Publicidad

Gucci lo vuelve a hacer: después de ser acusados de racismo por un jersey, la apropiación cultural llama a la puerta con un turbante de la misma colección

Gucci lo vuelve a hacer: después de ser acusados de racismo por un jersey, la apropiación cultural llama a la puerta con un turbante de la misma colección
1 comentario

Publicidad

Publicidad

No está siendo el mejor año para Gucci en lo que respecta a su imagen pública. Si en febrero la firma de lujo italiana fue acusada de racismo por un jersey de color negro con pasamontañas que,  al incorporar unos labios rojos, recordaba a la práctica del "blackface", ahora ha sido señalada por apropiación cultural.

La prenda pertenece a su colección de Otoño-Invierno 2018/2019 y se trata de un turbante como los que visten los sijs, los seguidores de una de las religiones indias. 

El problema residiría en que, además de estar Gucci lucrándose con la venta a casi 700 euros de un accesorio que es un artículo sagrado para los seguidores de dicho culto y que ha sido motivo de discriminación, en la pasarela fueron modelos caucásicos los que desfilaron con él.

La coalición sijista, que vela por los derechos de la comunidad de practicantes, ha denunciado públicamente el hecho explicando que el uso del turbante por parte de Gucci es inapropiado, entre otros motivos, porque "se opone a los valores y ética de la tradición de la que procede. Entre los que se encuentran el servicio, la compasión y la honestidad". 

La casa italiana no se ha pronunciado al respecto todavía pero en febrero se disculpó y retiró el jersey acusado de racismo, y que pertenece a la misma colección que el turbante, rápidamente de las tiendas. Mientras tanto, las críticas y la presión en las redes se multiplican.

Fotos | Gtres.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir