Compartir
Publicidad

Retrospectiva de Marc Chagall en el Palazzo Reale de Milán

Retrospectiva de Marc Chagall en el Palazzo Reale de Milán
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Del 17 de septiembre al 1 de febrero tendrá lugar en el Palazzo Reale de Milán una retrospectiva dedicada a Marc Chagall, el más ecléctico exponente del Modernismo y del Vanguardismo, que fue capaz de atravesar de modo original con su arte todo el siglo XX.

En el Palazzo Reale se pondrán ver aproximadamente unos doscientos cuadros pintados por el artista, que en su gran mayoría provienen de importantes colecciones privadas y de las colecciones privadas de sus herederos por lo que muchas de ellas se podrán ver por primera vez.

Elpaseo

La exposición se ha articulado en secciones que reflejan la cronología en el estilo y en la trayectoria de Chagall a la hora de pintar. Al principio se podrá ver el período pasado en Rusia con las primeras obras realizadas en Vitebsk y San Petersburgo.

A continuación, su paso por París donde entró en contacto con el cubismo, el fauvismo y el simbolismo gracias a Delaxroix, Léger o Apollinaire. El retorno a la madre patria hasta 1921, cuando recibe encargos oficiales para el gobierno soviético, época en la que también fundó una escuela de arte y el Museo de Arte Moderno de Vitebsk.

Elpoetayacente

En el año 1923 volvió a Francia donde se nacionaliza, pero la ocupación de Francia por los nazis le obliga a huir acompañado por su familia a través de España y Portugal.

En 1941, la familia Chagall acepta la invitación del Museo de Arte de Nueva York y se establece en los Estados Unidos el tiempo que duró la Segunda Guerra Mundial a los Estados Unidos, para acabar volviendo a Francia para establecerse definitivamente en la Costa Azul, donde murió el 28 de marzo de 1985 en Saint Paul de Vence.

Lavacaconsombrilla

Marc Chagall siempre fue un artista ebreo. En una época en la que serlo significaba exponerse en primera persona a persecuciones y a arriesgar incluso la vida él decidió revindicar sus raíces culturales, y continuó haciéndolo a lo largo de toda su vida.

Durante su trayectoria entró en contacto con las corrientes más importantes del modernismo pictórico en aquel París justo después de la guerra. A saber: cubismo, fauvismo y simbolismo.

Muy influenciado por el fauvismo, Chagall siempre mantuvo un estilo fiel a sus orígenes como miembro perteneciente a una pequeña comunidad de un pequeño y humilde pueblo.

Sus obras hablan de la vida diaria de los campesinos, de los rabinos y de otros objetos religiosos proyectados sobre sus lienzos siguiendo los preceptos del fauvismo, y parcialmente descompuestos siguiendo las indicaciones del cubismo, en un ambiente cromático importante que ya anticipaba lo que sería el surrealismo.

Pablo Picasso dijo una vez que al morir Matisse, el único pintor que quedó que comprendiese lo que era el color fue Chagall.

Más información | Palazzo Reale Milano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos