Publicidad

Michelle Williams posa con un vestidito en A, estilo Courrèges, para la tercera campaña como embajadora de LV

Michelle Williams posa con un vestidito en A, estilo Courrèges, para la tercera campaña como embajadora de LV
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Michelle Williams protagoniza su tercera campaña como embajadora de Louis Vuitton fotografiada por Peter Lindbergh, que vuelve a repetir. Este famoso fotógrafo de moda ha procurado, en esta ocasión, reflejar a la persona que se esconde detrás de la actriz.

La nueva campaña no se hace eco de ningún nuevo lanzamiento, sino que pone su acento sobre dos modelos de los icónicos bolsos de la firma: el Capucines - un tote bag que se ha convertido por méritos propios en el nuevo Birkin -, y cuya única asa de piel de Taurillon va unida al cuerpo del bolso por dos anillas que se han inspirado en algunos de los modelos de las joyas más clásicas de la maison.

mw_fdp2_left_bd.png

Y una reinterpretación del icónico bolso Lockit, diseñado en 1958, en veau cachemire en color greige con el emblemático candado que inspiró su nombre, que contrasta con los colores pastel (azul cielo, rosa bebé y azul cobalto) del modelo Capucines.

mw_fdp_2_200x245_right_bd.png

Michelle Williams - peinada por Odile Gilbert y maquillada por Angela Levin -, posa de pie delante de un ciclorama de color neutro en gris, vestida con un modelito en A, que recuerda mucho al estilo Courrèges, perteneciente a la primera colección que Nicolas Ghesquière ha diseñado para Louis Vuitton, elegido para la ocasión por Carine Roitfeld.

eternal.png

Mención aparte merecen los botines de cuero y de charol negro adornados con una correa entrecruzada en el tobillo que luce Michelle, cuyo innovador tacón exige un savoir-faire del todo excepcional, y que no tardarán en convertirse, con toda probabilidad, en uno de los modelos más emblemáticos de Nicolas Ghesquière para Louis Vuitton.

Una preciosa campaña cuyo resultado es un combinado explosivo entre fragilidad y fuerza - ¡y no nos referimos sólo a la que proyecta Michelle!-, que es la que los responsables de Louis Vuitton buscaban, y por la que llevan apostando tres temporadas.

Personalmente me alegro mucho por ella, por Michelle y por Matilda, su hija, a quienes la muerte de Heath Ledger debió trastocar en todos los sentidos. Para que luego digan que las grandes marcas del lujo no tienen corazón, ¡pero si hasta acaban de enterrar el hacha de guerra y hacer las paces con Hermès!

En el espacio Louis Vuitton

Más información | Louis Vuitton

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios