercio, no nos parece justo que seamos los consumidores los que al final paguemos por situaciones que escapan a nuestro control y que, al fin y al cabo, acabarán nuevamente repercutiendo en ellos. Nunca se me dieron bien las matemáticas, pero personalmente, los número no cuadran.

Descuentos de chiste, desapariciones y otras apariciones insospechadas

Igualmente, nos hemos encontrado situaciones hilarantes, como esos descuentos de dos euros.

Sí, existen, y seguro que en tienda veremos muchos de esos etiquetados en los que solo se rebajan céntimos. Igualmente, ya nos hemos encontrado con desapariciones misteriosas dignas de tener a un Paco Lobatón como amigo, ya que hay varias prendas que simplemente ya no están en la web a pesar de que llevamos semanas y meses viéndolas.

Aunque también tenemos la situación contraria de esas otras que aparecen de la nada, de las que no teníamos constancia (a pesar de que llevemos el inventario al completo de Zara) y que nos quieren convencer "que no son productos para rebajas".

Vestido Zara2

Y qué decir tiene de la falta de stock y de cómo muchas, como mi compañera Charlie, han tenido que sudar para poder conseguir eso que buscaban con tanta ansia. Aunque hay otro dato curioso en relación a este tema y es que aun entendiendo que habrá prendas que se agoten rápidamente, luego hay casos dignos de estudio (y de pura estrategia comercial), de aquellas que, sin estar rebajadas son súper deseadas y que se han agotado las tallas igualmente (sí, los shorts de mi cesta, por ejemplo).

Pijamas de invierno en rebajas, los bikinis de Oysho no

En este punto, os diré que mi periplo continuó por las Apps de Inditex, nuevamente cargada de buenos sentimientos. Así que decidí que era el momento de comprar algún bikini y bañador de Oysho. Para mi sorpresa, la mayor parte de estas prendas tampoco están rebajadas y qué queréis que os diga, nuevamente en diciembre no veo vender muchos bañadores junto a los pijamas de franela...

Oysho

Así, después de dos webs, con la moral minada y un plato de espaguetis de consolación después (algo había que hacer con tal desazón), decidí apagar el teléfono y no comprar nada, ni siquiera el vestido rebajado de mi selección con el que además tendría que pagar gastos de envío porque no supera los 30 € (salvo que lo recogiese en tienda, claro).

Eso sí, por contra os comentaré que quizá sea el momento de aprovechar para comprar cosas de cara al otoño. Y es que sí podemos encontrar una selección de botas y botines , incluso de prendas de exterior. Quizá podríamos anticipar, aunque de estrenarlo ni hablamos.

Conclusión, este año Amancio me ha decepcionado enormemente aunque ya viene siendo una costante, francamente, se me ha quedado el mismo gesto que a la modelo de la portada. Claro que mi economía se lo agradece, las cosas como son. A pesar de todo, sé que lo volveré a intentar, que me plantaré de nuevo en una tienda física y comenzaré con un nuevo episodio de la aventura de las rebajas.

En Trendencias | 20 chollos de la talla XXL de Zara para comprar en rebajas por menos de 20 euros

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos