Compartir
Publicidad

Parrot Zik, los auriculares inalámbricos diseñados por Philippe Starck

Parrot Zik, los auriculares inalámbricos diseñados por Philippe Starck
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay que ver cómo son las modas. Hasta ahora todos matábamos por unos auriculares que no se vieran. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, han vuelto a ponerse de moda aquellos auriculares grandes que solía usar mi padre cuando se relajaba en el salón de casa oyendo música clásica.

Me han llamado mucho la atención unos inalámbricos diseñados por Philippe Starck. Por lo visto pertenecen a la marca Parrot Zik, y tienen de todo: control del ruido, un panel táctil, sensores de todo tipo, cinco micrófonos y un potente procesador digital de señales. Me los probé y, os aseguro, que experimenté una especie de experiencia sensorial alucinante.

Auriculares

Era como si la música se situase delante - como cuando vas al auditorio a escuchar un concierto. Además, lo han equipado con una tecnología que es capaz de hacer desaparecer el ruido ambiental. Realmente no me había dado cuenta de todo el ruido que nos rodea en nuestro día a día hasta que dejé de oírlo.

Pero lo más alucinante fue lo que me explicó la persona que me estaba atendiendo. Los auriculares van equipados con un sensor situado en la almohadilla del auricular izquierdo que, no os lo perdáis, ¡no sólo detecta, sino que también analiza las vibraciones del hueso de la mandíbula cuando hablamos! Esto sirve para que los auriculares puedan medir el habla antes de que la distorsione el ruido de ambiente. ¡Un auténtico flipe!

Parrot

Estos auriculares inalámbricos han sido diseñados como una extensión a los smartphones. El acceso a las funciones de su panel es también muy intuitivo. El volumen se gradúa moviendo un dedo verticalmente por la superficie del auricular derecho. Para pasar de una canción a otra, hay que mover el dedo de forma horizontal. Si mientras estás escuchando música te llaman al móvil, dando dos toques al auricular derecho, aceptas la llamada. Si mantienes la presión, la rechaza.

Si quieres hacer un momento lilapause, basta con que empujes los auriculares hacia atrás, dejándolos caer alrededor del cuello. No tienes que darle a ningún botoncito. En cuanto te los vuelvas a colocar en su sitio, la música vuelve a sonar.

Inalambricos

A pesar de su diseño sencillo y sin pretensiones estos auriculares inalámbricos parecen haber sido creados para fusionarse con el cuerpo humano, como si fuesen una extensión o apéndice. La superficie es suave y sensual, parecida al cuero y contrasta con el esqueleto de los auriculares que es de metal.

Por lo visto son compatibles con todas las marcas de smartphones y funcionan en audio con Bluetooh o a través de un cable de clavija con conexión a todos los sistemas de audio y vídeo.

Unos objetos que parecen banales por su aspecto, pero que son un objeto sensible, lleno de sensores que parecen fusionarse con el cuerpo para poder escuchar música de una forma absolutamente diferente. Si tenéis ocasión no dejéis de probarlos. ¡A mi me han rechiflado!

Más información | Parrot En Embelezzia | Philips Fidelio E5: surround a la carta para un nuevo sistema de cine en casa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos